Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ni viajes ni publicidad pueden ser "secretos"

Especialista Delia Ferreira afirmó que no brindar esa información del Presidente va contra la transparencia

Delia Ferreira Rubio, Doctora en derecho y consultora en temas de instituciones y gobierno,

La especialista argentina y miembro de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, recalcó que para combatir la corrupción es necesario tener instituciones fuertes y buenas leyes de acceso a la... | Foto por Leonardo González

San Salvador, Jueves 05 de noviembre de 2015.

Ni la información sobre los viajes de un presidente ni los gastos que su administración realiza en materia de publicidad tienen suficientes motivos para ser ocultados a la población aduciéndose razones de seguridad, manifiesta Delia Ferreira, especialista argentina y miembro de Transparencia Internacional.

La experta cuestionó que cuál era el sentido de que un viaje y los gastos que se hacen, como en este caso, sean secretos, ya que por lo general los presidentes cuando viajan lo hacen públicamente.

“Los presidentes cuando viajan lo hacen públicamente: se sacan fotos van a visitar otros presidentes, eso no tiene porque ser secreto y lo que se ha gastado en eso, tampoco. ¿Cuánto se pagó en pasajes, quiénes fueron, la comitiva, por ejemplo quiénes lo acompañaron? Y ¿cuál es la seguridad nacional que se está resguardando cuando un viaje ya se ha hecho, ha sido público y no ha sido secreto? ¿Qué tiene que ver la seguridad nacional con el gasto en pasajes?”, cuestionó la especialista a la vez que aseveró que no tiene razón de ser estas barreras a la información.

Ferreira está en el país invitada por la Fundación Salvadoreña de Estudios Económicos y Sociales (Fusades).

En el país, Casa Presidencial declaró bajo reserva los datos sobre viajes del expresidente Mauricio Funes, así como la comitiva que lo acompañó en sus viajes, y detalles sobre los gastos de publicidad. Adujo motivos de seguridad para la actual presidencia, pues se revelaban datos de la actual logística de seguridad.

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) dio la razón a la Presidencia, concretamente sobre estas peticiones. Solo avaló la entrega de datos globales de publicidad a la oficina de Asesoría Legal y Anticorrupción (ALAC), de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) y capítulo en El Salvador de Transparencia Internacional. 

Roberto Burgos, coordinador de la Funde-ALAC, ha asegurado que interpondrá una demanda de inconstitucionalidad por dicha resolución.

Sobre los gastos de publicidad, Ferreira manifestó que en otros países, aunque existe una ley de financiamiento de partidos, los candidatos oficialistas usan todo el presupuesto público de publicidad para hacer campaña y es un abuso claro de los recursos públicos. Por tal motivo, es necesario conocer la información detallada sobre esos gastos.

“Obviamente va en contra de la transparencia. Los gastos de publicidad no tienen ningún motivo para ser secretos. ¿Cuál es el motivo para no dar a conocer cómo se ejecuta el presupuesto en rubro, que además es usado muchas veces, no sé si el caso es así, (de) la pauta publicitaria (...) se gasta en publicidad, usado como mecanismo de campaña indirecta”, expresó Ferreira.

Otro caso donde no debe existir secretismo de los funcionarios es en lo relacionado a la salud, según la experta.

Ferreira fue enfática al asegurar que nunca se debe declarar “reservada” la información de una enfermedad, sobre todo si es terminal, de los funcionarios públicos.

“Hay datos de la vida privada que hay que reservar, pero en el caso de los funcionarios públicos la protección de la intimidad baja en función de que haya un interés público, que es predominante sobre la reserva de la vida privada”, expresó la argentina.

Asimismo, agregó que si bien es importante contar con una buena ley de acceso a la información y actuar con transparencia, ambas no son garantía para que se reduzcan los índices de corrupción.

Agregó que es necesario contar también con una buena ley de ética, que las instituciones funcionen, que la población exija y no siga tolerando la corrupción para ver cambios sustanciales en una sociedad democrática.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación