Opinión

OPINIÓN: “Yo vi jugar a Kobe Bryant”

Una columna de Roger Valdivieso, comentarista deportivo

El escolta de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, camina por la corte durante un descanso contra los Brooklyn Nets en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, Estados Unidos. 5 de febrero de 2013. EFE/EPA/ANDREW GOMBERT

Por Roger Valdivieso | Feb 03, 2020- 21:19

Cuando conocí a Kobe Bryant, allá por 2005, se le notaba irritado. Los Lakers se hundían en la mediocridad de la era “post Shaq” en la que él permanecía como la figura indiscutible del equipo, pero que no contaba con una plantilla de nivel que le permitiera competir por otro anillo de campeón. Pero la pobre versión de Lakers no impedía que Kobe brillara. Fue la campaña de los sesenta y dos puntos en tres cuartos contra Dallas (Phil Jackson no lo dejó jugar el cuarto período)… y los OCHENTA Y UNO contra Toronto.

Ya para entonces, Kobe era una estrella establecida de la liga. Pero ni la fama ni los anillos ya ganados impedían que él fuera el primer jugador que yo veía al llegar varias horas antes de los partidos en Staples Center. Siempre estaba allí, ensayando su tiro. En alguna ocasión hasta llegué a entrevistarlo en plena cancha mientras lanzaba canastas.

“Kobe, ¿Cómo es que decides la manera que vas a volcar la pelota cuando vas a toda velocidad rumbo al aro?” Kobe, sonriente: “Eso es cuestión del momento, no lo planifico”

Fueron unos 10 minutos de plática. Solo la estrella, el reportero, y el camarógrafo.

Cuando fue mi turno de examinarme para la ciudadanía estadounidense, un abogado amigo me recomendó llevar pruebas de mi trabajo. A la hora de la entrevista, yo estaba MUY nervioso, y el oficial de Migración, un poco serio, me preguntó sobre mi oficio y saqué (entre otras cosas) una foto que me tomé con Kobe.
“¿VOS TRABAJAS CON ÉL?…¡TENES EL MEJOR TRABAJO DEL MUNDO!”

Digamos que la entrevista se tornó mucho más animada a partir de ese punto.

Algunas temporadas más tarde, desde un palco del Staples Center, narré el Juego Siete de las Finales de la NBA 2010. No fue el mejor partido de Kobe, pero entre él, Pau Gasol, Lamar Odom y Ron Artest se las arreglaron para que Lakers ganara un Juego 7 por primera vez en su historia a los Boston Celtics. Kobe era campeón por quinta vez en su carrera.

Kobe solito hacía que valiera la pena el precio de admisión. Verlo jugar era saber que estabas viendo a un fuera de serie, a un irrepetible. Ser considerado entre los mejores de los Lakers en la historia jamás será poca cosa.

Dicen que la muerte llega cuando tiene que llegarle a cada quien. Ni antes, ni después. Pero aun así me queda la sensación de que Kobe aún podría haberle dado mucho al mundo. Más allá de las incontables anécdotas sobre la duela, con apenas 41 años ya no era solamente “el ex jugador”. ¿Cuántos pueden decir que están en entre los 5 mejores anotadores de la historia de la NBA y además se ganaron un Oscar?

Al final solo queda estar agradecido por haber sido seguidor del baloncesto en la era de Kobe Bryant. Cuando estén más grandes, mis hijos me preguntarán y les podré decir “Yo lo vi jugar”

Ah, y Kobe, nunca te lo pude decir: Gracias por la foto.

Foto: Cortesía

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad