Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Hasta 2015 DHS priorizó remoción de inmigrantes con record criminal

El Departamento de Seguridad Nacional destaca que desde 2009 este grupo fue creciendo hasta llegar al 59% del total de remociones de inmigrantes irregulares desde el territorio estadounidense

Las redadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) llevarían a la detención y deportación de personas que ya tienen una orden de deportación otorgada por un juez de inmigración.

Las redadas  por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) llevarían a la detención y deportación de personas que ya tienen una orden de deportación otorgada por un... | Foto por Agencia AP

Las redadas  por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) llevarían a la detención y deportación de personas que ya tienen una orden de deportación otorgada por un juez de inmigración.

Justo antes de iniciar la vacación navideña, el Departamento de Seguridad Nacional ( DHS)  informó que hasta el año fiscal 2015 se habían cumplido las metas de remoción de inmigrantes indocumentados con record criminal, puestos en la primera línea de prioridad para las autoridades estadounidenses.

En los recientes ejercicios fiscales, el brazo operativo Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, más conocido como ICE, llegó a copar hasta con el 59% de los aviones fletados con indocumentados devueltos hacia los países emisores de migrantes, entre estos El Salvador.

Esta agencia federal explica que hasta 2015 hubo prioridad en la remoción de criminales convictos y de todos aquellos sujetos que representan peligro a la seguridad pública y la integridad de las comunidades y de la zona fronteriza de EE.UU.

“El departamento ha aprehendido 406,595 personas en todo el país y llevó a cabo un total de 462,463 remociones. La Patrulla Fronteriza de EE.UU. reportó 337,117 detenciones en todo el país, en comparación con 486,651 en el año fiscal 2014. Al mismo tiempo, el ICE deportó a  235,413 personas en el año fiscal 2015, con el 86% de estas personas considera una máxima prioridad”, explica  DHS.

Así sus estadísticas le indican que hasta el 91% de los deportados de 2015 estaban en esa lista prioritaria, un aumento sustancial en comparación con 2014 que representó un 86% de deportados con récord por parte de ICE.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, también se ha sumado a recalcar esos números y en continuar con los esfuerzos y recursos que les permite la ley federal  para hacer cumplir la compleja legislación de inmigración vigente. 

“Con las deportaciones del año pasado y al revisar las estadísticas  se caracterizan principalmente por tres cosas: primero, las deportaciones del año pasado reflejan una mayor atención de este Departamento en dar prioridad a los criminales convictos y amenazas a la seguridad pública, la seguridad fronteriza y la seguridad nacional. En segundo lugar, las deportaciones fueron impulsadas por una disminución dramática de los detenidos en la frontera durante el año fiscal 2015”, explicó Johnson.

Los 337,117 detenidos durante el ejercicio fiscal que concluyó el 30 de septiembre reciente, es el segundo grupo más bajo en la historia desde 1972. 

En ese comunicado el secretario Johnson reconoció que para el ejercicio fiscal en curso hay un desafío importante con el incremento de la inmigración ilegal proveniente de Centroamérica a razón de múltiples causas.

“En el año fiscal 2016, seremos desafiados nuevamente por una variedad de factores que impulsan la migración ilegal a los EE.UU., en su mayoría de América Central, y estamos redoblando nuestros esfuerzos de seguridad fronteriza”, aseguró el secretario Johnson.

“Para el año fiscal 2016  estamos renovando y la reconstrucción de los lazos del ICE con la policía estatal y local”, puntualizó el funcionario sin ofrecer más detalles sobre el agresivo plan que han hecho público medios de comunicación estadounidenses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación