Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En últimos 6 años, el Gobierno impuso 20 nuevos impuestos

En ese mismo período, el Ejecutivo ha recaudado más dinero, pero aún así ha crecido la deuda externa a través de préstamos. Entre 2009 y 2015, Hacienda refleja que a las arcas del Estado han ingresado $23,799 millones más provenientes de imp

Hacienda ha recaudado $250 millones en tributos este año.

Hacienda ha recaudado $250 millones en tributos este año.

Hacienda ha recaudado $250 millones en tributos este año.

En los últimos 6 años, los Gobiernos del FMLN han impuesto a los salvadoreños 20 nuevos tributos, pese a que han obtenido desde 2009 hasta el cierre del año pasado, $23 mil 799 millones de incremento en la recaudación tributaria. Aún así, el Ejecutivo quiere que la población aporte más dinero a través de nuevos impuestos.

Pero además de lo recaudado, las administraciones del FMLN son las que más dinero han recibido en concepto de préstamos: $5 mil 592 millones de 2009 a 2015, según los datos que maneja el Ministerio de Hacienda en su portal.

Y aunque tienen los fondos, el Ejecutivo no ha utilizado más de $700 millones de créditos destinados a programas de beneficio para la salud, educación y seguridad, entre otros.

Sin embargo, en la Asamblea Legislativa han sido constantes las peticiones para que los diputados aprueben más deuda para que avalen la emisión de bonos para saldar el gasto corriente y para que les autoricen hacer reajustes en los presupuestos anuales.

A lo anterior se suma la reciente propuesta gubernamental de aplicar un impuesto del 10 % a los usuarios de los servicios de telecomunicaciones con el propósito, afirman funcionarios, de tener recursos financieros para combatir la delincuencia que agobia al país. 

En concepto de tributos, Hacienda refleja que sólo el año pasado el Gobierno recibió $4,099 millones y que, desde 2009, el incremento en recaudación de impuestos ha sido constante año con año (ver gráfico).

En contraste con los aumentos en los ingresos, el saldo de la deuda pública no se ha reducido. El Ejecutivo adquirió, en junio de 2009, un total de $9 mil 505 millones de deuda, pero al cierre del año pasado Hacienda reflejaba que la deuda había subido a $15 mil 097 millones. 

El endeudamiento subió sustancialmente entre 2012 y 2015, ya que de $13 mil 480 millones a finales de 2012 pasó a $15 mil 097 millones al cierre de 2015.

En total, el Gobierno del FMLN ha usado $29 mil 391 millones, entre fondos de préstamos e impuestos desde junio de 2009 a 2015.

Los impuestos

El aumento en la recaudación se debe, en parte, a que desde 2009 el Gobierno realizó 20 reformas tributarias y elevó algunas tasas. 

Entre los nuevos impuestos aplicados desde que el FMLN tomó las riendas del Ejecutivo se encuentran: el 10 % sobre los intereses generados por depósitos de ahorro y a plazo a toda persona natural, el cual aplica a los promedios de depósitos superiores a $5,000.

También está el impuesto del 20 % a intereses sobre préstamos otorgados por sociedades no domiciliadas en el país;  esto se establece a préstamos recibidos desde el exterior. 

Además, el tributo del 10 % a las personas naturales por los ingresos que reciben en concepto de beneficios, intereses, ganancias de capital o utilidades por operaciones en la Bolsa de Valores.

También se estableció un impuesto que oscila entre el             4 % y el 6 % a la primera matrícula de vehículos. En este la tasa se define en función del cilindraje del vehículo, tipo o finalidad del automóvil.

Además, en 2009 se aplicó dos nuevos impuestos para las bebidas alcohólicas y un             5 % sobre el valor a las bebidas izotónicas o deportivas, fortificantes, jugos, néctares o bebidas en jugo. Y el impuesto al consumo de cigarrillos (ver más detalles en el módulo).

El Gobierno también hizo reformas tributarias, entre ellas, elevar la tasa máxima del 25 % al 30 % para personas naturales y jurídicas, la cual se aplica mediante la Ley del Impuesto Sobre la Renta; la reforma dejó exento hasta un monto de $4,064.

Asimismo, incrementó la tasa de pago a cuenta del Impuesto sobre la Renta del 1.5 % al 1.75 %, entre otras modificaciones fiscales.

Pero a pesar de que el Gobierno ha contado con más recursos financieros para cumplir con sus obligaciones, el titular de Hacienda, Carlos Cáceres, ha admitido en diversas ocasiones que la situación fiscal del país es complicada.

Debido a esa crisis que pregona el Ejecutivo, Cáceres ha hablado de un plan para reformar el sistema previsional, dado que el Gobierno ya no cuenta con fondos para responder a las obligaciones que tiene con los pensionados del antiguo sistema de reparto.

En días recientes el Secretario General del FMLN, Medardo González, reconoció que la propuesta sobre el sistema de pensiones tiene como fin atraer más fondos al Estado.

Ese plan ha sido duramente cuestionado por la oposición política, ya que aseguran que el Gobierno no tiene liquidez financiera, aún cuando ha sido el que más dinero ha tenido proveniente de impuestos, préstamos y Letes (Letras del Tesoro).

Es por esto que ARENA cuestiona que el Ejecutivo se queje de que no tiene dinero y le achaca que se debe a la falta de austeridad en todas las instituciones del Estado, comenzando por el Gobierno.

El diputado arenero, René Portillo Cuadra, señaló reciente que la Secretaría Privada de la Presidencia disponía de $62 millones para uso discrecional, basado en datos de Hacienda.

Lorena Peña, del FMLN y presidenta de la Asamblea, también admitió que es cierto que han tenido mayor disponibilidad de fondos, pero argumenta que han tenido que pagar la “dejadez” de los gobiernos anteriores.

“Nos hemos quedado pagando inversión que no se realizó como los hospitales de Maternidad, como la Diego de Holguín; que la ciudadanía no olvide que hemos pagado dos veces esas calles, el primer préstamo que se lo robaron y el segundo que es el que hizo realidad el Gobierno del presidente Mauricio Funes y ahora el Gobierno del presidente (Salvador) Sánchez Cerén”, alegó Peña.

Pero economistas como Rafael Lemus tienen otra lectura de por qué el Gobierno no ha podido despuntar, pese a que ha tenido mayor disponibilidad de dinero.

“El Gobierno definió áreas donde incrementó los gastos y un porcentaje bien alto lo destinó al aumento de remuneraciones: tiene 30,000 nuevos empleados desde 2009 si se compara con 2015”, explicó Lemus.

Agregó que pese a que focalizó el aumento de personal en ministerios claves como Salud Pública e instituciones como la Policía, también elevó el número de trabajadores en la Presidencia.

“En el pasado era nada más una oficina de dirección de políticas y seguimiento de políticas, de planificación y toma de decisiones, hoy Presidencia es todo eso y, además, ejecuta, es como un ‘monstruito’, crece desordenado y hace de todo”, dijo.

Lemus lamenta que, aún cuando el Gobierno contrató más personal por la creación de las clínicas comunitarias, no ha fructificado. “No pudieron combatir las epidemias del dengue, la chikunguña, ni tampoco mejorar en la salud comunitaria...”, señaló el economista.

Deuda y tributo

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación