Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alto comisionado de DD.HH. de ONU denuncia acoso de régimen venezolano

Jueces y fiscales venezolanos lo sufren sobre todo en “casos políticamente sensibles”.

MADURO ACUSA A ESTADOS UNIDOS DE SOMETER A VENEZUELA A UN "ACOSO PERMANENTE"

Nicolás Maduro durante su intervención en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza. | Foto por EFE

Nicolás Maduro durante su intervención en la sede de la ONU en Ginebra, Suiza.

El alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al Hussein, denunció el jueves la presión a la que son sometidos los jueces y fiscales venezolanos, especialmente cuando lidian con “casos políticamente sensibles”. 

“El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria y el Comité de Derechos Humanos, así como mi propia Oficina, han expresado serias preocupaciones sobre la independencia del poder judicial en Venezuela, la imparcialidad de los jueces y fiscales y las presiones que enfrentan cuando se trata de casos políticamente sensibles”, indicó Zeid. “Los casos de la jueza María Luisa Afiuni y Leopoldo López son ilustraciones evidentes de estos problemas”, agregó el alto comisionado en un discurso pronunciado por teleconferencia desde Nueva York. 

La jueza fue detenida en diciembre de 2009 por poner en libertad a un empresario crítico con el Gobierno que había cumplido el máximo de prisión preventiva, y desde entonces está sometida a medidas restrictivas de su libertad, sin que se haya celebrado su juicio. 

La magistrada fue acusada en 2009 después de que Hugo Chávez (1999-2013) la llamara “bandida” y pidiera para ella la máxima pena de prisión. 

López, líder opositor, ha sido sentenciado a casi 14 años de prisión por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio en relación con la violencia registrada al término de una marcha el 12 de febrero de 2014. 

Zeid realizó su alocución minutos antes de que Nicolás Maduro, interviniera ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU con sede en Ginebra en una sesión especial organizada a petición de su gobierno. 

La sesión fue aceptada “como un acto de cortesía”, como hoy subrayó el presidente del Consejo, el alemán Joachim Rücker, al iniciar el acto, en una breve introducción en la que recordó los deberes que implica ser miembro de la entidad, especialmente colaborar con los sistemas de control existentes. 

En su intervención, Maduro Maduro no hizo ninguna mención explícita a la alocución de Zeid y se limitó a decir que había venido a “decir la verdad” sobre lo que ocurre en su país. 

No obstante, tras acabar el pleno, el mandatario se reunió con representantes de medio centenar de países “amigos”, los conocidos como el “grupo de países con ideas afines” así como con otros, durante una hora. 

En esa reunión, según dijeron participantes en la misma que pidieron el anonimato, Maduro reprobó a Zeid por sus críticas al país diciendo explícitamente: “Ese vídeo es una vergüenza”. 

Esas críticas tuvieron eco entre algunos de los presentes, especialmente entre los miembros del ALBA -especialmente Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua- que junto a Argelia y Arabia Saudí anunciaron que mandarán una carta de queja a Zeid. 

El alto comisionado también se refirió al acoso que sufren periodistas y defensores de derechos humanos. 

“El Comité de Derechos Humanos recientemente también expresó su preocupación, que yo comparto sobre la intimidación, amenazas y ataques a periodistas, defensores de derechos humanos y abogados”, especificó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación