Carta a un joven deportista: Que tu mala suerte sirva para algo

.

Por Paolo Lüers

Dic 01, 2018- 09:30

Estimado José Rafael Flores Vásquez:

Tu foto salió en todos los medios. Un flaco con cara de asustado, a la par de un hombre tatuado. Ambos sin camisa, ambos con señas de los golpes recibidos en la cabeza. A la par el titular: “Policías capturan a pandilleros vinculados a cuatro homicidios”. Foto: “Cortesía” de la PNC.

Los medios reciben y publican diariamente este tipo de fotos. Las toma la PNC a todos los detenidos, las publica en sus páginas de redes, las manda a los medios. Estos los suelen publicar, aunque cada vez que lo hagan, violan la ley.

Tal vez no una ley penal, pero sí una ley ética del periodismo: No publicar algo que no se tiene capacidad de comprobar. Es una regla básica.

Por supuesto, si al rato los policías (o el fiscal, o el juez) se dan cuenta que se equivocaron, y que el retratado como pandillero y asesino es inocente, no vuelven a publicar su foto para limpiar su nombre. Nunca. Y tampoco lo suelen hacer los medios que se fueron en la chicahuita. El daño está hecho para la persona que estuvo en el lugar equivocado al momento equivocado, para él y su familia. Y normalmente así queda la cosa…

El caso tuyo fue la excepción. Un amigo tuyo, viendo tu foto en El Diario de Hoy, y sabiendo que ya te habían puesto en libertad, habló a un periodista del Diario para señalar el error. El Diario obtuvo la confirmación de que no existe ningún cargo contra vos, y consiguió la denuncia que hiciste ante a Procuraduría de Derechos Humanos por el maltrato a manos de los agentes que te detuvieron. Los colegas tomaron la decisión correcta: publicaron el día siguiente la verdadera historia – y la verdadera foto: vos en tu bicicleta, como seleccionado de ciclismo que sos – no como “vinculado a 4 homicidios” a la par de un hombre tatuado.

Es más, en la redacción del Diario se reafirmó la regla de no publicar las fotos de presentación de detenidos que difunde la PNC. Una buena decisión, que otros medios deberían emular. Un acusado puede salir con nombre, apellido y foto solo cuando un juez haya confirmado que existen sospechas fundamentadas de su culpabilidad que justifican mandarlo a juicio. Así debe ser. ¡Gracias, colegas!

Es más, muchos abogados consideran que la manera cómo la PNC presenta a sus detenidos a la prensa es inconstitucional, sobre todo la forma denigrante como suelen hacerlo. Y si es así, los medios nunca deberían hacerse cómplice publicando estos videos y fotos. Tu caso comprueba los riesgos de esta mala práctica de la PNC – y de los medios.

La PNC, lamentablemente, no se limita a proporcionar estas fotos de sus detenidos a los medios. La PNC (y el ministerio de Seguridad, que parece más una extensión de la policía que una instancia civil que la supervisa) mantiene sus propios medios. Uno de ellos se llama “Radar”. Se presenta en Internet y redes sociales como “medio digital informativo”, pero no es otra cosa que un instrumento de propaganda del Ministerio de Seguridad y de la PNC, manejado por un equipo que centraliza las comunicaciones de ambas instituciones. “Radar” también difundió la foto tuya, y toda una historia de acción inventada. Por supuesto, tampoco rectifica cuando se ha equivocado. Jamás. Y se equivoca bastante, casi por diseño…

Es un hecho positivo que El Diario de Hoy rectificó en tu caso. Lamentablemente es la excepción en nuestros medios – y debería ser la regla. Como periodista, no me queda más que pedirte disculpas que te hayamos exhibido como pandillero y asesino.

Suerte te desea Paolo Luers

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad