Fútbol

Miguel Seminario, otrora delantero de Firpo: “Le dimos al equipo su primer título de liga en 66 años”

Miguel Seminario fue un futbolista peruano destacado en el primer título de liga para Firpo, en una entrevista recordó con mucho cariño al club y a El Salvador

Foto: Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/https://tinyurl.com/y9sdhaxr

Por Robbie Ruud | May 10, 2021- 12:07

Miguel Armando Seminario Alama fue un futbolista peruano de notables pergaminos dentro y fuera de su país. Seminario, forjado en su juventud por Sport Boys, recaló en Firpo para la temporada 1989/1990 de la Primera División de El Salvador.

En Firpo anotó varios goles en un equipo que tenía varias estrellas línea por línea. En ataque, Seminario compartió con “Toninho” dos Santos (Antônio Teodoro dos Santos Filho), Iván “Diablo” Ruiz y Edgar “Kiko” Henríquez.

Seminario también jugó en Atlético Marte en la campaña 90/91. Ahí tuvo una competencia más dura en la sección ofensiva del equipo azul bandera, ya que tuvo que pelear un puesto con José “Mandingo” Rivas, Nidelson Silva De Melo (Nenei), Mario Figueroa y Wil Huezo. Varios pases a gol se los dio ahí Agustín “Chochera” Castillo.

“De Tiro Libre” es un espectacular canal de fútbol en YouTube que recoge las historias de varios exfutbolistas peruanos, un espacio dedicado para los aficionados al fútbol con la más intensas de las pasiones.

Pues en De Tiro Libre fue entrevistado Miguel Seminario, quien hizo un repaso por su carrera con curiosas anécdotas y datos inéditos sobre su persona. Entre esas memorias saltó, por supuesto, el título obtenido con Luis Ángel Firpo, el primero del palmarés liguero del equipo más famoso de Usulután.

Seminario, pese a fallar en la tanda de penales ante el durísimo (y ya extinto) Cojutepeque; terminó celebrando a sus compañeros pamperos, algo que nunca olvidará.

Foto: Imagen de carácter ilustrativo y no comercial/https://tinyurl.com/6mvuh58

Y con ustedes, en primera persona, Miguel Seminario:

“En El Salvador fue algo especial. A mí me llaman para irme para el país centroamericano porque yo estaba de goleador en Sporting Cristal. Una persona quien se contacta conmigo para que me busquen, este señor quien descanse en paz, Sergio Torres, millonario en El Salvador, tenía un equipo, Luis Ángel Firpo y estaba mirando un partido, el de Sporting Cristal. No sé si ese día metí dos o tres tantos y yo ya era el goleador del campeonato. El hombre cuentan que miró y dijo ‘a ese lo quiero’ ‘búsquenlo en Perú y me lo traen’.”

“Se comunicaron conmigo, hablé con él, en el teléfono fijo. Me llama don Sergio y me dice: ‘Hey cabrón’, como mexicano (risas) con palabras como ¡puta!; ‘quiero que vengas acá’, como si me conociera, como si fuera su empleado (risas). ‘Quiero que vengas acá, a esta mierda, a hacer goles. Quiero que seas el goleador de Firpo’. Yo le digo, disculpe, no entiendo. ‘Yo soy el señor Sergio Torres, yo quiero que te vengas mañana a El Salvador y te voy a mandar tu pasaje’. Le respondí que tenía que pensarlo porque yo me estaba yendo para Ecuador, para el Técnico Universitario. ‘No, yo te quiero acá, te voy a mandar a mi hijo’. El hijo Juan me llamó, fui, y arreglé con ellos porque me dejan un dinero”.

“En la primera semana en El Salvador, habíamos puesto las maletas, cenamos y empieza una lluvia tremenda en el Hotel Siesta. Los rayos, pla, pla, dije ¡nos vamos! pasé la noche asustado. Al otro día un gran calor, paseamos, y la experiencia es que llegamos a un equipo donde nos atendieron muy bien. Yo era considerado uno de los mejores extranjeros. Fui goleador del equipo, campeonamos. Un equipo que en 66 años nunca había campeonado. Dimos con los compañeros el primer campeonato de Firpo en El Salvador”.

“Hay unas anécdotas que tengo con el dueño porque cobré un premio de goleador, la otra mitad, hasta que fui campeón (Risas). Muchas cositas que pasaron, estuve muy contento. Llegamos en un tiempo de guerrilla. La comida peruana es única, allá es la pupusa, frijol frito, el huevo y la tortilla. ¡Ah! y el Pollo Campero, tipo fritura. La comida que preparaba también mi esposa, quien ya falleció, con algunos condimentos, la recuerdo; esa era la tradición allá”.

“También tratábamos de pasarla lo mejor posible, íbamos a la playa porque el conflicto estaba duro, la guerrilla era contra el gobierno y los militares. Tras ser campeón con Firpo me fui a cumplir el pre-contrato con el Macará en Ecuador. Luego me regresé a El Salvador para jugar al Atlético Marte con la ‘Chochera’ Castillo”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones