Por favor, lean la entrevista al Dr. Fabio Castillo

el Dr. Castillo sí señala y condena situaciones gravísimas, como el 9F, como el desacato a la Sala de lo Constitucional, como los graves atentados a los derechos humanos. (Esas inhumanas fotografías tomadas a los reos recientemente, que han dado la vuelta al mundo, son además un delito de lesa Patria, colocándonos como unos salvajes, un país de criminales de la peor ralea.)

May 01, 2020- 20:48

Muchos connotados profesionales han examinado, con preocupación, la personalidad del Excelentísimo, pero el retrato más puntual del mismo lo ha hecho el doctor Fabio Castillo en entrevista concedida a El Diario de Hoy, la cual recomiendo que todos la lean: https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/fabio-castillo-actitud-antidemocratica-nayib-bukele-desde-acuerdos-paz/710166/2020/. La importancia de estas declaraciones radica en que el Dr. Castillo no pertenece al “4%” que tanto tuit venenoso inspira al Excelentísimo. Por el contrario, el Dr. Castillo le dio enorme apoyo desde el inicio de su meteórica carrera política, compartiendo los tiempos en que fueron correligionarios en el FMLN y por quien, confiesa el Dr. Castillo, incluso “siente cariño”.
¡Ay, Dr. Castillo! Se equivocó con Funes y luego, de peor manera, se equivocó también con el Excelentísimo! Cuando pase la cuarentena mundial y se reabran (reabrir es el verbo correcto, no “reaperturar”, por favor) los vuelos comerciales, tendrá que ir de nuevo a llorar al Muro de los Lamentos. Entonces hágalo en nombre de ese 25% del padrón electoral que también votó por el Excelentísimo. Porque ese 25% tiene muchísimo por qué llorar.
Porque cuando tuvieron la oportunidad de defender la libertad, la República y la democracia, no lo hicieron; se dejaron llevar por el odio inoculado por el Excelentísimo durante su campaña (y sigue haciéndolo) y le eligieron presidente. El mismo día de la toma de posesión, hizo que juraran lealtad a su inefable persona, como después obligó también a las fuerzas de seguridad (incluyendo a militares). Pero lo inaudito es que quienes estaban presentes efectivamente realizaron el juramento. No hubo un tan solo valiente que le diera la espalda y gritara “Mi lealtad es para mi Patria, no para su persona”. Estos “detallitos” no los menciona el Dr. Castillo, pero yo se los recuerdo porque podría suceder que después les toque (como dijo Aixa, la madre de Boabdil) “llorar como mujeres lo que no supieron defender como hombres”.
Pero el Dr. Castillo sí señala y condena situaciones gravísimas, como el 9F, como el desacato a la Sala de lo Constitucional, como los graves atentados a los derechos humanos. (Esas inhumanas fotografías tomadas a los reos recientemente, que han dado la vuelta al mundo, son además un delito de lesa Patria, colocándonos como unos salvajes, un país de criminales de la peor ralea.) Mi esperanza es que ahora sí, siendo el Dr. Castillo un miembro destacado de los seguidores del Excelentísimo, haya muchas personas que lo lean y se den cuenta de que el “4%” tenemos razón en estar tan preocupados.
Y copio textualmente, por su importancia, las últimas líneas de las declaraciones del Dr. Castillo: “Los hermanos del presidente, los tres del grupo Bukele Ortez, tienen una influencia increíble en los asuntos del Estado que no deberían tener. En los asuntos del Estado la gente le dice a uno que ya habló con alguno de los hermanos. Eso no puede ser. En las delegaciones oficiales ha ido Karim en ocasiones como jefe, a veces por encima de la ministra de Relaciones Exteriores. Eso, desde la época de los Meléndez, no había pasado en el país, ni siquiera en el gobierno de los militares, que uno hablaba con los parientes del presidente y conseguía lo que quería. Es un gobierno tribal como el de Arabia Saudí. Eso atenta contra la democracia”.
¿Hasta cuándo el Excelentísimo abusará de nuestra paciencia?

Empresaria.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad