¡Violencia en los hospitales! 36 horas laborales

Debe el MINSAL educar a la población usuaria del sistema de salud en el sistema TRIAGE, que significa que hay protocolos para la atención de un paciente: “No se atiende a un paciente porque llega primero, sino por la gravedad de su dolencia”.

Jul 11, 2019- 20:19

En El Salvador todo puede ocurrir. Pero faltaba más, ¡que una paciente golpee a un médico interno! ¿Tan mal estamos como sociedad? Sí. La violencia que se vive en todo el país a diario ha escalado niveles inadmisibles: paciente golpeando a un estudiante, meseros vapuleando a un cliente; con la mayor imparcialidad y objetividad pues así como hay médicos buenos también hay médicos que no debieron graduarse.

Pero vamos paso a paso; ¿sabe usted cuál es el trabajo del médico interno?

No reciben un centavo como salario; se les violentan sus horarios laborales; son sometidos a inhumanos y despersonalizados castigos, humillaciones y maltratos. Tenemos médicos internos que no son chicha ni limonada para nuestro sistema de salud, son “empleados públicos”; cuando conviene a las autoridades y “empleados de servicio” dedicados a ir a traer exámenes de laboratorio, desvelarse junto a un paciente controlando determinados signos vitales, soportar acoso laboral y sexual de superiores; poco o nulo tiempo queda a la búsqueda de la excelencia académica por parte de un médico interno pues sus turnos de 36 horas rebasan toda capacidad de realizar una preparación académica adecuada.

Ese trabajo raya lo ilegal pues sobrepasa las 40 horas laborales que la ley estipula, pero ¿qué dicen las autoridades del MINSAL? Y hoy que tenemos de Ministro de Trabajo un líder sindical o ex líder, ¿qué dice?
Tiene el lector que experimentar trabajar 36 horas sin descanso para lograr entender y comprender , el trabajo del médico interno; pero la violencia también es ejercida desde las mismas autoridades de salud, pocos ciudadanos conocen el caso de dos doctoras que fueron despedidas de un hospital público en su proceso de formación como especialistas, una de ellas en su séptimo mes de embarazo y ¿cuándo alzo voz alguna institución que vela por los derechos de la mujer?

¡No se escuchó a nadie! Y allí conocí otra forma de “golpear” con el despido a las dos colegas. Estos casos me llevan a la clara reflexión de que es hora de ver como universidades cuál es el nuevo rol, el nuevo reto al que nos estamos enfrentando en el proceso de enseñanza. Es un imperativo acompañar a sus estudiantes sean médicos internos o médicos residentes con el apoyo, académico, emocional y legal estamos en una época llena de leyes pero seguimos diciendo ¡Sálvese como pueda!

Siempre la pita se rompe por lo más débil y en este caso ha sido la médica interna agredida y las dos doctoras despedidas sin el debido proceso. El hilo que se rompió y toda una sociedad y autoridades voltean la mirada hacia otro lado; vuelvo la mirada, no inquisidora ni mucho menos señalando, hacia el Ministro de Trabajo, hombre de mil batallas para que apoye a cada ciudadano salvadoreño en que se le respete el derecho constitucional al trabajo y termine aquellos perversos compadrazgos entre empleados de dicho ministerio con los patronos siendo siempre el afectado el empleado.

¿Qué decir de la Fiscalía General de la República? Triste papel pues pareciera que la ignorancia y desidia superan al número de empleados que no mueven un dedo en la defensa de las doctoras mencionadas. ¿Cuántas instituciones se han mencionado que deben salvaguardar los derechos laborales de los trabajadores y en este caso del personal de salud?

MINSAL, universidades, Ministerio de Trabajo, Fiscalía, Derechos Humanos y tantas organizaciones feministas que encontraron su modo de vivir; no puede ser que tales aparatajes no protejan a los médicos internos.

Debe el MINSAL educar a la población usuaria del sistema de salud en el sistema TRIAGE, que significa que hay protocolos para la atención de un paciente: “No se atiende a un paciente porque llega primero, sino por la gravedad de su dolencia”. Todo es triste, todo; esa violencia no debería suceder pero lo más espeluznante de este circo romano es el espectador. La nueva idea debería ser garantizar que los médicos internos son estudiantes, médicos en proceso de formación y no confundirlos con empleados del sistema público… Triste reflexión para nuestro 14 de Julio, día del Médico Salvadoreño, esta vez no será felicidades en nuestro día, será Dios nos bendiga en nuestra labor.

Médico

Te recomendamos

Movistar La instagramer Amber Luke quedó ciega después de tatuarse los ojos de azul
Movistar En “Al rojo vivo”, María Celeste Arrarás resalta la belleza e inteligencia de Miss El Salvador
Movistar Fallecida actriz Edith González se habría contactado con médium y esto fue lo que le dijo

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad