Carta al presidente: Controle su obsesión con el mega control 

Por Paolo Luers
Periodista

Abr 14, 2021- 14:49

Ciudadano presidente:

Para evitar malentendidos (o sea, malas interpretaciones), voy a comenzar esta carta con un par de aclaraciones:

-Es una buena decisión apostarle a una intensa campaña de vacunación contra el Covid-19 con el fin de inmunizar la población adulta lo más antes posible.

-Para lograr esto, ha sido una decisión correcta hacer acuerdos con India y China para poder comprar las vacunas que fabrican. Puede ser que en Estados Unidos y la Unión Europea existan vacunas más eficientes, pero no están disponibles en las cantidades y los plazos necesarios. Esperar cuesta vidas.

Habiendo dicho esto, queda bastante que hablar de la manera en la que organizaron esta campaña de vacunación. Otra vez usted apuesta a la centralización y no a la descentralización. Como su Secretaría de Prensa ha ampliamente documentado (aunque con propósitos perversos, como es la naturaleza de esta institución), yo recibí la vacuna en una Unidad Comunitaria de Salud. Soy testigo de que en esa unidad (y me confirmaron que también en otras) se está dando un excelente servicio. Y esto a pesar de la exagerada burocracia que el Ministerio de Salud está empleando. Ponen a médicos (¡!) a llenar formularios con los mismos datos ya acumulados en la base de datos que administra las citas. Observé que por lo menos 4 médicos no hicieron otra cosa que ayudar a las personas a llenar un formulario y luego comprobar en su tablet que los datos coinciden lo que ya habíamos llenado en el sitio Web para pedir la cita. 

Pero a pesar de esta burocracia innecesaria (que obviamente no es culpa del personal de Salud desplegado en los centros de vacunación), el proceso en las unidades de salud fue fluido, con un trato amable y profesional. Quitando la excesiva burocracia, la atención en los centros de Salud podría ser doblemente expedita. Los médicos, en vez de llenar y revisar formularios obsoletos, podrían aplicar vacunas y fácilmente duplicar el número de ciudadanos atendidos por hora.

El único lugar que ha dado problemas serios es el megacentro de vacunación que armaron en lo que usted llama Hospital El Salvador. En vez de acarrear gente de Soyapango y Apopa a este lugar, con todos los problemas logísticos y de bioseguridad que implica, ustedes podrían haber habilitado en cada una de las ciudades periféricas a San Salvador locales de vacunación DESCENTRALIZADOS en las unidades de Salud, escuelas, alcaldías y, ¿por qué no?, en farmacias, consultorios médicos, hospitales privados o incluso centros comerciales, así como lo están haciendo en Estados Unidos.

Usted tiene una obsesión con una excesiva centralización porque quiere centralizar el control. Lo mismo se refleja en su anuncio de querer centralizar en una nueva entidad del gobierno central, las obras municipales de todo el país. En vez de una parte de los impuestos recaudados (el famoso FODES), los municipios recibirán obras hechas por el gobierno central. Adiós a la autonomía municipal, y adiós a décadas de una gradual descentralización del gobierno. Y las puertas abiertas a una corrupción centralizada…

La improvisación irresponsable que presenciamos en su esfuerzo de vacunar 10,000 personas al día en un solo megacentro, concentrando a los ciudadanos de tercera edad primero en los parqueos de centros comerciales para que esperen buses que los llevaran a este megacentro (y luego de regreso), es resultado de la obsesión que tiene usted con los megaproyectos. En realidad es la obsesión suya con el control total y esto le impide a descentralizar, delegar la responsabilidad a otros, involucrar a alcaldías, farmacias, hospitales privados y los miles de consultorios de médicos.

Estoy seguro que ustedes, metiendo más recursos, pueden superar la improvisación con la cual arrancó su megacentro de vacunación y su sistema de acarrear a la gente. Pero nunca tendrá la eficiencia de un sistema que funciona sin centralización, control obsesivo y burocracia no necesaria.

Joe Biden no dijo a sus compatriotas: YO voy a vacunar a todos. Tampoco dijo: MI gobierno vacunará a todos. Dijo: Entre todos vamos a vacunar a todos, el gobierno sólo proporciona la materia prima, ustedes vacunen. Es de esta forma totalmente descentralizada que logran administrar 2 millones de dosis al día, sin aglomeraciones, sin burocracia, sin que los ciudadanos pierdan mucho tiempo. Y sin que la vacuna sea proyectada por un aparato de propaganda gubernamental como un regalo del presidente, incluso a sus adversarios políticos…

Pero me temo que usted no está listo para un debate sobre descentralización versus control. 

Saludos, Paolo Luers

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones