Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obras de DalÍ sobre Los Caprichos de Goya en el Marte

El surrealista rinde homenaje al maestro en la muestra "Goya - Dalí del capricho al disparate". Estará abierta del 31 de mayo al 17 de agosto

El curador, Federico Fernández junto al consejero de Cultura, Fernando Villena y el Director del Marte, Roberto Galicia foto EDH /Miguel VILLALTA

El curador, Federico Fernández junto al consejero de Cultura, Fernando Villena y el Director del Marte, Roberto Galicia foto EDH /Miguel VILLALTA

El curador, Federico Fernández junto al consejero de Cultura, Fernando Villena y el Director del Marte, Roberto Galicia foto EDH /Miguel VILLALTA

El artista español Salvador Dalí no tuvo problema alguno en apropiarse de ideas, técnicas e imágenes de la serie "Los Caprichos", una sátira de la sociedad madrileña del Siglo XVIII hecha magistralmente por el pintor aragonés, Francisco de Goya.

El surrealista recrea los 80 grabados del aragonés, quién empleó las técnicas mixtas de aguafuerte, aguatinta y retoques de punta, aspectos estéticos que influyeron en los movimientos impresionistas, romántico francés y expresionismo alemán.

La muestra titulada "Goya-Dalí, del capricho al disparate" se exhibe desde mañana a las 6:30 p.m. en el Museo de Artes de El Salvador (Marte), cuya colección es parte de la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber), y gracias a la colaboración del museo, la Embajada de España y la Fundación Poma.

El curador a cargo de esta colección es Federico Fernández Diez, comisionado de la exposición e investigador de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), quien ha trabajado, por seis años, en la curación presentada en diferentes países.

"Los caprichos de Dalí, son tremendamente importantes, porque son el primer y el único testimonio en el que, el propio Dalí, manifiesta su reconocimiento a Goya como fuente directa de su universo creativo", explicó el curador Fernández Diez.

Para el especialista, el gran interés de Dalí por recrear la obra de Goya es para establecer la deuda que tiene el surrealista hacia el estilo barroco goyesco.

"La primera imagen de los Caprichos, donde el retrato de Goya abre un cajón del que hace surgir un persona que representa a él mismo, envuelto en un paisaje daliniano con imágenes del surrealismo, por eso es necesario puntualizar que Dalí surge de Goya en esta primera imagen", aseguró el curador.

Dalí se convirtió en la figura icónica del movimiento surrealista, gracias a que su producción artística refleja una combinación de imágenes referentes a los sueños y objetos cotidianos presentados de manera sorprendente a través de un dibujo minucioso, un tratamiento de detalles de gran verosimilitud.

"El surrealista rinde homenaje al maestro, mediante la provocación y el absurdo aparente, convirtiendo el sueño de la razón en fuente de creación y conocimiento", señaló Fernández Diez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación