Vacunas, supersticiones y desmanes alrededor del COVID-19, la gran peste

Como le dijo un conocido nuestro a una persona muy inteligente y capaz pero que en esto del coronavirus se aferra a las teorías conspirativas, “no hay que pensar como muchas señoras mayores de pueblo que se niegan a vacunarse porque les asusta pensar que les apliquen una inyección...”

Por El Diario de Hoy

May 10, 2021- 16:54

Producir vacunas contra el COVID-19 sin reconocer las patentes de sus fabricantes decidió unilateralmente el Gobierno de Estados Unidos, medida que Alemania rechaza, pues no se considera que además de la inversión en capital y esfuerzos que llevaron a desarrollar la vacuna, esas farmacéuticas se apoyaron en conocimientos e inversiones que en muchos casos se remontan décadas en el tiempo.
El derecho a la propiedad es el fundamento de la libertad humana, pues con ello la persona se libera de servidumbres impuestas. Cuba es un escaparate de miseria y opresión precisamente por no reconocer el derecho a la propiedad, pues inclusive hasta la ropa que alguien lleva pertenece “al Estado”.
Jenner fue el genial descubridor no solo de la vacuna contra la viruela, sino, en el proceso, de la vacunación como una forma de prevenir enfermedades y salvar vidas, lo que inspiró a otros grandes investigadores a desarrollar vacunas contra la tuberculosis (Robert Koch), la pasteurización y el tratamiento contra la rabia del genial francés Pasteur, la vacuna contra la polio por Johannes Salk…
Hay vacunas contra el sarampión, la fiebre amarilla, la neumonía bacteriana, pero aun la simple gripe desafía todos los intentos de desarrollar una vacuna, como sucede con el Ébola: se combaten esos flagelos con otras armas.
Con el COVID-19 se está dando un fenómeno inesperado: mucha gente ha caído en la trampa de las “conspiraciones”, sosteniendo que las vacunas no solo no son efectivas, sino que son parte de un diabólico plan para eliminar parte de la población mundial y/o cargarse a los viejos, además de implantarles en el ADN lo que les llevaría a la infertilidad y a una prematura muerte.
En Estados Unidos y dado que muchos padres no vacunaron a sus hijos “por no creer en las vacunas”, esos niños, ahora adultos jóvenes, los están demandando debido a que sufren las consecuencias de la estupidez de sus progenitores.
Tan peligrosa es la pandemia del COVID-19 como la de los que minimizan sus efectos y se oponen a la aplicación de las vacunas, pese a las horribles consecuencias que esta dolencia tiene en India, donde los servicios médicos están colapsados y no dan abasto los crematorios para incinerar a las víctimas, como está sucediendo en Nueva York, donde los servicios médicos, disponibilidad de camas de hospitales, personal sanitario han llegado en varios momentos al borde del colapso.
Pero una y otra vez oímos lo de “no creo en las vacunas”, de que un número igual de personas están muriendo de cáncer, que todo es un invento, que “la Iglesia” se opone a las vacunas por usar tejidos de embriones y “etcétera, etcétera, etcétera”.

De desastre en desastre va la salud pública a causa de actos arbitrarios del régimen

Como le dijo un conocido nuestro a una persona muy inteligente y capaz pero que en esto del COVID-19 se aferra a las teorías conspirativas, “no hay que pensar como muchas señoras mayores de pueblo que se niegan a vacunar porque les asusta pensar que les apliquen una inyección…”
Efectivamente mucha gente muere de cáncer, de dolencias cardiacas, de males renales crónicos además de los que fallecen víctimas del COVID-19, lo que ha movido a muchos especialistas y médicos experimentados a alertar de que dado el desastre en que está la economía y los centros asistenciales a causa de las ocurrencias y arbitrariedades del cleptodesgobernante, al lado de los que mueren de la pandemia, personas que sufren otros males muy serios pueden fallecer por falta de la adecuada atención.
Que para armar esa burla que es el “Hospital El Salvador” se hayan quitado equipos al Hospital Rosales y fondos al Seguro Social muestra la amoralidad del régimen…

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones