Las turbas presidenciales

Tanto las turbas de los radicales (tanto extrema izquierda o extrema derecha) son el cultivo de las dictaduras irracionales. Dictadores que al enquistarse en los gobiernos debilitan las instituciones, cambian leyes y usan las fuerzas militares a su favor.

Ene 11, 2021- 18:27

Nunca en la historia de los Estados Unidos, un presidente que ha sido derrotado había formado un “Salvemos América”, en cuyo discurso se exacerbaba los ánimos de los seguidores, al grado de tomarse el Congreso, el pasado 6 de enero.
Las instalaciones del Capitolio se vieron inundadas de alborotadores (la mayoría de extrema derecha y blancos supremacistas) que, arropados con pieles y banderas, con hachas y armas, rompiendo ventanas y puertas, lograron entrar al Capitolio por la fuerza.
Por un par de horas, aterrorizaron no solo a congresistas, senadores y empleados del recinto, sino también a todos los que estábamos viéndolos por televisión o redes sociales.
Después fue el mismo presidente Trump quien llamó a sus seguidores, a través de un video publicado en redes sociales, a que se retirasen del lugar y se fueran en paz para su casa. Tanto Facebook, Instagram, Twitter y YouTube eliminaron el video y otros contenidos publicados por el presidente. Días después bloquearon al Presidente Trump temporalmente (o para siempre).
Como centroamericana este tipo de acontecimientos me parecía que solo podían pasar en nuestras tierras bananeras o cafeteras. Lo que parecía relegado a ciudades como Santiago de Chile, o recientemente en Guatemala, resulta que sucedió en una de las democracias más modernas del mundo. Desde mi punto de vista, que una manifestación se convierta en un desorden que irrumpe en entidades claves de una democracia es algo “nunca jamás visto” en los Estados Unidos.
Este tipo de acciones solo demuestra la necesidad de sanar a nuestras sociedades de raíz. Una democracia solo puede florecer cuando no hay racismo, ni brechas sociales tan dramáticas y cuando hay respeto por los mecanismos establecidos para dialogar y resolver conflictos.
Lo sucedido el 6 de enero pone a las redes sociales como un “boom-box” que en manos inadecuadas pueden incitar a la destrucción de un sistema. Tanto las turbas de los radicales (tanto extrema izquierda o extrema derecha) son el cultivo de las dictaduras irracionales. Dictadores que al enquistarse en los gobiernos debilitan las instituciones, cambian leyes y usan las fuerzas militares a su favor. En medio del caos, apoderarse de los sistemas democráticos es mucho más fácil.
El presidente Trump nos ha dejado un gran ejemplo de lo que puede llegar a pasar si no se previene a tiempo. Y ningún país se salva de esto. Ni aun los Estados Unidos.

MBA-MEng CEO-Fundadora de Eleonora Escalante Strategy. www.eleonoraescalantestrategy.wordpress.com

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones