Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sindicato pone en jaque a titulares del Ministerio de Salud

El Sigptees mantuvo cerrado los portones del Minsal. La gremial denuncia falta de personal de enfermería y sobrecarga laboral en los hospitales y unidades de salud 

Enfermeros sin acuerdos con Minsal

El gremio de enfermeros continuó el viernes con las exigencias al Ministerio de Salud. Por su parte, la cartera de estado tildó de intransigente la actitud del gremio.

Como parte de acciones de protesta el Sindicato gremial de profesionales, técnicos, auxiliares de enfermería (Sigptees) cerró este viernes, por segundo día consecutivo, los portones de acceso del edificio del Ministerio de Salud (Minsal), ubicado sobre la calle Arce, de la capital.

Decenas de empleados de la cartera de Estado permanecían en horas de la mañana en los alrededores del edificio en espera de que los miembros del sindicato abandonaran su actitud y permitieran el ingreso.

Desde el seno del sindicato argumentaron que determinaron cerrar las puertas del Ministerio en lugar de los hospitales para no afectar a los pacientes.
Francisca Evelia González Flores, secretaria general del Sigptees, dijo que ellos comenzaron las actividades el miércoles pasado debido a que la ministra de Salud, Violeta Menjívar, no les ha concedido audiencias que le han solicitado para tratar una serie de problemas que afectan a ese sector, entre ellos está la escasez de recurso humano.

“Estamos tan recargados que mucha gente enferma”, aseguró González Flores. 

Con eso - según indican los miembros del sindicato - el Minsal violenta el Convenio 149 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en donde se trata las condiciones de vida y trabajo del personal de enfermería.

 La sindicalista, también, denunció que la institución  está violentando la libertad sindical a través de coacciones a los empleados,  ha conformado mesas laborales con el fin de ya no recibir a los sindicatos y ha avalado traslados arbitrarios de personal de enfermería que recientemente participó en un evento de elección representando a la gremial.

De acuerdo con las palabras de González Flores, el gremio impulsará más acciones sino se les atiende sus demandas, porque sólo les mandan a hablar con delegados ministeriales que no resuelven nada.

A través de un comunicado enviado a los medios  el Minsal aseguró que la Comisión de Relaciones Laborales instalada ha estado en la disponibilidad de dialogar con una representación del Sigptees, pero que el sindicato se ha mostrado una actitud intransigente.

En el comunicado el ministerio llamó a los denunciantes a deponer su actitud.

Rigoberto Menéndez, asesor jurídico ministerial que ayer por la mañana se mantenía a unos metros del edificio cerrado, calificó la protesta como “una salvajada”, al tiempo de  asegurar que los miembros del sindicato no tienen argumentos valederos para violentar los derechos que los otros empleados tienen a trabajar.

El asesor jurídico aseguró que el día anterior, el jueves,  solicitaron al Juez 4o. de lo Laboral que declare ilegal la huelga y están a la espera de la resolución.

Según Menéndez la acción afecta el trabajo de la Unidad de Contrataciones y Adquisiciones y debido a ello han quedado en suspenso procesos de licitación de insumos y medicamentos.

Añadió que de igual forma afecta la elaboración de planillas de este mes.

“Nosotros  teníamos licitaciones por cerca de $35 millones que no se han podido hacer porque precisamente no dejan ingresar al ministerio. Entonces nosotros lo que tenemos que hacer es cambiar los plazos, y al cambiar los plazos cada día de cambio representa para nosotros entre una semana y quince días de atraso... Eso definitivamente va en detrimento de la salud de los pacientes”, aseguró el representante legal del Minsal.

A la voz de las autoridades del Ministerio de Salud se sumó la de un grupo de jefes de enfermeras de hospitales quienes cuestionaron la acción de sus colegas afiliados en el Sigptees.

Albertina de Díaz, jefa de enfermeras del hospital de Ciudad Barrios, reconoció que si hay necesidades, pero dijo que la posición de ellas es seguir apoyando la reforma de salud y si en un momento ellos están inconformes hay espacio para hablarlo en las mesas laborales. 

“Nosotros ya tenemos años de estar con problemas en nuestro gremio de enfermería y se agudizan. Estamos tan recargados que mucha gente está enferma”. Francisca  González, Secretaria general Sigptees.  
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación