OIT estima que seis de cada diez empleos en América Latina están en riesgo

Los datos de la OIT señalan que la tasa promedio de desempleo en la región podría escalar de 8.1% a fines de 2019, hasta 13% en 2020.

Las oportunidades laborales de las mujeres serán las más vulnerables, ya contaban con menores niveles de participación económica, situación que puede agravarse aún más, según el organismo. Foto EDH / archivo

Por Magdalena Reyes/ Agencias

Jul 06, 2020- 17:44

MONTEVIDEO. La organización Internacional del Trabajo, OIT, estima que alrededor de 60% de los trabajadores actualmente empleados en América Latina y el Caribe se encuentran expuestos a posibles pérdidas de empleo, de horas trabajadas y de ingresos.

Las consecuencias y de impacto directo son un incremento de la pobreza y de la desigualdad, señaló el organismo.

Los datos fríos del organismo señalan que la tasa promedio de desempleo en la región podría escalar de 8.1% a fines de 2019, hasta 13% en 2020, dependiendo de que la situación no siga empeorando.

Según la OIT, el coronavirus llevó a un récord de 41 millones de personas sin empleo en América Latina y el Caribe, provocando “una crisis económica y social sin precedentes”. En enero, la cifra era de 25 millones de personas sin trabajo.

El descenso en horas de trabajo es de 20%, equivalente a unos 55 millones de empleos de tiempo completo en una semana laboral de 40 horas en promedio, y de 47 millones de empleos en semanas de 48 horas de trabajo promedio.

Son cifras alarmantes de un fenómeno generalizado en un continente caracterizado por la informalidad laboral, cita el documento.

Los números globales para la región son, tal vez más impactantes, por las consecuencias de largo plazo que puede acarrear este deterioro al que, hasta el momento, no se le ve un final.

De ahí que señala que la coyuntura no afecta por igual a todos los sectores de la población de un continente en el que impera la informalidad laboral.

Es un fenómeno que se replica a lo largo y ancho de la región, producto de una pandemia que ha obligado a limitar la movilidad de las personas y por consiguiente la actividad económica y el flujo de dinero.

Según la OIT, la crisis aumentará “las brechas laborales y sociales que caracterizan a la región”.

Mujeres son las más afectadas

El inédito encierro afecta particularmente las posibilidades laborales de las mujeres, explica Bertranou.

“Una porción significativa de las salidas de la fuerza de trabajo son experimentadas por mujeres, que ya exhibían menores niveles de participación económica, situación que puede agravarse aún más. La mayor demanda de tareas de cuidado en esta coyuntura agrega una complejidad para el retorno de las mujeres al mercado de trabajo, especialmente aquellas con menores calificaciones y escolaridad”, enfatizó Fabio Bertranou, director de la oficina de la OIT para el Cono Sur y coordinador del informe.

“El retorno al trabajo a medida que se va relajando el confinamiento debería considerar la problemática particular de los hogares con niños y niñas, que no retornan con igual velocidad a la escuela y, por ende, las dificultades que genera en materia de cuidados. La pandemia también está produciendo una crisis en los sistemas formales e informales de cuidado”, concluyó.

Para Bertranou una de las mayores preocupaciones en situaciones de crisis económicas tan profundas es que los impactos desfavorables sobre el mercado de trabajo perduran por largo tiempo y a su vez, los efectos resultan amplificadores de las desigualdades previas.

Ante el impacto la OIT propone una estrategia de cuatro pilares, que incluye estímulos a la economía con política fiscal y monetaria activa y flexible; y apoyo a las empresas y empleos extendiendo la protección social, incentivando el mantenimiento de los empleos, con ayudas y alivios fiscales a las compañías.

Otros pilares son la protección sanitaria en los lugares de trabajo y la búsqueda de soluciones mediante el diálogo social entre autoridades, sindicatos, gremios empresariales e instituciones laborales.

El Fondo Monetario Internacional pronosticó un empeoramiento de la situación económica en América Latina y el Caribe, con una contracción del PIB regional de 9.4% frente al 4.2% previsto en abril. AFP

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones