Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEL despide a brasileños de la Expansión Presa 5 de Noviembre

Se finiquitará la supervisión del proyecto con la firma Intertechne por un desfase del 38% en la ejecución del contrato  y la falta de un plan <

Vista actual del proyecto Expansión presa 5 de Noviembre, ejecutado por CEL y la brasileña Queiroz Galvao. FOTO EDH / jUAN j. mORALES

Vista actual del proyecto Expansión presa 5 de Noviembre, ejecutado por CEL y la brasileña Queiroz Galvao. FOTO EDH / jUAN j. mORALES

Vista actual del proyecto Expansión presa 5 de Noviembre, ejecutado por CEL y la brasileña Queiroz Galvao. FOTO EDH / jUAN j. mORALES

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) decidió liquidar el contrato  con la firma brasileña Intertechne, ligada en su país 

al escándalo Petrobras,  en la consultoría y supervisión de la Expansión de la Presa 5 de Noviembre.  Los motivos: que la empresa  acumuló 

múltiples retrasos e incumplimientos en la ejecución de los servicios y que no presentó un plan contingencial para corregir múltiples  

irregularidades.

Así lo confirmó el presidente de la autónoma, David López Villafuerte, quien agregó que Intertechne, desde inicios de 2015, 

no resolvió un desfase del 38% en sus obligaciones contractuales y que en julio de 2014   “debía tener lista” una propuesta por 

todas las eventualidades al respecto, algo que  nunca fue presentado a la junta directiva de la CEL.“Intertechne va para afuera (de CEL) 

porque hemos visto mucho incumplimiento. A ellos les dimos tiempo, les metimos presión, les pedimos más gente, pero no mejoraron su 

competencia,  no presentaron ningún plan para enmendar los retrasos, las deficiencias, y por esto hemos decidido finiquitar el contrato”, afirmó 

López. 

López agregó otra falla: Intertechne sólo había asignado a ocho técnicos “in situ” para el proyecto mientras que otros 50 coordinaban desde 

Brasil la ejecución, un aspecto que para la CEL afectó de forma significativa la inspección de todos los trabajos que hasta la fecha 

han realizado las firmas brasileñas Queiroz Galvao, también ligada a Petrobras, y Andritz Hydro.

Este proyecto se adjudicó en enero de  2013 bajo la administración del expresidente de CEL, Leopoldo Samour, en el gobierno de Mauricio Funes.

Además, a un costo de $3.7 millones, Intertechne hizo el primer diseño de la malograda represa El Chaparral, el cual fue descartado. Pese a 

ello, se les pidió otro diseño en el gobierno Funes, el cual costó $5.8 millones, pero también fue descartado porque no era la solución más 

viable, según López, desde el punto de vista técnico y de seguridad para una obra de gran magnitud.

En total, Intertechne recibió más de $9 millones por dos diseños que se descartaron.Al igual que Queiroz Galvao, Intertechne está siendo 

investigada en Brasil por participar en un esquema de corrupción a través de la estatal Petrobras, donde inflaban costos de los 

proyectos y financiaban a partidos políticos y al oficialismo.La firma ha sido despedida de varios países, entre ellos Ecuador y Guatemala. 

Acá el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) finalizó el contrato de $5.3 millones porque “no llenó las expectativas” para efectuar 

los estudios de factibilidad del proyecto hidroeléctrico Xalalá, ubicado en el departamento de Alta Verapaz.

Querían “arreglo directo”El contrato con Intertechne se finiquitará en las próximas semanas porque se están afinando detalles jurídicos y financieros para sólo cancelar $1.8 millones de los $9.2 que indica el contrato CEL CP-09/12, adjudicado el 12 de abril de 2012.“Ellos estaban pidiendo un arreglo directo, pero nosotros debemos de apegarnos a la legalidad y vamos a  cerrar todo por mutuo acuerdo y pagando solo las obras realizadas.

La experiencia con ellos en el proyecto hidroeléctrico El Chaparral ya nos había enseñado como cerrar  este tipo de litigios”, agregó López.López añadió que Intertechne fue despedida del proyecto El Chaparral en octubre de 2014.

La Comisión adjudicó estos servicios a los brasileños a un monto que excedía en un 8.5% el presupuesto estimado por la institución, ya que, según el acta 3510 de la junta directiva de la autónoma, solo se tenía $8.5 millones para la adjudicación de la supervisión.“Ellos estaban muy relajados y con poca participación. 

Nos costó cerrar esta otra etapa porque CEL ha tenido que resolver el problema de El Chaparral y luego el contrato con Enel Green Power (en la geotérmica) pero el pasado miércoles ya definimos los puntos de acta de junta directiva correspondientes para proteger a la institución de cualquier demanda”, 

señaló López.Cuando CEL lanzó la licitación, había cinco compañías interesadas en la supervisión de la expansión, pero tres de ellas 

pidieron una extensión de plazo para presentar sus ofertas. La autónoma discutió aprobar una prórroga pero al final se decidió no cambiar los 

plazos originales y continuar con el concurso público. 

También la institución cambió los requisitos para escoger a la compañía, según el comparativo de los términos de referencia y las bases de licitación, ya que en un principio pidieron experiencia en la supervisión de al menos tres presas de 80 Megavatios (MW), pero después redujeron la exigencia a dos.

Costarricenses supervisarán 

Por otra parte López Villafuerte confirmó a este periódico que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) será la empresa que continuará con la supervisión de la Expansión de la 5 de Noviembre porque les permitirá reducir los costos para el proyecto y ganar recursos financieros  para apostarle al seguimiento de la presa El Chaparral.“Los técnicos del ICE y de la CEL están listos para seguir con la supervisión. 

En dos semanas haremos la transición donde sale Intertechne de manera formal y entran los colegas de Costa Rica, se formarán grupos muy 

capacitados de especialistas, hay talento suficiente en la región”, informó el titular de la CEL.En abril de 2015,  ICE (que es una empresa estatal) y la Comisión firmaron un acuerdo de cooperación por $71,750 para que expertos de la institución costarricense evalúe el avance físico y financiero del proyecto, el cual lleva un avance del 58%, según CEL.

“Ya se comparó la ejecución física real y  el avance físico planificado  en el período acumulado a la fecha de forma que permita establecer los 

ajustes requeridos al programa y tomar las acciones requeridas a corto plazo”, puntualizó López.

La expansión de la planta hidroeléctrica 5 de Noviembre consiste en aumentar su capacidad de producción utilizando los excedentes de agua 

que la central no aprovecha. Para ello se instalarán dos unidades generadoras adicionales de 40 MW cada una en una nueva casa de máquinas, con una capacidad de producción anual promedio de 130.34 Gigavatios hora.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación