El deporte, en el olvido por los candidatos presidenciales

Entre las propuestas ningún candidato ha mencionado al deporte entre sus puntos de llegar a Casa Presidencial

Por César Najarro | Twitter: @cjnajarro

Oct 16, 2018- 14:19

A la fecha, a ningún candidato presidencial le he escuchado una propuesta deportiva para el país, una política nacional que permita ayudar a tantas mentes insanas, violadas, secuestradas, desaparecidas, dañadas por la violencia económica, política y social que viven los salvadoreños.

Ni siquiera les he escuchado una “propuesta” banal, de esas ideas que se suelen lanzar en campaña en las que se promete algo pero no se explica cómo la cumplirán. El deporte acá sigue viéndose como mera actividad lúdica. Es una pena que los candidatos presidenciales, las cúpulas de los partidos, los diputados y sus cientos de asesores no vean en el deporte una oportunidad clave en distintas vías.

De su interés

Diputados recomendarán que el dinero dado a la Fesfut pase a otras federaciones

Dos parlamentarios del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), presentaron un recomendable para reorientar el dinero que INDES daba a la Fesfut

Es cierto que contribuye a la parte lúdica, pero también a la salud. Está comprobado que los países desarrollados invierten muchísimo en políticas públicas deportivas porque es más barato como medida de prevención que tratar enfermedades como la obesidad, artritis, depresión, entre otras.

No ven, no leen los tomadores de decisiones (o no les interesa) que el deporte puede servir para que todo el odio que muchos salvadoreños sienten a diario, por las injusticias que observan o sufren, puede ser canalizado de una manera más sana que pelearse con el vecino, desquitarse con la pareja o con los hijos.

El deporte también permite mejorar las capacidades para aprender, no sólo sobre valores y convivencia, sino en educación formal. Además, los entrenadores pueden jugar un papel clave de formadores en la desmembrada familia salvadoreña .

Lea también

INDES y FESFUT, sean serios

Nuevo estira y encoge entre ambas instituciones, tocan ahora al fútbol playa

Eso sin hablar que, bien planificado y ejecutado, el deporte sirve para crear nuevo tejido social, tan deteriorado por las exclusiones, el desplazamiento forzado, las desapariciones, renta, etc,. Se imaginan torneos intercantonales, intermunicipales, coloniales… de fútbol, ajedrez, baloncesto… entre niños, niñas, adultos mayores, padres de familia… entre todos.

Si bien hay ciertos esfuerzos nacionales, torneos colegiales y universitarios, en el país hay un mundo inexplorado de redes que podrían crearse a través del deporte. En cuerpo sano…

En el mundo

Esta situación no es particular de El Salvador. De hecho, es común en los países subdesarrollados. En términos generales, obviando particularidades muy específicas y casos excepcionales, no en vano los países desarrollados son los que más apuestan a políticas públicas sobre deportes.

Estados Unidos invierte fuertemente en el deporte colegial y universitario, desde la empresa privada pero también desde el gobierno. Alemania relaciona directamente el deporte con espacios públicos y convivencia ciudadana, igual que Chile. En Brasil, la cultura deportiva es impresionante y les permite, por la misma demanda de la ciudadanía (en unos estados más que en otros), una inversión importante en deporte. Quizás porque todos estos países han relacionado al deporte con otras áreas importantes para la vida de la ciudadanía, y para otras áreas fundamentales.
En Estados Unidos, por ejemplo, de manera paralela y de la mano se desarrolla toda una industria que genera billones de dólares al año, que promueve la industria deportiva, la salud y el consumo.

Río 2016, Dream Team, baloncesto

DeMarcus Cousins de Estados Unidos, cobra un tiro libre directo ante China Juegos Olímpicos Río 2016.

En Brasil, está más relacionado a la salud mental y física. Mientras que en muchos países europeos, es una mezcla de las dos versiones anteriores. En algunos países africanos, el deporte no sólo genera esperanza, sino cambios sociales en la medida en que surgen figuras como Mohamed Salah, el egipcio del Liverpool, que, siendo ya millonario por su fútbol, desarrolla múltiples inversiones en capital social en su pueblo natal.

A continuación, retomamos dos casos recientes en Latinoamérica. Marca publicó una nota en mayo de este año sobre las propuestas presidenciales de los candidatos colombianos, firmada por Édgar Pedraza. En ella, si bien es cierto se reflejan las quejas de los cafeteros por la corrupción en las entidades gubernamentales que controlan los fondos (impuestos de los ciudadanos) para el deporte, es interesante observar que habían propuestas no sólo deportivas, sino con una visión más holística y de interrelaciones.

Así, por ejemplo, el candidato Iván Duque, en su momento, promovió impulsar el deporte comunitario con una visión de espacios públicos, apropiación de la ciudad, convivencia ciudadana. Ofertó espacios dignos para la recreacción, parques iluminados, zonas verdes en nuevos desarrollos urbanos a donde se pudieran articular diversas ligas deportivas. Estas, sin tener una visión netamente de producción de jugadores profesionales, servirían también para detectar y desarrollar talento de manera temprana, además de promover la salud física y la lucha contra el sedentarismo.

Le puede interesar

Conoce a los atletas que representan a El Salvador en Barranquilla

Atletas salvadoreños de diferentes disciplinas se encuentran en Barranquilla para representar al país en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018.

Ofreció crear 1,400 centros denominados “Sacúdete”, que tendrían los ejes de salud, cultura, deporte, tecnología y emprendimiento. La visión era, pues, crear lugares de puntos de encuentro para jóvenes y niños, a la vez de permitir una construcción de una nueva ciudadanía en la que se previenen embarazos adolescentes, pandillas y vandalismo, entre otros problemas sociales.

Más limitada, pero al menos con una propuesta, Sergio Fajardo habló de asegurar un presupuesto adecuado y estable para el deporte, y de atacar la corrupción para que el dinero le llegue directamente a los deportistas. A diferencia de Duque, puso un énfasis en el deporte de alto rendimiento como referente o símbolo de una construcción de proyecto de vida digno.

Vargas Lleras propuso en el Coldeportes, el equivalente (guardando las distancias) del Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (Indes) se convirtiera en Ministerio, lo que supone poder invertir más dinero e influir en las políticas públicas. También se enfocó en la seguridad en los estadios. Mientras que Gustavo Petro habló de generar una movilización nacional en torno al de porte, para promover la actividad física y la recreación, con el fin de un mejor uso del tiempo libre y promocionar una vida y competencia sana.

Jorge Quezada, actual presidente del INDES.

En contraparte, en México, el medio El Universal habló en abril sobre la falta de importancia que revestía el deporte para los candidatos presidenciales. “Los candidatos a la presidencia de México tienen olvidado al deporte. En sus propuestas, se encuentran ambigüedades alarmantes o simplemente ni se menciona el tema”, dice la nota firmada por Gerardo Velázquez de León.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad