De nuevo: despellejar a los ricos para “ayudar a los pobres”

La serpiente en los paraísos populistas es que serruchan la rama del árbol donde están sentados o, como en el cuento clásico de la gallina que ponía huevos de oro, al matarla descubren que el pajarraco no estaba compuesto de oro...

Por El Diario de Hoy

Abr 25, 2021- 22:10

Cobrar más impuestos “a los ricos” para educar jóvenes es una propuesta legislativa del presidente Biden, quien hace muy poco dijo que elevando esas cargas sería posible reparar carreteras, escuelas, infraestructura pública.

Pero todo lo que hacen los gobiernos en distintos ámbitos, desde sostener centros asistenciales, cuidar infraestructura, mantener el aparato militar de defensa, enviar sondas espaciales, se sufraga con impuestos, ya sea los que cobra el gobierno central, como las cargas estatales y municipales.

Se calcula que el cincuenta por ciento o más de lo que produce un ciudadano o residente se paga en impuestos, aunque hay países donde las cargas son muchísimo más elevadas.

Hace pocos años una ciudadana sueca denunció que su carga tributaria equivalía al ciento tres o cinco de sus ingresos, es decir, que tenía que pagar más de lo que ganaba, lo que condujo a una revisión de toda la estructura fiscal del país.

El cuento que se les dice a los suecos es que “todo lo reciben gratis”, como si los beneficios no se pagaran, pues los suecos y los escandinavos se sacan de una bolsa el dinero para recibir en la otra, pero descontando lo que las burocracias se embolsan.

El cuento es que los burócratas sabrán gastar mejor el dinero de Juan que el mismo Juan, lo que es un contrasentido, pues se basa en la suposición de que quien genera el dinero es medio irresponsable: el “Estado” es un más sabio administrador, pese a que “el Estado” son personas de carne y hueso, sujetos a las mismas debilidades que el resto de los bípedos sin plumas que somos los hombres, como dijo Aristóteles.

El “pequeño problema” en este cuadro es que países como el nuestro que habían logrado situarse en la condición de “Segundo Mundo” se deslizaron, a causa de los políticos corruptos, a una tercera y cuarta dimensión, a situaciones calamitosas donde más y más hay crecientes masas de personas y grupos que se empobrecen mientras unos cuantos corruptos se forran con lo que otros generan “con el sudor de sus frentes”.

La serpiente en los paraísos populistas es que serruchan la rama del árbol donde están sentados o, como en el cuento clásico de la gallina que ponía huevos de oro, al matarla descubren que el pajarraco no estaba compuesto de oro…

¿Qué se quiere decir con esto?
Los “huevos de oro” en nuestra época son las inversiones, los empleos, los productos, la innovación generada por esos grupos a quienes califican como “ricos”, la burguesía, siguiendo el calificativo que les dio Marx.

Los lobotomizados, como los califica nuestro columnista panameño Alonso Correa (o nulpensantes, los que muerden los anzuelos populistas) caen fácilmente en la trampa, relamiéndose por el imaginario festín que van a darse…

El sistema impositivo estadounidense es un laberinto de reglas y castigos

Los emprendedores tarde o temprano “votan con los pies” marchándose a otros países, buscando formas de evadir esas cargas, buscando quienes en el exterior pueden maquilarles productos o lo que sea necesario para escapar la persecución de los cobradores de impuestos.

Un caso muy ilustrativo al respecto se dio con el actor francés Gerard Depardieu, saqueado en Francia, por lo que optó por hacerse ciudadano de Rusia, una dictadura que sin embargo es más sensata en cuanto a cargas fiscales, pues aplica un impuesto general de pago obligatorio pero sin otras cargas…

Se calcula que imponiendo una tasa única pero obligatoria, los Estados Unidos recaudarían más que con su diabólico, kafkiano sistema fiscal…

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones