Fútbol

VIDEOS: Águila le debe a Benji Villalobos el empate ante Alianza

Empató con Alianza, con el que no sumaba ni un punto desde hace 23 meses. Los albos jugaron con un hombre más por 19 minutos. FAS y Jocoro ganaron, mientras que el resto de cotejos terminaron empatados

Foto EDH/ Lissette Monterrosa

Por César Najarro - @cjnajarro | Mar 31, 2019- 18:35

SAN SALVADOR. Eran 9 victorias las que llevaba al hilo Alianza sobre Águila, que se trajo el partido a la capital en busca de mayores ingresos con la taquilla.

Era, en teoría, el partido más atractivo de la jornada, pero lejos estuvo de ello ya en la cancha, sobre todo en un primer tiempo de dientes apretados, pero de pocas ocasiones, y las 2 que armó Alianza, no las supieron aprovechar Irvin Herrera y José Ángel Peña.

Los primeros minutos fueron para el cuadro capitalino, que salió con un 4-4-2 tradicional, con la apuesta de generar desbordes por las bandas, como siempre, con Jonathan Jiménez y Rubén Marroquín, que subían desde la defensa, o con Óscar Cerén, volante por derecha.

Pero Águila lanzó un planteamiento en el que supo presionar arriba y en el medio a su rival, y dejó pocos espacios. En general, marcó bien el conjunto emplumado, aunque las veces que las 2 veces que los agarraron mal parados se salvaron por la falta de puntería de la delantera alba.

Alianza paseaba el balón, pero le costaba tener profundidad. y Águila no disparó entre los 3 postes en todo el primer tiempo. Así era difícil parar esa racha negativa, pero la suerte les acompañaba atrás.

Al 14′, tuvo una clarísima Alianza, luego de un balón profundo de Marvin Monterroza para Jiménez, quien centró perfecto a segundo poste, a donde apareció Herrera solo y su alma. Tenía que poner la cabeza nomás y dirigir el balón a arco para marcar, pero la quiso colocar demasiado y la erró de forma increíble.

Después, el partido entró en muchas imprecisiones y faltas en el medio campo, y apenas insinuaron los 2 equipos en los arcos rivales.

Fue hasta el 40′ cuando volvió a lllegar Alianza. Tras un balón que le quedó a Cerén, este abrió por el costado derecho para Herrera. Águila estaba mal parado y el delantero centró a segundo poste para su compañero Peña, quien cruzó demasiado el remate, en la otra clara de todo el juego hasta entonces.

Despertar
Para la segunda mitad, salió más adelantado Águila y presionó bien arriba, lo que le permitió generar un par de llegadas, pero estas apenas se tradujeron en un remate, y desviado, de Diego Coca.

Alianza reaccionó a partir del 55′, cuando Narciso Orellana filtró un balón para Herrera. En el movimiento, el meta Benji Villalobos quedó perdido, pero el delantero no pudo definir y Edwin Lazo le sacó la pelota y la mandó a tiro de esquina.

Tras ello, llegaron los cambios de Alianza, pero, sobre todo, de sistema. Siguió con 2 en punta, pero con un solo contención, y mandó a Juan Carlos Portillo por izquierda, con lo que Monterroza pasó más al centro. Arriba, Bladimir Díaz sustituyó a Peña.

Con ello, el cuadro albo volvió a tomar la manija ofensiva y a generar, pero lo que ganó en específico fue un par de tiros de esquina. En uno, Henry Romero le ganó a todos por arriba, pero no pudo darle dirección al arco a la bola. Un par de minutos más tarde, probó con un zurdazo Herrera, pero fue fácil para el meta emplumado.
Águila reaccionó de nuevo hasta el 65′ en ofensiva, con un tiro libre de Vergés que buscaba el ángulo, pero el meta Víctor García, hasta entonces un espectador, intervino.

Ya el partido era de ida y vuelta, aunque le faltaba profundidad y claridad. Al 67′, Romero tuvo otra por arriba, tras un centro de “Cabrita” Portillo, pero su cabezazo picado al suelo, le salió justo a las manos de Benji. Similar situación se vivió el otro lado, pero en un tiro de esquina en el que Chigüila cabeceó sin marca, pero a las manos de García.

El partido estaba en su mejor momento en dinámica cuando todo cambió por reclamos al árbitro. Trejo pidió una falta por un agarrón de camiseta del albo Díaz sobre Rodríguez (aunque en realidad ambos se tomaron). El defensor vi amarilla y siguió reclamando, con lo que el réferi le mostró la otra tarjeta y lo expulsó (71′).

Se quedó Águila para la contra y Alianza intentó irse con todo encima, pero siempre le costó generar. Tuvo una más o menos clara al 79′, en un centro de Cerén para Díaz, pero su cabezazo se fue por arriba. En la siguiente acción, el cuadro emplumado armó una contra tras una gran jugada de Coca, quien dejó a 2 rivales y centró a primer poste para Acosta, pero le estorbaron en el remate Romero y Marroquín.

Ya en el tramo final, Olivera probó con un potente remate que le dobló la mano a Villalobos. La bola buscaba portería y llegó a cabecearla Díaz, pero le estorbó Polío y el colombiano la mandó afuera. Y a 4 minutos del final, el travesaño le negó su gol a Jonathan Jiménez, quien sacó una línea de larga distancia cuando nadie lo marcó.

No encontraba la llave Alianza, que la tuvo 2 veces después. Rubén Marroquín se coló hasta la cocina y centró para Cerén, pero Villalobos se vistió de héroe y le tapó el remate a este y el contrarremate a “Cabrita”.

Ya en el tiempo añadido, se escapó Polío y lo bajó Mancía, lo que le dejó una ocasión a Águila, pero en el tiro libre, el meta García desvió el remate de Rodríguez.
Al final, un 0-0 con el que no cambia nada arriba. Alianza sigue súper líder. Águila, al menos, paró la racha de derrotas consecutivas ante los paquidermos.

El resto de juegos

A paso lento, pero seguro. Esa puede ser la consigna de Club Deportivo FAS, que encontró su tercera victoria de manera consecutiva en el torneo, a costa de Municipal Limeño, con marcador de 2-1, en un partido de defensas contra ataques.

Los tigrillos, locales en Ahuachapán ante un regular marco de aficionados, tuvieron un partido incomodo ante un cuadro santarroseño que se hizo muy compacto en su mediocampo defensivo y evitó que la labor del juvenil Marvin Aranda y David Rugamas se mostrara efectivo.

Si bien la constante del partido fue un FAS con la posesión del balón, llevándola de lado a lado de la cancha, donde el trabajo de los volantes destructivos era importante para frenar los ataques, lo que potenció el juego subterráneo, principalmente en la segunda parte.

En tanto Jocoro remontó y se llevó la victoria, con un tanto postrero que lo ayudó anímicamente, y le sirve para seguir pagando los puntos de castigo. Pasaquina la tuvo, pero se le escapó

No se dio por vencido. Jocoro no quitó pie del acelerador y, más que tirar la toalla, se animó a buscar el partido. No tenía nada que perder, y terminó ganando (2-3) a domicilio a Pasaquina.

El partido tuvo de todo. La remontada de los burros, dos expulsados y, de nuevo, el resurgir final que logró Jocoro, para revivir y llevarse el triunfo. Pero cada equipo tuvo su momento, reflejado en el marcador y en la actitud individual de algunos jugadores o de los errores de los porteros.

Chalatenango y Audaz tuvieron para hacer goles, pero la puntería no estuvo afinada.

El Chalatenango llegó a su quinto partido consecutivo sin perder, con lo que le alcanza para estar en zona de clasificación. Sacó un punto valioso contra Audaz, tras empatar 0-0. Los coyotes también tuvieron una oportunidad importante al 85′, pero la definición es un tema a trabajar.

Los coyotes, motivados por la clasificación a la final de la Copa El Salvador al dejar en el camino al Jocoro, seguían jugando en casa, ante una cantidad discreta de aficionados, pero con la convicción de quedarse con los tres puntos ante un cuadro norteño que vive un buen presente en lo deportivo, pero en lo administrativo se están poniendo al día.

Sin salir a especular, los vicentinos buscaban la revancha, ya que en la primera vuelta, los duros los derrotaron 1-0 en el Gregorio Martínez. Un triunfo local les daba vida porque se acercaban a los puestos de clasificación.

Por último, Firpo remontó y empató en Las Delicias ante un Santa Tecla que no logró sostener la ventaja. Luis Ángel Firpo la pasó mal en Las Delicias y estuvo a punto de perder, pero sacó un empate que sabe a victoria de la casa del campeón nacional, un 1-1 que le sirve en su afán de sumar y salvar la categoría.

Los toros entraron a la cancha con mucha presión, por el triunfo de Sonsonate sobre Metapán, que puso al rojo vivo la lucha por no descender a Segunda. Sabían, además, que la última visita a Las Delicias no era un recuerdo agradable para los toros, pues cayeron 3-0, con doblete de Diego Chávez.

Firpo la pasaba mal, pero seguía vivo. Hasta que se le cayó la casa al 76′: una falta de Zavaleta por derecha provocó un tiro libre, que luego cobró Barahona, y al servicio le entró de cabeza Soto, tranquilo y sin marca alguna, para definir el 1-0.

Después hubo un momento de angustia, cuando el firpense Ronald Pérez chocó con un rival al 78′ y quedó en el piso. Tuvo un fallo respiratorio y lo sacaron en camilla hacia un centro asistencial.

Los usulutecos intentaron emparejar con más corazón que fútbol, pero no hallaban por dónde. Hasta que al 90′, en un tiro libre, Menjívar la prendió de volea dentro del área para revivir las esperanzas pamperas.

El brasileño Tello, que había entrado de cambio, tuvo para definir el partido en un contragolpe al 90+2, pero no pudo con Almeida. Punto sufrido para los toros.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad