Mostrarla luego | No, gracias

5 partes del cuerpo que están de sobra

Una antropóloga reveló que gracias a la evolución humana nuestro cuerpo se ha modificado, pero todavía existen partes de lo que fuimos hace millones de años.

Foto Por Pixabay

Por M. Orantes / Agencias

Feb 05, 2019- 11:41

Las sobras evolutivas son partes del cuerpo humano que no funcionan para nada, es decir, no tienen mayor utilidad. Además estas partes han permanecido durante años en los cuerpos porque eran necesarias y vitales, pero poco a poco podrían desaparecer.

La antropóloga Dorsa Amir, de Boston College, descubrió una lista de sobras.

Te puede interesar:

¿Dientes destemplados? Este es el mejor tratamiento para acabar con la sensibilidad dental

Según expertos en salud bucal, los resultados son inmediatos. El paciente puede disfrutar de nuevo de los alimentos ácidos, fríos o calientes

1. El apéndice

En el pasado ayudaba en la digestión de las plantas con exceso de celulosa. Eso da pistas de la dieta de los ancestros. En la actualidad podríamos agradecerle a este órgano que juega un papel como almacenador de bacterias del intestino ya que la dieta del hombre es totalmente variada. Es su función y hay estudios que lo demuestran, pero no tenerlo tampoco perjudicaría el organismo a gran escala.

2. Músculos 

Se trata del “palmar largo” que se extiende desde la muñeca hasta el codo. En el pasado ayudaba a ejercer la fuerza necesaria para trepar árboles. Amir sostiene que un 10% de los humanos ya no lo han desarrollado. Este músculo es una protuberancia fina y recta, que se creía era un tendón.

Otro músculo es el llamado arrectores pili. Servía para erizar el pelo cuando el ser humano detectaba peligro. El mismo lo poseen actualmente animales como los gatos.

OPEN INTERNACIONAL DE FISICOCULTURISMO EN MEDELLÕN

Puro músculo durante el Open Internacional de fisicoculturismo.

También ha disminuido la capacidad para controlar unos músculos que tenemos en las orejas. A los mamíferos les eran útiles para detectar presas o depredadores. En nuestros días poca gente tiene la capacidad de “mover las orejas” como lo hacen los animales.

Se integra a esta lista el músculo piramidal, ubicado en la parte baja de abdomen y que es de forma triangular. Algunas personas tienen dos o ninguno. Su función era la de facilitar la movilidad y rotación de músculos abdominales cuando el ser humano aún caminaba en cuatro patas.

3. Muelas

Específicamente las llamadas muelas del juicio, cordales o terceros molares. No todas las personas las tienen y en realidad no son muy importantes, pero en la antiguedad tenían una función especial: moler la carne dura y los cereales crudos. Por eso los antepasados tenían mandíbulas fuertes y potentes.

4. El coxis

También llamado cola embrionaria tenía la función de dar equilibrio al cuerpo y hacer que se moviera mejor. Pero cuando el humano evolucionó y se irguió la cola no resultaba útil. El coxis se forma entre la semana cinco y ocho del feto.

5. Los párpados

Se trata del tercer párpado que podemos notar en la esquina interna del ojo. Lo poseen algunas aves y reptiles como membrana que protege la vista. Según investigaciones anteriores era necesario para humedecer los ojos y eliminar residuos. El ser humano los perdió hace mucho tiempo atrás.

 

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano