Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. dará más ayuda a los refugiados de Triángulo Norte

Beneficio para guatemaltecos, salvadoreños y hondureños. ACNUR determinará quién será referido a EE.UU. como refugiado.

Protesta redadas

El congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez (c), pidió que se ponga fin a las redadas de inmigración para acelerar las deportaciones de centroamericanos.  | Foto por EFE

El congresista demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez (c), pidió que se ponga fin a las redadas de inmigración para acelerar las deportaciones de centroamericanos. 

WASHINGTON. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, anunció ayer que su Gobierno planea “expandir” su programa de admisión de refugiados para acoger a ciertos inmigrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras que huyen de la violencia en sus países, mediante centros de procesamiento gestionados por la ONU. 

“Quiero anunciar planes de expandir el programa de admisión de refugiados de EE.UU. para ayudar a familias e individuos vulnerables de El Salvador, Guatemala y Honduras”, dijo Kerry. 

El objetivo es “ofrecerles una alternativa segura y legal al peligroso viaje que muchos están tentados a empezar y que los hace una presa fácil para los traficantes de personas que no tienen ningún interés que no sea su propio lucro”, agregó. 

El Departamento de Estado precisó en un comunicado que Estados Unidos colaborará con la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional de la Migración (OIM) “y sus socios en las ONG para identificar a personas necesitadas de protección como refugiados”. 

Entre ellas puede haber “personas perseguidas por las bandas criminales, defensores de derechos humanos que han sido perseguidos, y otros”, según el Departamento de Estado, que seguirá “explorando más opciones posibles, incluido para aquellos que puedan correr un riesgo inminente de daño”. 

ACNUR “determinará quién debe ser referido” a Estados Unidos para su entrada como refugiado en el país, y el Gobierno estadounidense tomará entonces la decisión final, explicó un funcionario del Departamento de Estado, que pidió el anonimato. 

Según informó el diario The New York Times, el plan consiste en que ACNUR ponga en marcha centros de procesamiento de refugiados “en algunos países cercanos” a los del Triángulo Norte de Centroamérica, “donde los emigrantes estarían temporalmente fuera de peligro”. 

El rotativo, que cita a funcionarios estadounidenses, indicó que la medida permitiría a “miles de migrantes, quizá hasta 9.000 al año” llegar a vivir a Estados Unidos, pero algunos serían enviados a otros países del continente. 

El Gobierno espera empezar a recibir las primeras determinaciones de ACNUR sobre personas que merezcan el estatus de refugiado “en los próximos dos a tres meses”, precisó la fuente. 

El senador demócrata Bob Menéndez consideró que “la apertura de un centro para el procesamiento de refugiados en Centroamérica es un paso importante en el reconocimiento de que esta es una crisis humanitaria hemisférica que merece un enfoque integral”. 

Menéndez dijo que espera “recibir más detalles” sobre el programa, pero insistió en que también es necesario “detener de inmediato las redadas de inmigración domesticas para agilizar las deportaciones de las mismas familias que buscamos ayudar con el anuncio de hoy”. 

El embajador de El Salvador en Estados Unidos, Francisco Altschul, dijo respetan pero no comparten la política de deportaciones estadounidense ya que crea miedo entre los inmigrantes y “no es la solución” para contener el flujo de personas que huyen de la violencia en Centroamérica. 

“Respetamos esa decisión pero por supuesto no la compartimos. Estamos preparados para colaborar siempre que tengamos la certeza de que nuestros ciudadanos tienen garantizado el debido proceso que contempla la ley estadounidense”, afirmó Altschul en el centro de estudios Diálogo Interamericano de Washington.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación