Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Unes pide al gobierno actuar ante el Cambio Climático

Ambientalistas consideran insuficiente el acuerdo alcanzado en París. Piden “pasar del discurso a la acción”

Las condiciones climáticas han llevado al sector agrícola a enfrentar dificultades para mejorar la producción.

El trabajo agrícola y pecuario tiene gran demanda de agua. | Foto por archivo

Las condiciones climáticas han llevado al sector agrícola a enfrentar dificultades para mejorar la producción.

A un mes de que la delegación oficial que asistió a la Cumbre del Clima en París se manifestará “satisfecha” con el acuerdo alcanzado, ambientalistas de la Unes afirmaron que el acuerdo es “insuficiente”.


Mauricio Sermeño, presidente de la Unidad Ecológica de El Salvador (Unes), considera que “deberían haber respuestas mucho más aceleradas y más tajantes”, dentro del documento final de la COP21.


Sermeño pidió “pasar del discurso a la práctica y de la planificación a la acción”.


En su opinión, el acuerdo de París debió incluir, entre otros puntos, el compromiso de “ya no generar energía con derivados del petróleo”.
Sin embargo, señaló, con la baja en los precios del petróleo está ocurriendo lo contrario: implementar proyectos de energía renovable resulta más caro que producir energía a base de los derivados del petróleo.


En palabras de Sermeño, se necesitan “acuerdos muy rápidos, muy acelerados, muy concretos y no respuestas a medias”.


Mientras eso sucede, el Cambio Climático avanza, enfatizó. “Ya vemos que, en El Salvador, la alimentación está sufriendo graves problemas en su producción por la sequía. Para finales de este año, el fenómeno de La Niña va a provocar nuevos problemas”, advirtió.
Al finalizar la COP21, la ministra de Medio Ambiente, Lina Polh, afirmó:“El Salvador se siente muy complacido en un nuevo acuerdo de carácter universal en el marco de la Convención sobre Cambio Climático. Es sin duda un momento histórico”.


Al recordarle que el acuerdo alcanzado en  París ha sido calificado como “histórico”, Carolina Amaya, coordinadora de Justicia Climática de la Unes, reaccionó: “Yo creo que lo histórico es que ya van 20 cumbres y  lo que tenemos es como un refrito de las cumbres anteriores. En materia de financiamiento, por ejemplo, es lo que se acordó en Cancún en el 2010 y se vuelve a acordar lo mismo”.


Añadió que después de 21 cumbres del clima, “lejos de que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan, se han duplicado”.
El acuerdo de París, según la Unes, no impedirá que la temperatura global tenga un aumento mayor a los 1.5 grados; al contrario, “nos lleva a una temperatura promedio de 3.7. En Mesoamérca, podría ser de 4 grados”.


Esto tendrá como consecuencia:menos infiltración de agua en los suelos y menos disponibilidad de agua para consumo humano y para la agricultura.


Añadieron que la temperatura promedio en El Salvador ha aumentado 1.7 grados y podría aumentar más. “Si la temperatura global pasa de 1.5 grados, podemos prepararnos  para cambios desastrosos. Si la temperatura sigue aumentando, los cambios serán más dramáticos”, afirmó Luis González, coordinador de Proyecto de la Unes.

Él señaló que el acuerdo es insuficiente porque no establece mecanismos para medir si los países están cumpliendo con los compromisos adquiridos. Tampoco establece vínculos entre las acciones de los países con la transferencia de tecnología y la financiación” que los países más golpeados por los efectos del Cambio Climático necesitan para adaptarse.


Pese al resultado de la COP21, Amaya afirmó que “ningún país debería depender” de los resultados de estas cumbres.
Por ello, la Unes está preparando un proyecto de ley para enfrentar el Cambio Climático. Además, consideran que las alcaldías, las empresas y las personas en sus hogares deben hacer cosas prácticas para enfrentar el Cambio Climático. “En la medida en que el país sea más sostenible, vamos a estar más preparados para enfrentarlo”, consideró González. Además, cree necesario que el país tenga una Ley General de Aguas, proyecto que desde el año pasado parece estar estancado en la Asamblea Legislativa.


En diciembre, el director ejecutivo del Cesta, Ricardo Navarro, dijo a El Diario de Hoy: “El acuerdo (de París) es un acuerdo hueco, no hay para donde estar alegre”.


Navarro basó su afirmación en el párrafo 17 del acuerdo, el cual afirma que la Conferencia de las Partes: “Observa con preocupación que los niveles estimados de las emisiones agregadas de gases de efecto invernadero en 2025 y 2030 resultantes de las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional no son compatibles con los escenarios de 2 ºC de menor costo... y observa también que, para mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales (...)  se requerirá un esfuerzo de reducción de las emisiones mucho mayor que el que suponen las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional”.
Según Navarro: “En lenguaje salvadoreño, eso quiere decir: ‘¡Estamos jodidos!’”.

“Estos acuerdos van caminando como tortuga, mientras el Cambio Climático va acelerado como un jet”. Mauricio Sermeño, presidente de la Unes
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación