Miércoles 16 de junio
Terremoto sacude a México

Un terremoto que remeció ayer gran parte de la región central de México, dejo un saldo preliminar de ocho muertos y cientos de heridos, dañó edificios históricos e hizo que decenas de miles de personas salieran a las calles presas del pánico

MEXICO DF

SERVICIOS CABLEGRAFICOS.-

México fue sacudido ayer por un terremoto de 6.7 grados en la escala de Richter, que dejó ocho muertos y serios daños en el estado central de Puebla, según autoridades del estado y reportes radiofónicos.

El terremoto, que se registró a las 03:41 de la tarde hora local (14:41 hora salvadoreña), tuvo su epicentro en Huajuapan de León, en el norte del estado de Oaxaca a unos 220 kilómetros de la ciudad de México, según el sismológico local.

El gobernador de Puebla, Melquiades Morales, confirmó la muerte de dos personas en la capital poblana, ubicada a 100 kilómetros al este de la capital mexicana y con una población de 1.2 millones de habitantes.

La ciudad de Puebla se reportaba como la zona con mayores daños, especialmente en el centro histórico.

"Tenemos dos muertos en la ciudad de Puebla y la caída de un edificio de departamentos en el centro de la ciudad. Afortunadamente ahí no hubo lesionados", informó Morales al presidente Ernesto Zedillo a su arribo a Huejotzingo, a 20 kilómetros de Puebla, capital del estado del mismo nombre.

"También se cayeron las torres de la iglesia de San Agustín, afortunadamente no hubo hechos lamentables (...) algunos edificios antiguos sufrieron daños", agregó.

El gobernador estatal también reportó dos muertos en San Mateo Ozolco, aunque algunos medios de comunicación se referían a tres personas que fallecieron aplastados por el derrumbe de una iglesia del pueblo, ubicado a 30 kilómetros al sur de la ciudad de Puebla.

Morales también informó de un muerto en el pueblo de San Nicolás de los Ranchos, en los alrededores de Puebla, mientras que la cadena Radio Red difundió reportes del presidente municipal de la población de Palmar de Bravo, donde dos niños fueron aplastados por una barda que se derrumbó.

Estado de emergencia

Zedillo declaró estado de emergencia en la zona e inmediatamente regresó de un viaje en Cancún, en el sureño estado de Quintana Roo, donde tenía programado inaugurar la noche del martes un foro de negocios.

Palmar de Bravo se encuentra entre las poblaciones de Tecamachalco y Tehuacán, cerca del estado de Veracruz, mientras que Ozolco se ubica a 15 kilómetros de Cholula, en Puebla.

Tras su llegada a Huejotzingo, el presidente Zedillo inició un recorrido en helicóptero por el estado de Puebla.

"Le he ordenado de inmediato al secretario (ministro) de la Defensa que instrumente de inmediato el plan DN3 (de emergencia)", dijo el mandatario en una improvisada conferencia de el aeropuerto de Cancún antes de viajar hacia Puebla.

"El estado de Puebla es el más dañado. No tenemos cifras de muertos todavía, en estos momentos, aunque hace un momento me decían que en la ciudad de Puebla se reportaba una persona muerta", agregó Zedillo.

El presidente también informó que estaban camino a Puebla el secretario de la Defensa Nacional, Enrique Cervantes; el de Gobernación, Diódoro Carrasco; y el de Comunicaciones y Transportes, Carlos Ruiz Sacristán, además del director general de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub.

Protección Civil de la secretaría (ministerio) de Gobernación (Interior) informó que en la capital poblana se colapsó un corredor del palacio municipal.

Antes, la Cruz Roja de Puebla confirmó unos 200 lesionados.

"Tenemos conocimiento de por lo menos 200 personas lesionadas (...) las lesiones van desde una crisis por estrés hasta fracturas", dijo Alejandro Soto, director general de la Cruz Roja de Puebla.

El terremoto se sintió en varios estados del país donde se vivieron escenas de pánico. En la ciudad de México se sacudieron los vidrios y los empleados en diversas oficinas salieron de los edificios a las calles.

Una magnitud por encima de 6.0 grados en la escala de Richter puede causar severos daños, mientras que una de 7.0 representa un gran terremoto capaz de provocar importantes y muy fuertes daños.

Ningún daño serio se informó de manera inmediata en la capital mexicana, donde al menos 10.000 personas murieron durante el terremoto de 1985, cuya intensidad fue de 8,1 grados en la escala de Richter.

Recuerdan tragedia

Por casi dos largos minutos, millones de residentes de la Ciudad de México se vieron forzados el martes a revivir el 19 de septiembre de 1985, cuando un terremoto azotó la capital del país y mató a hasta 10.000 personas.

Aunque el sismo del martes registró una fuerte magnitud de 6,7 grados en la escala Richter, no causó daños serios, pero reabrió heridas emocionales y sacó a miles de personas llenas de pánico a las calles.

Los recuerdos de 1985 llevaron a Susana Marín, madre de dos niños, a un temor ciego en su hogar en el sureño sector capitalino de Coyoacán.

"Lo primero que se te vienen a la cabeza son los recuerdos.

Yo trato de no acordarme nunca, si me acuerdo me pongo muy mal", dijo Marín.

Poco después del sismo de media tarde, cuadrillas de trabajadores salieron a las aceras del céntrico Paseo de la Reforma, para observar los altos edificios en busca de cuarteaduras o de objetos en peligro de caer.

En cuestión de minutos, la policía bloqueó las calles principales para permitir solamente el paso a ambulancias y trabajadores de emergencia para recoger a los oficinistas que, a pesar de no sufrir daños físicos por el sismo, temblaban y sudaban de miedo.

"No hay heridos, es pura crisis nerviosa. La gente ya está bastante sensibilizada por lo del 85", dijo el voluntario de Protección Civil Juan Dávila, quien asistió en el interior de ambulancias a sus colegas de una céntrica oficina bancaria.

Un recuerdo latente

El terremoto que sacudió a la Ciudad de México en 1985 fue de 8.1 grados en la escala abierta de Richter.

En ese entonces, mucha gente fue aplastada por edificios que se derrumbaron, incluyendo hospitales y proyectos de vivienda baratos construidos con materiales defectuosos por contratistas corruptos, que cayeron como castillos de naipes.

Quizá nunca llegue a conocerse la cifra real de muertos de 1985, porque los funcionarios informaron números menores y muchos cadáveres no pudieron ser encontrados por los socorristas y voluntarios, quienes pasaron días en busca de sobrevivientes en medio de toneladas de escombros.

Pero las cifras fueron suficientes para que cada residente de la Ciudad de México tuviera un pariente o un conocido cercano que murió en el sismo de 1985.

El temblor del martes fue de 6,7 grados en la escala de Richter, con la capacidad de causar fuertes daños, aunque hubo pocos incidentes reportados en la capital, sin que inmediatamente se haya informado de edificios derrumbados.

En algunos hogares, el recubrimiento de los baños saltó de las paredes, puertas de armarios se abrieron con un fuerte golpe y se torcieron los marcos de algunos portales.

"Agarré de la mano a un niño, recogí a la bebita con el otro brazo y traté de salir corriendo, pero se estaba moviendo todo. Me pegué la cabeza con una ventana abierta", dijo Marín.

"Y piensas que aunque tú estás seguro y no se te va caer la casa, pueden estar pasando cosas peores en otro lado", agregó.

Una habitante de un edificio alto que una vez perteneció a la Villa Olímpica de 1968 temió que la escalera cayera antes de que ella pudiera llegar a la calle.

"Me dio un susto enorme. Oí que el edificio hacía 'crac-crac' y grité a mi esposo: '¡Dios mío, se va caer!'", dijo Nora Cáceres, quien administra un pequeño negocio en el barrio de la Villa Olímpica.

Los temores también estaban ocasiones por el recuerdo de que el gran terremoto de 1985 fue seguido, dos días después, por otro de consideración, que agravó la situación para los rescatistas por la explosión de tanques de gas.

"Creo que mucha gente tiene miedo porque este sismo ya pasó, pero luego vienen las réplicas. Este podría ser sólo una advertencia", advirtió un oficinista.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Espectáculos] [Departamentales] [Chat] [Foros] [Clasificados]
[Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[RUZ'99] [Portada]