Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

CIDH pide a Honduras poner fin al alto índice de impunidad y abuso de fuerza

Estima que más del 80 % de los homicidios cometidos en el país quedan impunes por la incapacidad de los órganos de investigación

Francisco Eguiguren, relator de la CIDH para Honduras.

Francisco Eguiguren, relator de la CIDH para Honduras.  | Foto por Archivo

Francisco Eguiguren, relator de la CIDH para Honduras. 

WASHINGTON.  La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó ayer al Gobierno de Honduras a que ponga fin al alto índice de impunidad en el país y al uso ilegítimo de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, en algunos casos “en complicidad” con el crimen organizado. 

La CIDH, en un informe publicado ayer y elaborado tras su visita al país en diciembre de 2014, estima que más del 80 % de los homicidios cometidos en Honduras quedan impunes por la incapacidad de los órganos de investigación. 

La Organización de Estados Americanos (OEA) acordó en enero con el gobierno de Honduras el envío de su primera misión en el continente para luchar contra la corrupción y la impunidad, firmada por 4 años y con financiación internacional. 

En su visita en 2014, la Comisión observó que una de las causas de la inseguridad ciudadana “proviene del mismo cuerpo policial, de la policía militar y del ejército a través del uso ilegítimo de la fuerza, en algunos casos en complicidad con el crimen organizado”. 

Las Fuerzas Armadas participan “activamente” en funciones de seguridad ciudadana a través de cuerpos especializados, actúan en el sistema penitenciario y se recurre a ellas para solucionar conflictos agrarios, dice el informe. 

“La seguridad ciudadana debería ser de competencia exclusiva de cuerpos policiales civiles, debidamente organizados y capacitados. Las fuerzas armadas carecen del entrenamiento adecuado para el control de la seguridad ciudadana (...) y su involucramiento en varias funciones del Estado representa riesgo para la vigencia del Estado de Derecho”, considera el comisionado Francisco Eguiguren, relator de la CIDH para Honduras. 

Además advierte de que persisten “importantes desafíos” en relación con la independencia de jueces y fiscales, en particular los que derivan del marco normativo dispuesto por el Estado para regular los procesos de selección y disciplina. “No deben estar sujetos a remoción como resultado de las decisiones que, conforme a derecho, adoptan en sus labores”, señala el comisionado José de Jesús Orozco. 

La Comisión, tras su visita entre el 1 y el 5 de diciembre de 2014, concluye que la tasa de homicidios en Honduras sigue siendo una de las más altas de la región y del mundo “a pesar de que cifras del Estado” dicen lo contrario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación