Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las farmacias ya no venden antibióticos inyectables sin receta, según la DNM

Los negocios cumplen con la disposición vigente desde hace un mes

La Dirección Nacional de Medicamentos inspeccionó varias farmacias a nivel nacional para verificar el cumplimiento de la restricción en la venta de antibióticos inyectables. 

 La Dirección Nacional de Medicamentos inspeccionó varias farmacias a nivel nacional para verificar el cumplimiento de la restricción en la venta de antibióticos inyectables.  | Foto por Archivo

La Dirección Nacional de Medicamentos inspeccionó varias farmacias a nivel nacional para verificar el cumplimiento de la restricción en la venta de antibióticos inyectables. 

A un mes de que entrara en vigencia la regulación sobre la venta de antibióticos inyectables, la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) ha señalado que hasta el momento las farmacias cumplen con exigir receta a los usuarios que llegan a comprar ese tipo de productos.
El director de la DNM, Vicente Coto, expresó que tres semanas después de que esa instancia estableciera la disposición encaminada a dar un uso racional a los antibióticos han realizado inspecciones en puntos de venta de medicamento.
La revisión abarcó 14 cadenas. En cada una inspeccionaron cinco farmacias. De acuerdo con Coto, implicó más o menos el 70 por ciento de volumen de ventas.
“Nosotros hemos supervisado ya farmacias prácticamente en toda la república. Ya tenemos el reporte y no hemos tenido problemas en cuanto la presentación de la receta”, declaró Coto.
La idea de la DNM es que la población utilice estos fármacos sólo cuando sea necesario y prescrito por un médico, para evitar que se genere una resistencia a estos productos entre la población.
Cuando ocurre una resistencia, es que  la sensibilidad del cuerpo se ha alterado y ya no responde a esos fármacos cuando se amerita utilizarlos frente a determinadas enfermedades.
“Este es un problema que va dejando pocas opciones terapéuticas”, argumentó el funcionario cuando lanzaron la regulación.
A partir de 2011 la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció una estrategia para detener este comportamiento.
Según Coto, en todas las farmacias sometidas a inspección, la mencionada dirección constató que se quedan con una copia de la receta que lleva el cliente, tal como se les indicó.
Añadió que eso lo contrastaron con el inventario de ingreso y con los productos que estaban presentes en las farmacias, y fue así como determinaron que se ha vendido antibióticos de la forma correcta.
El representante de la DNM dijo que aún están pendientes de realizar una evaluación relacionada con el consumo de los antibióticos inyectables. Esto podría darse en un mes más pues considera que para entonces ya podría establecerse una comparación de la demanda.
“En la venta obviamente me imagino que el consumo ha bajado, pero eso lo tendríamos que registrar para ver el dato concreto”, agregó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación