Miércoles 4 de octubre


Keith deja muertos y daños en C.A.

Keith se desplazaba ayer hacia el oeste sobre la península de Yucatán. Su rumbo actual podría llevarlo hacia el golfo de México, y los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes en Miami pronosticaron que se debilitará aún más

MANAGUA, NICARAGUA
SERVICIOS CABLEGRAFICOS

Keith, un huracán de categoría cuatro degradado el martes a depresión tropical tras causar una decena de muertes en Nicaragua, azota con lluvias torrenciales y amenaza con inundaciones y deslaves a la península de Yucatán y Centroamérica.

La oficina de Defensa Civil de Nicaragua dijo que aumentaron a 10 los ahogados en diversas zonas del noroeste del país, al ser arrastrados por las crecidas de ríos.

Unos 2.800 residentes fueron evacuados de sus viviendas y trasladadas hacia albergues temporales.

En algunos sitios de Nicaragua como Villanueva, en la provincia de Chinandega, unos 140 kilómetros al noreste del país la población quedó aislada y algunos de sus habitantes piden auxilio desde la copa de los árboles, dijo una emisora local.

El general César Delgadillo, jefe de operaciones del Ejército, dijo que una brigada del ejército se dirigía hasta el sitio para rescatar a las personas en peligro.

Emergencia nacional

Alemán alertó ayer a la población a tener prudencia para evitar mayores pérdidas humanas y exhortó a la empresa privada a dirigirse a los órganos gubernamentales correspondientes para preparar la reconstrucción inmediata de la infraestructura destruida.

Hasta ayer el gobierno de Nicaragua no había hecho una evaluación de los daños provocados por las lluvias principalmente en la región de la costa del pacífico del país.

''Los nicaragüenses somos heroicos y estoicos y en cuanto pasen las lluvias entraremos a la reparación de la infraestructura'', dijo Alemán a la estatal Radio Nicaragua.

El mandatario afirmó que su preocupación por la situación creada por Keith, lo obligó el lunes por la noche a decretar de estado de emergencia nacional en el occidente y norte del país.

Dijo que solicitará ayuda al Programa Mundial de Alimentos. ''Hay que encomendarse a Dios para que no venga otro huracán'', agregó.

Alemán dijo que hay preocupación por la persistencia de las lluvias en la costa oeste y ordenó la rehabilitación de carreteras y calles y el suministro de asistencia a la población afectada.

Arturo Harding, presidente del Comité Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres dijo recorrió ayer el occidente de Nicaragua donde, según los diarios locales, existe una situación de desastre con carreteras inundadas, puentes derribados y miles de personas afectadas.

El Ejército de Nicaragua, la Cruz Roja Nicaragüense, los cuerpos de bomberos de todo el país, y los ministerios de Salud y la Secretaría de Acción Social, dirigidos por la Defensa Civil se encuentran ocupados en labores de salvamento y atención de los afectados.

Incomunicados en Honduras

Unos 80.000 habitantes del empobrecido sur de Honduras están incomunicados por el desbordamiento de un río que arrastró un puente de hamaca, dijo el martes un organismo del gobierno.

El puente que comunica a seis poblados rurales con Tegucigalpa y resto del país fue arrasado el lunes al desbordarse el río El Tamarindo, dijo Elvira Espinal, de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO).

Aunque los residentes de San Miguelito, La Libertad, Curarén, Alubaren, Reitoca y San José pueden salir, tienen que hacerlo por carreteras ruinosas y "dar una gran vuelta que lleva más de un día de viaje, a pie o en bestia".

Honduras es azotada en los últimos días por copiosas lluvias provocadas a su paso por América Central por el huracán Keith.

Inundación en Guatemala

"La situación aquí es muy mala ... Muchas comunidades están incomunicadas por ríos inundados", dijo el martes Adán Regalado, gobernador del departamento de Petén, en Guatemala, fronterizo con Belice.

Regalado agregó que había temores de que el puente que une a Guatemala con Belice en Melchor de Menos, la zona más afectada por las lluvias, cediera por la gran cantidad de restos de árboles y madera acumulados en la estructura.

"El problema es que el río puede seguir creciendo", dijo.

Grandes estragos en Belice

El huracán Keith, reducido ahora a tormenta tropical, recorría ayer la península de Yucatán en México y perdía fuerzas, a medida que se conocían más informes sobre los daños en Belice.

Las lluvias transformaron las calles en ríos donde el agua llegaba hasta las rodillas.

No se informó de muertos ni heridos en Belice, un país de habla inglesa de unos 200.000 habitantes entre México y Guatemala. Pero el país, llamado Honduras Británica hasta que ganó su independencia en 1981, sufrió los mayores daños.

Más de 200 beliceños huyeron a la vecina Guatemala.

En el cayo Ambergris, a unos 19 kilómetros (12 millas) de la costa, dos hoteles perdieron los techos, dijo William Skeen, director de la Cruz Roja en Belice.

En el cayo Caulker, 16 kilómetros (10 millas) al sur de Ambergris, las estaciones de radio locales informaron que el viento se había llevado 40 viviendas, y varios edificios de la capital habían sufrido daños.

Piden ayuda

El primer ministro de Belice, Said Musa, pidió ayuda internacional para la reconstrucción. La tormenta, cuyos vientos disminuyeron a 105 kilómetros por hora (65 millas por hora) ayer por la mañana, obligaron a muchos residentes a abandonar sus hogares para instalarse en refugios. Otros se desplazaron a las plantas altas de los edificios para escapar de las inundaciones causadas por 300 milímetros (12 pulgadas) de lluvia caídos desde el sábado.

El gobierno norteamericano envió un equipo de 12 personas a Belice con artículos de emergencia, y Skeen dijo que la Cruz Roja Internacional también enviaría ayuda.

Prevención en México

En Chetumal, la frontera mexicana con Belice, hubo alivio porque la tormenta no golpeó directamente en la zona y la vida regresaba a la normalidad el martes.

Funcionarios de protección civil de México dijeron que 24.000 residentes en el sudoriental estado de Tabasco fueron afectados por inundaciones, pese a que sólo 1.360 fueron trasladadas a refugios temporales.

En la capital de Tabasco, Villahermosa, rodeada de grandes ríos que periódicamente se desbordan cuando hay fuertes lluvias, algunas calles estaban cerradas e inundadas. Pero los diques y los muros de sacos de arena colocados en las márgenes fluviales parecían contener los embates de las aguas.

Persiste la amenaza

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos dijo en Miami que Keith, cuyos vientos sostenidos llegaron a alcanzar los 215 kiómetros por hora y obligó a miles a evacuar sus hogares, estaba perdiendo fuerza y que se suspendieron las alertas de tormenta.

Pero pese a que lo duro ya pasó, Keith se dirige hacia México y Texas y aún representaba una seria amenaza por sus fuertes lluvias, que podrían ocasionar inundaciones y deslaves, dijo el centro.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'00] [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2000. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com