NEGOCIOS | Bitcoin DEPORTES | Torneo Clausura 2022SUCESOS | Régimen de excepción

Llegó el 2022, ¿y ahora qué?

Afortunadamente, muchos de los idólatras del Confeso Dictador se dan cuenta de lo equivocados que estuvieron al darle su voto. Porque cuando han necesitado ser amparados por la ley, no encuentran ese apoyo en ninguna parte.

Por María Alicia de López Andreu
Empresaria

Quienes creemos en Dios, sabemos que Sus designios son sabios; que si nos impone una carga es porque tenemos la fuerza para llevarla; que si los obstáculos surgen a cada paso, con Su ayuda tendremos la inteligencia para sortearlos. Tomemos esa actitud, porque este 2022 se presenta sombrío.

Ojo: no confundamos el estar bien dispuestos con cerrar los ojos a la realidad, imitando al Confeso Dictador que vive en un metaverso excelso, existente sólo en su mente, en esas inmensurables mentiras que lanza por todos los medios a su alcance, para seguir engañando a gran parte de la población. Y con esa actitud otorga la razón al 3% que él detesta, pero que sí pudo identificarlo desde sus inicios en la vida política.
Afortunadamente, muchos de sus idólatras se dan cuenta de lo equivocados que estuvieron al darle su voto. Porque cuando han necesitado ser amparados por la ley, no encuentran ese apoyo en ninguna parte. Ojalá recuerden que fueron a votar por los incalificables diputados de la actual Asamblea Legislativa, porque su ÚNICA plataforma electoral, su mantra, fue que iban a estar al servicio del Presidente, para que pudiera gobernar. (En ese entonces, todavía no se había confesado dictador.) Y en eso han cumplido. Han llegado a hacer lo que les ordena CAPRES, incluyendo mancillar nuestra Constitución, echando a los magistrados lícitos y nombrando a los que se les mandó. Igualmente sucedió con el Fiscal General. Y luego, ese “mantra” ha permeado a todo el tinglado público, en el que solamente hablan aquellos a quienes les han dado permiso, repitiendo exactamente las frases que les han programado, generalmente ofensivas y amenazantes para quienes consideran enemigos (es decir, quienes sí se dan cuenta de la realidad) y de adoración, admiración y pleitesía para el Confeso Dictador.

Por eso, es imperativo que muchos más abran los ojos, antes de que tengan que vivir en carne propia lo que tantas otras familias están viviendo: la injusticia, llevada a niveles que rondan las que se viven en Cuba, Venezuela y Nicaragua; el escarnio, la burla, el insulto para aquellos que solamente están pidiendo lo que, por derecho, lícitamente, les corresponde, como es vivir libres de violencia, poder asistir sin temor a sus trabajos y centros de estudio, emitir libremente su opinión, visitar a sus familiares, dondequiera que ellos vivan, sin el peligro real e inminente de ser asesinados, el tener la seguridad de que, al terminar la faena de cada quien, toda la familia estará reunida sin que falte ninguno de sus miembros, sin la angustia de una desaparición ni la vergüenza de ser mal recibidos por la autoridad al denunciar que un nuevo delito se ha cometido en este país de sueños, donde según el Ministro de Hacienda, hay infinidad de extranjeros que quieren venir a residir aquí y obtener la ciudadanía.

La ley inexorable es que la realidad se impondrá. Es indispensable, pues, que vayamos tomando conciencia de que, para recobrar nuestro Estado de Derecho y salir de la deuda monstruosa que tenemos encima, deberemos elegir a personas que tengan las credenciales para ello, porque deberán tomar medidas sumamente graves. Solamente así y con nuestro apoyo salvaremos a El Salvador.
Que 2022 sea el año de abrir los ojos, tomar conciencia y actuar en consecuencia. Con el amparo del Divino Salvador.

Empresaria

KEYWORDS

Año Nuevo Lucha Contra La Corrupción Opinión

Patrocinado por Taboola

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad