Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEL firma con rusos y reinicia El Chaparral

Proveerán la turbina del proyecto con el diseño que encargó Astaldi

Presa en construcci?n El Chaparral, sobre el r?o Torola, en el municipio de Carolina, San Miguel.

San Salvador, 02 de Abril de 2014. | Foto por LG

San Salvador, 02 de Abril de 2014.

La firma rusa  Tyazhmash S.A. y la salvadoreña Diseños y Construcciones Civiles (Dycsa S.A. de C.V.) firmaron ayer sus contratos con la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) para reiniciar el proyecto de la presa El Chaparral que la autónoma prevé concluir a finales de 2017, a un monto estimado de $291 millones.

Las empresas se encargarán de concluir el diseño y la elaboración de dos turbinas para la generación de energía eléctrica y una estructura para albergar estos equipos, según explicó ayer el presidente de CEL, David López.

“Este es un nuevo proyecto, con una nueva visión; los trabajos en El Chaparral reinician hoy porque con estos primeros dos contratos vamos a concluir con una parte muy importante de la central y de su futura generación de energía”, subrayó el funcionario.

En este sentido, Tyazhmash S.A. utilizará el diseño que  encargó la firma italiana Astaldi (anterior contratista en El Chaparral) antes que se llegara a un arreglo directo con CEL, el cual, según su director general, Sergey Trifonov, se adaptará al diseño y a las dimensiones actuales de la casa de máquinas.

“Es un equipo de última tecnología; se han hecho pruebas del modelo de turbina que instalaremos y todas dan buenos resultados; en menos de dos años esperamos suministrar todos los equipos”, explicó el ejecutivo ruso.

López confirmó que el contrato con Tyazhmash es de casi $60 millones  y que una parte de este costo fue pagada a Astaldi en 2009.

“Si nosotros descartábamos por completo la actual casa de máquinas el costo se nos iba a incrementar en casi $100 millones e íbamos a tener más retrasos en el cronográma, por eso era clave apostarle a esta empresa”, añadió López.

Paralelo al contrato con los rusos, CEL también dio un contrato por un estimado de $10 millones a Dycsa S.A. de C.V., una empresa salvadoreña que se encargará de diseñar y construir las diferentes obras civiles necesarias para la instalación de la turbina.

Francisco Vega, gerente comercial de la firma, afirmó que esperan generar más de 200 empleos con la obra y que es una importante oportunidad para posicionar a la empresa en el tema energético.

“Tenemos una importante responsabilidad, queremos trabajar de forma coordinada con nuestros colegas rusos para que esta megaobra sea una realidad”, dijo Vega.

Mientras tanto, el presidente de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), Carlos Guerrero, reconoció que las expectativas de crecimiento para 2016 en el sector están “ligadas” a la ejecución de la presa El Chaparral. 

Además, recordó que es viable contratar a múltiples empresas para la obra, pero ve fundamental la coordinación y supervisión del proyecto.

“Nosotros confiamos en la CEL y apoyamos desde el primer momento que se nos planteó la posibilidad de terminar El Chaparral con varios contratos; solo esperamos que exista armonía y organización para que la ejecución avance sin problemas”, indicó Guerrero.

López puntualizó que en el primer trimestre de 2016 se tendrán listas otras nueve licitaciones antes de convocar para la construcción del dique  y la presa, algo que se prevé para el segundo semestre.

El Chaparral tenía que haber entrado en funcionamiento el año pasado. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación