Café y azúcar salvadoreños ¿qué tan deseados son en China?

El establecimiento de las relaciones diplomáticas entre El Salvador y la República Popular China comienzan a develar oportunidades para aumentar el flujo comercial entre ambas naciones.

La República Popular China asegura estar abierta a comprar café salvadoreño. La embajada de El Salvador en Beijing ya comenzó a organizar eventos de negocios para acercar a empresarios de ambas naciones. Foto EDH / archivo

Por Vanessa Linares

Abr 19, 2019- 23:40

El inicio de las relaciones diplomáticas entre El Salvador y la República Popular China comienza a develar oportunidades para aumentar los valores de cooperación económica y comercial entre ambas naciones.

Mientras el gigante asiático ofrece tecnología y experiencia en el manejo de recursos, la materia prima salvadoreña como el café y el azúcar son la apuesta estrella inicial en un flujo de compras y ventas que al término de 2018 superó los $1,100 millones entre los dos países.

Solo por su extensión territorial, China representa una potencial tierra fértil para los productos salvadoreños. Además, es un mercado de más de 1,400 millones de personas, su población joven está cambiando los patrones de consumo del país y con ello también abriendo puertas.

Según los mismos chinos, el café salvadoreño cumple con todas las características que gustan sus paladares y están dispuestos a pagar el precio.

El país asiático, aunque ya tiene algunas fincas productoras, estas son mínimas. Entre esos pocos cultivos locales está la finca de café Nanjing Nankeng en Zhangzhou, cuyas semillas son provenientes de Taiwán y en la que la edad promedio de los cafetos son de 30 años.

“Sí, (se le ve futuro al consumo de café salvadoreño en China); aunque todavía estamos en la fase de inicio, sabemos que el sabor del grano de El Salvador es más equilibrado, tanto amargo, dulce y ácido”.

Yang Qinglin, gerente general de Bika

De acuerdo con sus productores, en China el café es caro. Se estima que cada medio kilo (1.10 libras) de grano de café tiene un precio de 200 yuanes, que equivale a unos $30.

Como ahora los jóvenes están consumiendo cada vez más café que el tradicional té, para suplir la demanda, China debe comprarlo desde el exterior. Entre los consumidores más jóvenes predomina el café de tueste ligero y con perfil más ácido, en tanto que los mayores prefieren el de baja acidez y con mayor cuerpo.

En 2018, El Salvador exportó 210 mil toneladas de azúcar cruda a China; sin embargo, aún hay mercado puesto que solo una empresa procesadora puede importar más de dos millones de toneladas al año. Foto EDH / Vanessa Linares

Por ahora, los principales proveedores de café que tiene China son naciones que producen grandes cantidades de grano, como Colombia y Brasil, aunque también puede encontrarse café de Jamaica, Tanzania y hasta de Guatemala.

Cabe mencionar que el embajador de El Salvador en China, Walter Durán, indicó que tímidamente encontró café de Ahuachapán en una tienda en Beijing.

Yang Qinglin, gerente general de Bika, una reconocida fábrica de alimentos de café en la ciudad de Foshan, provincia de Guangdong, dijo que solo su empresa importa alrededor de 400 toneladas de café cada año. Reconoció que por el momento aún no han establecido ningún contacto con productores salvadoreños pero sí tiene interés particular en el café de Santa Ana debido al polvo volcánico de la cordillera del Ilamatepec con el que crecen los cultivos y que aporta un valor característico al café.

“¡Sí! (se le ve futuro al consumo de café en China); aunque todavía estamos en la fase de inicio, sabemos que el sabor del grano de El Salvador es más equilibrado, tanto amargo, dulce y ácido”, explicó el empresario a los periodistas de la delegación que visitó China hace algunos días.

Por otro lado, el azúcar salvadoreña también tiene potencial en las tierras que vieron nacer a Mao Tse-tung. Tras el reconocimiento de China como mercado, El Salvador comenzó a venderle azúcar cruda.

“El mercado del azúcar en China es totalmente justo. Compramos a precio razonable y siguiendo las reglas de mercado. No tienen por qué preocuparse, las empresas importadoras pagan las tarifas”.

Zhang Gang, vicepresidente de Fujian Sugar Industry

En 2018, el país le envió a China un total de 210 mil toneladas de azúcar; no obstante, la cantidad es poca en comparación con toda la que compra China.

Solo la empresa Fujian Sugar Industry, por ejemplo, importa alrededor de 2 millones de toneladas de azúcar de todo el mundo. Desde el establecimiento de las relaciones con El Salvador, el vicepresidente de la empresa, Zhang Gang, indicó que ha comprado unas 50 mil toneladas. Si estimamos que cada tonelada costó $310 dólares, la venta total solo a esta empresa superó los $15 millones.

A juicio de Zhang, los cañeros salvadoreños no deben inquietarse por la pérdida del convenio con Taiwán. Es más, dijo, que solo su empresa podría comprar más azúcar que la que importaba la isla y con los mismos aranceles.

“El mercado del azúcar en China es totalmente justo. Compramos a precio razonable y siguiendo las reglas de mercado. No tienen por qué preocuparse, las empresas importadoras pagan las tarifas” de importación, explicó el empresario.

Pese a que China ya compraba azúcar a El Salvador antes de las relaciones oficiales y ahora, con los acuerdos de amistad entre naciones, está dispuesta a comprar más; las autoridades también advirtieron que si en algún momento las condiciones cambian al punto de que la diplomacia y cordialidad se pierden, no volverían a comprar a El Salvador.
Zhang agregó por su parte que “el negocio nace de una buena relación”.

$30 MILLONES

Cuesta aproximadamente la libra de café en China. En el país asiático hay pocas fincas productoras, la mayoría del grano se importa desde naciones como Colombia y Brasil.

Más posibilidades

Pero, el café y el azúcar no son los únicos productos que podrían abrirse espacio entre los consumidores chinos.

Según el director general del departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular China, Zhao Bentang, el arroz y las frutas tropicales como el mango y la piña, también están entre la lista de los deseos.

El embajador Durán ha dicho en algunas ocasiones que la sede diplomática ya comenzó a buscar convenios y acercamientos entre empresarios de ambas naciones para visibilizar los espacios en los que tanto China como El Salvador pueden aportar para mejorar el flujo comercial bilateral.

Te recomendamos

Movistar FOTOS: Las curiosas figuras de barro del centro de San Salvador que salvadoreños incluyen a su Nacimiento
Movistar LO MÁS VISTO: ¿Qué fue de Mary Austin, el gran amor de Freddie Mercury?
Movistar Yris Palmer, la empresaria salvadoreña que ofreció horchata a su amiga Kylie Jenner

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad