Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Medicina Legal toma pruebas de ADN en caso de niño suplantado

Padres, con sus hijos nacidos el mismo día del bebé sustituido, comenzaron a llegar a eso de las 4:00 p.m. Una pareja se retiró porque no había llegado el médico que les tomaría la muestra. Al final solo tres se sometieron a la prueba

Caso Cushwort-Casanellas

Una de las personas citadas ayer al Instituto de Medicina Legal para realizar las pruebas de ADN a los bebés | Foto por LME

Una de las personas citadas ayer al Instituto de Medicina Legal para realizar las pruebas de ADN a los bebés.

Los padres de cuatro de los niños que nacieron el mismo día que el de Mercedes Casanellas, la madre que denunció que le cambiaron a su bebé en un hospital privado de esta capital, llegaron ayer por la tarde al Instituto de Medicina Legal para que les realizaran la prueba de ADN a ellos y a sus hijos.

La Fiscalía General de la República (FGR) reunió por la mañana a los progenitores de 10 niños nacidos en la misma fecha, pero solo se ordenó el examen en cuatro de los casos porque las demás eran niñas.

 El Fiscal General, Luis Martínez, y el director de Medicina Legal, José Miguel Fortín, coordinaron para que se tomaran las muestras ayer mismo. Fue así que un médico llegó a eso de las 4:15 minutos de la tarde para hacerse cargo de los exámenes.

Los padres empezaron a llegar a Medicina Legal alrededor de las 4:00 de la tarde, pero evitaron cualquier contacto con los periodistas que se encontraban en el lugar.

Uno de ellos se limitó a decir que “nada que ver con este caso”.

Poco después llegó la señora Casanellas junto a su abogado, pero no dieron declaraciones a los medios.

La prueba de paternidad más exacta que existe es la del ADN o Ácido Desoxirribonucleico, el cual diferencia a un ser humano de otro.

Este examen permite comparar una muestra del padre con una del niño para saber si son compatibles.

Las pruebas se hacen basándose en una muestra de sangre, cabello, piel o en los niños por medio de un “barrido bucal”, que utiliza un pequeño cepillo o algodón para tomar una muestra de células de la parte interior de la mejilla, según explicaron fuentes médicas. Luego se procede al análisis.

Antecedentes

El médico Antonio Alejandro Guidos ha sido detenido y acusado formalmente de presunta suplantación, pero ayer por la mañana recibió el respaldo de sus colegas, quienes pidieron que se le respeten sus derechos y se le considere inocente hasta probar lo contrario (ver nota aparte).

Mercedes Casanellas denunció ante las autoridades que el 21 de mayo ella dio a luz a un niño de tez blanca en el Hospital Ginecológico, pero que el día siguiente le entregaron uno de tez morena, diferente del que le mostraron al momento del parto.

Ese día nacieron cuatro varones y seis niñas, según han establecido las autoridades a partir de la documentación requerida al nosocomio.

Casanellas mantuvo dudas sobre su hijo durante tres meses hasta que decidió hacerse una prueba de ADN. El análisis determinó que la probabilidad de maternidad es de 0 %.

La mujer argumenta que no se realizó la prueba antes, porque pensaba que al practicársela iba a traicionar a su hijo.

Ella asegura que en el hospital le cambiaron a su pequeño, pero quiere creer que fue un error humano, ante lo cual presentó ante la Fiscalía un reclamo de devolución del niño extraviado.

Tras ello el Ministerio Público presentó el viernes en los tribunales una acusación formal contra el ginecólogo Antonio Alejandro Guidos Reyes, a quien la madre responsabiliza del cambio.

El galeno es acusado de suplantación y alteración de estado familiar.

El abogado de Casanellas, Fernando Meneses, expresó su temor de que se esté ante un caso de tráfico de niños “orquestado”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación