Testimonio de enfermera salvadoreña: “Cada turno es peor, estamos cansados y enfermos”

Jornadas de más de 24 horas en las que el trabajo se hace más difícil debido a la gran cantidad de pacientes y el poco personal médico. Incluso dejan de comer o hasta ir al baño. Esta profesional de la salud describe la odisea diaria.

Por Nancy Hernández

Jul 14, 2020- 17:04

Los trabajadores de salud de los diferentes centros asistenciales del país son quienes están enfrentando en primera línea la pandemia causada por el COVID-19. Desde el 15 de mayo hasta este 14 de julio se cuentan 66 trabajadores de salud fallecidos por la enfermedad entre doctores, enfermeras, trabajadores administrativos y demás.

El Ministerio de Salud no ha dado a conocer las cifras oficiales de los fallecidos del gremio médico, y se desconoce si llevan un censo de los decesos, pero diferentes perfiles de Facebook de sindicatos y movimientos de salud publican a diario las fotografías de los profesionales fallecidos con pequeñas reseñas de su trayectoria.

Sin embargo, en el afán de frenar los altos índices de contagios que se están dando en el país también han optado por publicar testimonios de profesionales de salud que han superado el COVID -19, así como de otros que describen la odisea que día a día viven en los hospitales que atienden a pacientes positivos.

La página Profesionales de Enfermería de El Salvador publicó el 11 de julio el testimonio de una enfermera, identificada como Erika Sánchez.

√ INFOGRAFÍA: Gremio de luto en el Día del Médico: 23 doctores fallecidos en menos de un mes

“Soy enfermera y estoy cansada… cada turno es peor, hay más pacientes, cada vez más delicados, más que se complican rápido, más fallecidos”, empieza el texto de la publicación.

En el describe lo difícil que se hace cumplir con los cuidados de los pacientes porque día a día el número incrementa mientras el personal de salud disminuye por los contagios que se están dando.

Licenciada Erika Sánches. Foto Perfil de Facebook Profesionales de Enfermería de El Salvador.

Erika describe su jornada: “Cada vez es más difícil cumplir con todo: medicamentos, cuidados higiénicos, cambios de posición, signos vitales, trámites administrativos, transfusiones de sangre, plasma, vigilar el oxígeno, atender al paciente desorientado, a los ancianos que insisten en bajarse de la cama con riesgo de caerse, asegurarse que todos tengan comida y asistir a los que no pueden comer solos”.

Agrega que entre su trabajo está la toma de exámenes, verificación de glucosa, actualización de suero, revisión de indicaciones médicas, coordinación con rayos X, terapias respiratorias, aplicación de anestesia. Además de ayudar a los médicos, en las farmacias, laboratorios, banco de sangre y mantenerlos equipados y con insumos.

√ Te puede interesar: “No somos héroes, somos víctimas”: Personal de enfermería del Hospital Rosales denuncia la muerte de 17 compañeros por falta de equipo de bioseguridad

“(Debemos) improvisar cuando no encontramos algo, atender las llamadas de los familiares que piden información de sus pacientes, asistir en procedimientos como curaciones, ventilación mecánica todo eso hace la enfermera no solo cambiar pañales y poner inyección”, enfatiza.

Asegura que en este contexto el trabajo se hace aún más difícil por todo el equipo que deben de usar para evitar contagiarse del virus y que incluso dejan de hasta ir al baño o comer.

“Y todo (lo hacemos) con el cuerpo empapado de sudor, las gafas empañadas, con dos o tres pares de guantes. Sin aire acondicionado, sin poder respirar bien, aguantando la sed, el hambre y las ganas de ir al baño, con turno de 24 horas. (Estamos) fatigados mental y físicamente con escasez de personal porque ya muchos están enfermos”, narra la enfermera.

Asegura que lo menos que buscan los trabajadores de salud es tomar una posición política, pues a ellos no les interesan “colores ni banderas” sino que la emergencia sanitaria llegue a su fin y que la población comprenda que el personal de salud ya está al límite.

“Estamos quedando cada vez menos, con pocos recursos, estamos cansados, enfermos y poco a poco comenzarán a brotar las enfermedades psicológicas, infecciones urinarias, lumbalgias, etc. ¡Merecemos respeto, estamos cansados!”, concluye el relato.

Podrías leer:

INFOGRAFÍA: Gremio de luto en el Día del Médico: 23 doctores fallecidos en menos de un mes

Entre el 21 de junio y ayer, se registra el deceso de al menos 23 médicos, de acuerdo a información publicada por asociaciones e instituciones vinculadas a salud. El gremio médico ha insistido en que les provean de insumos de bioseguridad.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones