Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Polémica en Guatemala por altos salarios de los trabajadores del Congreso

La información llega meses después que diferentes medios de comunicación solicitaron al Legislativo entregar los datos

En las redes sociales los internautas respondieron creando en Twitter #QuieroSerConserjeDelCongreso .

En las redes sociales los internautas respondieron creando en Twitter #QuieroSerConserjeDelCongreso. | Foto por Internet

En las redes sociales los internautas respondieron creando en Twitter #QuieroSerConserjeDelCongreso.

GUATEMALA.  La publicación de los salarios de los trabajadores del Congreso de Guatemala ha desatado la polémica, ya que hay cargos, como el de secretaria, con un salario mensual equivalente a los $3,900 en un país donde el sueldo mínimo ronda $300. 

Según el diario Prensa Libre, hay una notoria desigualdad y falta de clasificación de los puestos y especialidades, por ejemplo un médico del jardín infantil del Congreso gana 12 mil queztales ($1,573), pero hay conserjes y asistentes que duplican ese salario.

La información fue dada a conocer ayer por el presidente del Organismo Legislativo, Mario Taracena, de la bancada opositora Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), a través de sus redes sociales. 

De acuerdo al documento, a la fecha del 16 de diciembre pasado, la nómina más elevada es la de la contadora general del Organismo Legislativo, Hilda Roldan García, quien devenga mensualmente 76,365 quetzales ($9,982), seguida del director de Protocolo, que labora para el Congreso desde febrero de 2004 y cobra 64,927 quetzales mensuales ($8,487). 

Además, está en puesto número tres de la lista el encargado de bancos, Wilmer Domingo Valenzuela Sazo, que cobra 61,245 quetzales ($8,000); en la posición cuarta está el encargado del presupuesto del ente Legislativo, Gerardo Antonio López y López, quien devenga 60,634 quetzales (7,926 dólares). 

En la lista, de más de 1,500 empleados, siguen en el puesto cinco el subdirector técnico del organismo, Marco Tulio Coronado Silva, con 59,091 quetzales ($7,730); en el sexto, el asistente “profesional administrativo” Marystella Carolina Mejicanos Ríos, que cobra 54,811 quetzales ($7,165), y en el séptimo el asistente de Auditoría Interna Marvin Javier Natareno Pérez, que devenga 49,352 quetzales mensuales ($6,450). 

La lista de los diez mejores pagados la completan el asistente Jose Nicolás Rompiche, con 44,886 quetzales (5,189 dólares); la taquígrafa parlamentaria Amada Ligia García Hernández de González, con 42,290 quetzales ($5,530), y la jefa de personal del Congreso, Ofelia Mercedes Villafuerte, con una nómina de 41,612 quetzales (5,440 dólares). 

En el documento también se pueden ver sueldos de conserjes y asistentes de más de 20,000 quetzales (más de $2,600) o secretarias con una nómina de 30,000 quetzales (más de $3,900). 

La polémica en las redes sociales no se hizo esperar, y los internautas respondieron a esta publicación con mensajes como “Quiero ser conserje del Congreso para poder salir de pobre” o “¿Dónde estudio el doctorado en escobas y trapeadores”. 

Según Taracena, la publicación de estas cifras “no es un ataque a ningún diputado”, sino que “es una acción en apego y cumplimiento de la Ley de Acceso a la Información” y agregó que los contratos que sean autorizados durante su gestión también se publicarán. 

Guatemala aumentó este año un 4 % el salario para los trabajadores del sector agrícola y no agrícola, y un 3.5 % para los del sector de exportaciones y maquila. 

Esto significa que los primeros pasarán de devengar 2,394 quetzales ($312) a 2,456 quetzales (unos $321), mientras que los segundos pasarán de cobrar 2,200 quetzales ($287) a 2,246 quetzales ($293). 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación