Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un muerto, inundaciones y desbordamiento de ríos por lluvias en el oriente

El municipio más afectado es Pasaquina en donde se desbordó el Goascorán

Viviendas inundadas en cercanías del Río Goascorán

Inundación en  la comunidad Candelaria de la Rompisión, cantón Piedras Blancas, de Pasaquina, La Unión. | Foto por Cortesía

Inundación en  la comunidad Candelaria de la Rompisión, cantón Piedras Blancas, de Pasaquina, La Unión.

ORIENTE. Las fuertes y constantes lluvias que azotan el país desde el viernes, volvieron a provocar inundaciones en viviendas, desbordamientos de los ríos  Goascorán en La Unión y  Grande en San Miguel, e incluso, la muerte de un hombre que cayó a un tragante en el departamento de Morazán.

Según las autoridades de Protección Civil, la víctima mortal se registró en el municipio de Gualococti, luego que ésta cayó a un tragante en la carretera Longitudinal del Norte. 

Aparentemente el hombre estaba bajo los efectos de alcohol, según Jorge Meléndez, director de Protección Civil.

En La Unión y San Miguel, tal y como ocurrió el viernes, los ríos Goascorán y Grande se desbordaron y generaron problemas en viviendas, cultivos y carreteras.

Anegados de nuevo
Por ejemplo, en las comunidades de Barrancones y Candelaria de la Rompisión de Pasaquina, La Unión, unas 50 viviendas fueron anegadas por las aguas del Goascorán, luego que este se desbordó por segunda vez en menos de 48 horas.

El desbordamiento provocó que casas, cultivos, calles de acceso y hasta las labores de pesca fueran afectadas, según los residentes de ambas comunidades.

Los vecinos quedaron incomunicados porque el río se salió de su cauce inundando las calles internas y la vía principal de acceso, desde el puente de la zona hasta sus comunidades.

Ana Julia Álvarez, dirigente  de la comunidad, detalló que en las 45 casas inundadas son un estimado de cien personas las que residen.
Agregó que el río, hasta ayer en horas de la tarde, continuaba aumentando su nivel y amenazando con seguir dentro de las viviendas.

Dijo que las personas no fueron albergadas porque el único sitio seguro que tienen es la escuela  Chagüite, pero está a siete kilómetros de distancia de la zona afectada.

Para llegar a esa escuela tienen que sortear todos los terrenos inundados para llegar hasta el lugar, es decir, caminar siete kilómetros.

“A la gente no se le ha sacado para llevarlas al albergue porque ya verificamos y para salir está inaccesible desde el puente hasta Los Chagüites”, expresó la dirigente comunal.

 Confirmó que todos los cultivos que habían en la zona, la mayoría de maíz, fueron inundados.

Mientras que Ismael Álvarez, habitante de Barrancones, manifestó que los habitantes de ese lugar tenían dificultades para salir a realizar diligencias  por las inundaciones de las calles.

Los afectados dijeron que las autoridades deben acercarse pronto a la zona para ver las necesidades que están enfrentando las familias.

Armando Benítez, coordinador de la Comisión Departamental de Protección Civil, dijo que otras comunidades afectadas por inundaciones son: la Ponderosa y La Perla, en la jurisdicción en Santa Rosa de Lima. 

En esas zonas fueron 25 las viviendas afectadas, dijo.

Mientras que en la colonia San Cayetano de La Unión, también se inundaron casas. 

En el sector, la Comisión Municipal de Protección Civil  reportó tener albergadas a siete familias en la escuela de la colonia, por el desbordamiento de una quebrada.

El río Grande y el volcán
En San Miguel, la Comisión Departamental de Protección Civil reportó la caída del muro de una vivienda, a causa de las lluvias, en la colonia Carrillo, además de la alerta por el aumento de nivel del río Grande, que se ha mantenido amenazante con desbordarse en la zona de la colonia Jardines del Río.

De hecho, el afluente se desbordó en varias ocasiones en la zona de cantón La Canoa, alcanzando la carretera Litoral y entorpeciendo por momentos el paso vehicular.

 Además, anegó los terrenos cercanos  e incluso estuvo cerca de rebasar las bordas que evitan, cada vez que este aumenta su caudal,  inundaciones en las comunidades Santa Fidelia, capitán Lazo, Casa Mota, El Icaco y El Limón.

Ricardo Canales, director departamental de Protección Civil, confirmó que mantienen alerta en la zona del volcán Chaparrastique debido a la vulnerabilidad a deslizamientos.

En el coloso las autoridades esperaban que durante la noche de viernes y madrugada de ayer cayera un promedio de 80 milímetros de agua, sin embargo al amanecer de ayer se reportaban 89 milímetros y las tormentas continuaban.

Las autoridades de Protección Civil reiteraron que los reservorios o lagunas artificiales que sirven para retener el material volcánico que baja del cono cada vez que llueve, están listos para captar lo que las lluvias arrastren.

En cuanto al comportamiento del río Grande, Canales dijo que lo monitorean y que están listos para actuar en caso de ser necesaria una evacuación de las comunidades vulnerables a ser inundadas por el afluente.

Protección Civil hizo el llamado a los residentes en zonas vulnerables a inundaciones o deslizamientos a estar atentos.

La situación de temporal persistirá hasta el lunes

Por:Susana Joma

La situación de temporal que afecta desde el viernes, y que ha dejado una muerte en el departamento de Morazán, afectará todo este domingo y se extenderá hasta el lunes, según informaron ayer los especialistas del Observatorio Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente (Marn).

Celina Kattán, directora del Observatorio expuso que estas lluvias se deben a la influencia de dos bajas presiones que están aportando humedad hacia el territorio. Una de ellas se encontraba ayer en las cercanías de Belice y otra semi estacionaria al Sur Oeste de Guatemala y El Salvador.
A eso se suma la presencia sobre el territorio de la llamada Zona de Convergencia Intertropical.

“En la zona de Estados Unidos tenemos un frente frío que está ayudando a que esta acumulación de humedad permanezca en la zona centroamericana”, señaló Kattán.

 La funcionaria detalló que tras las abundantes precipitaciones que se presentan desde   el viernes se han alcanzado valores de entre 160  y 185 milímetros en algunos puntos de la zona oriental.

“Ante esta situación tenemos una alta probabilidad de desbordamiento en todos los ríos que drenan hacia la costa de El Salvador, pero con especial énfais en el río Grande de San Miguel  y en el río Goascorán que ya superaron el umbral de desborde”, afirmó.

Según la directora del Observatorio Ambiental ayer ya se vislumbraba una alta probabilidad de deslizamientos en diversos puntos de la zona oriental, incluyendo el volcán de San Miguel, el de Conchagua y Cacahuatique.

Lorena Soriano, meteoróloga coordinadora del área de pronóstico señaló que cercano al país ayer también  estaba una circulación de aire que tenía una tendencia antihoraria, lo cual significa que se tendrá vientos con velocidades de 25 kilómetros por hora.

Soriano detalló que para este  domingo las lluvias se van a concentrar  en la franja costera y la cadena volcánica, principalmente en el occidente, pero aclaró que eso no significa que en la zona oriental dejará de llover. 

“El día lunes estamos esperando que gradualmente vamos a ir retornando a las condiciones típicas, pero todavía vamos a tener precipitaciones que van a ser en horas diurnas, horas nocturnas y vamos a tener alguna intermitencia sobre el territorio”, citó la meteoróloga.

Para el martes, Soriano dijo que se espera regresar a la tipicidad de la época. Es decir que se van a tener tormentas en horas de la tarde y de la noche y se van a concentrar más en la zona norte y cadena volcánica.

El ingeniero Mauricio Martínez, del centro de pronóstico hidrológico, subrayó que cualquier cantidad de lluvia que caiga este domingo hará que se desborden los ríos de corto recorrido así como los afluentes grandes. 

Aseveró que el río Lempa se mantenía con moderada probabilidad de desborde porque los embalses todavía tienen capacidad de retención.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación