Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La opacidad estatal se ha reducido, pero aún hay retos

Hay coincidencias entre ponentes en distintos eventos sobre la materia. Uno de ellos fue el exvicepresidente de Guatemala, Eduardo Stein. 

Eduardo Stein, exvicepresidente guatemalteco

El exvicepresiente de Guatemala, Eduardo Stein, disertó hoy en la Semana de la Transparencia, organizada por le Consorcio por la Transparencia. | Foto por elsalv

Servidores públicos, exfuncionarios y organizaciones que aglutinan a distintos sectores coinciden en que en Centroamérica se ha alcanzado niveles aceptables de transparencia, pero aún quedan en el tintero algunas medidas para que la cultura de la opacidad desaparezca en todo los niveles.

Incluso, el exvicepresidente de Guatemala, quien ayer disertó en el país sobre la promoción de la transparencia en los países del denominado Triángulo Norte, en la Semana de la Transparencia organizada por el Consorcio por la Transparencia, consideró que existe en Centroamérica una “conciencia de que pueden exigirse los derechos hasta llegar a un nivel tolerable de transparencia y acceso a la información pública”. 

En ese sentido, el ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, aseveró en un foro organizado por el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), que se ha combatido la opacidad en la información de las instituciones estatales, pero reconoció que esta aún existe en muchos niveles del Estado. 

En el mismo evento, el magistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Sidney Blanco, aseguró que uno de los avances inequívocos en materia de transparencia es que la sección de Probidad de la CSJ haya encontrado indicios de enriquecimiento ilícito en informes de dos funcionarios públicos, algo que a juicio del magistrado no es una acción de carácter político. 

En ese sentido, el exvicepresidente guatemalteco declaró que el trabajo vinculado con el sector justicia puede ser clave para reducir niveles de corrupción, pero agregó que no se trata de “cacería de brujas”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación