¿Qué es el tribunal de apelación de la Organización Mundial del Comercio que dejará de funcionar por EE.UU.?

El comercio mundial perderá a su máximo árbitro, despojando a los 164 Estados miembros de la capacidad de alcanzar una resolución final a sus disputas en la OMC

El semáforo para peatones, ubicado junto a la entrada de la sede de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Ginebra. Foto/ AFP

Por EFE

Dic 10, 2019- 20:06

A la medianoche de este martes quedará paralizado el Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), una de las herramientas más importantes para la resolución de litigios entre sus 164 Estados miembros, en un nuevo golpe del Gobierno de Estados Unidos a la cooperación y el entendimiento internacional.

¿QUÉ ES EL ÓRGANO DE APELACIÓN?
Se trata de la última instancia del mecanismo de resolución de diferencias comerciales de la OMC.
Las disputas son primero estudiadas por paneles de expertos de la organización, cuyos decisiones pueden ser cuestionadas y llevadas al Órgano de Apelación, que puede enmendarlas o corroborarlas, total o parcialmente.
Sus decisiones son vinculantes, es decir de obligatorio cumplimiento, para las partes del litigio.

Según las reglas vigentes, sus decisiones deben ser tomadas en un plazo de 90 días, pero actualmente afronta casos que se remontan a julio de 2018, por problemas burocráticos y la actual falta de personal.

¿QUIÉNES LO FORMAN?
En principio se compone de siete jueces, expertos en comercio internacional aprobados por consenso unánime de los 164 Estado miembros de la OMC, pero actualmente sólo son tres: el indio Ujal Singh Bhatia, el estadounidense Thomas Graham y la china Hong Zhao.

Singh Bhatia y Graham terminan este martes el periodo máximo de ocho años durante el que pueden formar parte del órgano, pero éste necesita un mínimo de tres miembros para funcionar y que sus decisiones sean válidas.

Por esta razón este tribunal quedará automáticamente bloqueado a partir de las 00.01 horas de Ginebra, donde la organización tiene su sede.

El Gobierno de Estados Unidos se ha negado a avalar el nombramiento de nuevos miembros del Órgano de Apelación en las treinta sesiones que la OMC ha dedicado a esta cuestión desde noviembre de 2017 y en las que México ha liderado las peticiones de nominación de nuevos jueces.

¿POR QUÉ ESTADOS UNIDOS QUIERE BLOQUEARLO?
Estados Unidos considera que la instancia está politizada en su contra y que le ha perjudicado en dictámenes sobre conflictos comerciales que ha mantenido con otros miembros de la OMC.

Los recelos de EE.UU. hacia el órgano comenzaron ya durante el Gobierno de George W.Bush (2001-09) y siguieron con el de Barack Obama (2009-17), pero se agudizaron con la Administración de Donald Trump, conocida por su rechazo general a todo mecanismo multilateral.

¿QUÉ ALTERNATIVAS HAY?
Estados Unidos parece preferir que este tribunal quede en un limbo legal que le permita la imposición de aranceles y restricciones comerciales sin temor a represalias.

Fuentes de la OMC apuntan a que la situación podría desbloquearse si fuera apartado de su cargo el influyente director de la secretaría del Órgano de Apelación, el austríaco Werner Zdouc, a quien Washington considera excesivamente influyente y como un responsable central de algunas sentencias de esta instancia ha dictado en su contra.

Otras voces piden que deje de ser necesario el voto unánime de todos los miembros de la OMC para designar nuevos jueces y otras importantes decisiones de la organización, aunque esto exigiría una profunda reforma interna.

Entretanto, la Unión Europea ha consensuado con dos de sus socios comerciales, Canadá y Noruega, crear una suerte de tribunal paralelo con funciones similares al Órgano de Apelación, aunque por ahora solo se aplicaría en conflictos que implicaran a estas tres partes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad