No muere Coatepeque pero lo empuercan irresponsables

Es claro que debe buscarse la forma de obligar a los dueños de terrenos sobre el lago y muy especialmente los chupaderos, instalar fosas sépticas para evitar que en el lago esos deshechos se viertan sin ningún tratamiento. Eso va en beneficio de todos.

Por El Diario de Hoy

Ago 20, 2019- 19:32

El lago de Coatepeque no muere, pero la contaminación empuerca sus aguas. Ese es el tema que se desarrolla en un reportaje investigativo, ilustrado con infográficos, que se ha estado publicando en este Diario desde inicios de la semana.

Durante décadas muchos dueños de lotes y parcelas han arrojado al lago aguas servidas sin darles tratamiento de ninguna clase, lo que se resolvería tratando en fosas sépticas las materias fecales y demás desechos.

Echar al río o la quebrada desagües de sanitarios sin tratar es el viejo vicio de los tercermundistas, comenzando por el uso del Acelhuate como la “cloaca máxima” de San Salvador, usando la expresión romana.

Tercermundista nuestro país después del paso de los efemelenistas por el poder y cuando ya habíamos alcanzado la categoría de Segundo Mundo, aunque se tratara de un modesto nivel, similar al de ciertas regiones pobres en Europa y Asia.

Muchos dueños de casas usan el agua de lavamanos, pilas y lavatrastes para regar sus jardines, vertiendo en cloacas únicamente el agua de inodoros.

Otros inclusive, aunque no son muchos, tienen sus pequeñas plantas de tratamiento integral, utilizando bacterias, papel biodegradable y cloro para que el agua salga limpia, casi potable.
El resto del proceso lo hace el oxígeno del aire y el sol.

En muchas ciudades del primer mundo el agua así tratada se utiliza para regar calles, jardines municipales, en plantas industriales.

Hace unos años, un municipio de Estados Unidos estrenó una planta de tratamiento de aguas servidas. Y para enfatizar la eficiencia de la planta, el alcalde tomó un vaso, lo metió en el reservorio y se la tomó.

Igual sucedió en Holanda después que las autoridades declararon que una red de canales estaba limpia, con agua prácticamente potable.

Para demostrarlo, la Reina de Holanda con un grupo de señoras y jóvenes conocidas, llegó al lugar en traje de baño y todas nadaron allí.

Como un dato interesante, en Holanda, con alguna frecuencia, vehículos caen en los canales, pues muchos los estacionan sobre los “hombros”. De allí que los dos artes que tienen que aprender todos los niños holandeses, además de lo que se les enseña en las escuelas, es andar en bicicleta y nadar.

Debe obligarse el uso de fosas sépticas

Es claro que debe buscarse la forma de obligar a los dueños de terrenos sobre el lago y muy especialmente los chupaderos, instalar fosas sépticas para evitar que en el lago esos deshechos se viertan sin ningún tratamiento. Eso va en beneficio de todos.

La única manera de que la gente cumpla con normativas es multarlos, pero para evitar que se despierten suspicacias y cuidar el buen uso de tales multas, lo propio es que sea a través de un entendimiento entre autoridades y vecinos.

El lago es uno de los cráteres del Volcán de Santa Ana, siendo el otro cráter el Izalco, el antiguo “Faro del Pacífico”.

Presumiblemente el lago se formó después que la explosión volcánica destruyera el cono, como sucedió con el original volcán de Ilopango, cuya explosión destruyó el volcán y cuyas cenizas ardientes, como las del Vesubio en Pompeya, aniquilaron toda vida en la mayor parte del territorio salvadoreño.

Rescatemos nuestro hermoso lago de Coatepeque de la depredación perpetrada por irresponsables.

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad