Joven embarazada asesinada en San Juan Opico por su esposo tenía lista la ropa con la que vestiría a su bebé

Vanessa Galdámez vivió bajo constantes agresiones durante los años de su matrimonio. La madre de la víctima pide justicia para su hija y su nieta.

Por Jonathan Tobías

Nov 07, 2019- 18:43

El Juzgado de Paz de San Juan Opico envió a prisión a Juan Carlos García Alemán por el delito de feminicidio en contra de su esposa, Vanessa Galdámez Ramírez, quien se encontraba embarazada de 27 semanas, por lo cual también recae sobre García Alemán el delito de homicidio agravado en contra de su hijo no nato.

Vanessa, de 25 años de edad, murió la noche del pasado 1 de noviembre en las instalaciones de la clínica de Fosalud de la localidad, tras ser llevada de emergencia, luego que su esposo la atacara en el hogar en donde ambos residían.

La discusión de la pareja, aquella noche, no fue la primera. En más de una ocasión, Vanessa pasó la noche en casa de su madre, resguardándose de la violencia de su esposo, que solía llegar en estado de ebriedad.

“A veces, mi hija se venía a quedar a dormir conmigo porque decía que se sentía sola. Pero era porque él (Juan Carlos) llegaba hasta la madrugada, bien tomado”, relata la madre de Vanessa.

La violencia de Carlos hacia Vanessa se había agudizado en los últimos dos años, según declaraciones de la madre de la joven, quien asegura que había insistido a su hija que se alejara de su esposo por las constantes agresiones. “Yo le decía que lo dejara, pero ella decía que lo amaba”, resalta.

La madre de Vanessa, incluso, relata que su hija ya había estado embarazada hace seis años y tras otra discusión con su pareja, la joven sufrió un aborto cuando tenía apenas dos meses de embarazo.

Habían gastado $200 en ropa para la bebé

Sin embargo, y a pesar de ese incidente, la mujer asegura que Vanessa nunca fue abierta a contar o denunciar las agresiones que sufría en su matrimonio. La mayoría de veces las callaba y, si se atrevía a confesar algo, lo minimizaba o desviaba la atención diciendo que había sufrido accidentes.

“Una vez, ella vino a verme a la casa y venía con moretones en el brazo. Cuando le pregunté, me dijo que se había caído”, recuerda la madre de Vanessa. “De haber sabido la verdad, desde hace mucho tiempo hubiera hecho algo por mi hija”, señala y baja la mirada.

La ilusión de una hija

Luego del aborto que sufrió, Vanessa se sometió a diferentes tratamientos de fertilidad para poder quedar embarazada. Los médicos le dijeron que sus probabilidades eran muy bajas; sin embargo, continuó intentándolo.

Luego de varios años, Vanessa consiguió embarazarse y, desde ese día, ella y su esposo no hablaban de otra cosa que su futura hija. “Ambos estaban entusiasmados. Habían gastado $200 en ropa para la bebé”, narra la madre de Vanessa, mientras saca, de una bolsa negra, algunas de las prendas.

Pequeños zapatos de color rosa, pijamas, mantas y utensilios de bebé que quedaron aún en sus envolturas. El matrimonio tenía todo listo para llegada de su hija, que se esperaba fuera a finales del próximo mes de diciembre.

La madre de Vanessa declara que su yerno estaba “loco” por la llegada de la niña: su primera hija, por cuanto no termina de entender todo lo que sucedió. Incluso afirma que Juan Carlos parecía un hombre bueno, cuando no tomaba.

“Yo los vi crecer, a ambos, en mi propia casa. Me sacaba el bocado por el hombre que asesinó a mi hija”, relata la madre de Vanessa y recuerda que la pareja se conoció a corta edad, luego fueron novios y decidieron formar una familia juntos.

La madre de la joven asesinada pide justicia para su hija y nieta

En San Juan Opico, Juan Carlos Alemán, de 28 años de edad, se dedicaba a la venta de zapatos y era el motorista del párroco de la iglesia católica del municipio. Quienes lo conocen, lo describen como una persona dedicada a Dios, que asistía regularmente a misa, en compañía de su esposa.

Vanessa era ama de casa. La joven estudió hasta el séptimo grado en San Juan Opico y en sus planes se encontraba terminar sus estudios de tercer ciclo y bachillerato, a distancia o, incluso, por las noches. Su deseo era encontrar una oportunidad laboral con la cual ayudar a su futura hija a salir adelante.

La noche del ataque

Fue alrededor de las diez de la noche, del viernes 01 de noviembre, cuando Vanessa Ramírez, de 25 años, llegó a las instalaciones de la clínica Fosalud en el municipio de San Juan Opico, La Libertad. Murió al ser atendida por los doctores.

La joven fue trasladada al centro de salud inconsciente, tras ser atacada por su esposo, Juan Carlos Alemán. Su bebé de siete meses también murió a pesar de los esfuerzos que realizaron los médicos en tratar de salvarle la vida.

Tras el ataque, el hombre fue detenido como el principal sospechoso del hecho. La captura se realizó en las instalaciones de Fosalud ya que fue el mismo quien trasladó a Vanessa a la clínica.

Fuentes fiscales afirmaron que el agresor intentó engañar a los investigadores, alegando que unos ladrones entraron a la casa y les robaron. El detenido les expresó a los policías que a su esposa la estrangularon y luego a él le dieron varios golpes.

Para las autoridades la versión del sujeto no era creíble y tenía varias dudas. Tras una entrevista, los investigadores determinaron que fue García Alemán quien mató a su esposa y su versión era una mentira.

“Estamos investigando si el bebé que ella tenía en el vientre era de él. Ella intentó defenderse porque el sujeto tiene golpes y rasguños”, dijo un agente policial.

Te recomendamos

Movistar La instagramer Amber Luke quedó ciega después de tatuarse los ojos de azul
Movistar En “Al rojo vivo”, María Celeste Arrarás resalta la belleza e inteligencia de Miss El Salvador
Movistar Fallecida actriz Edith González se habría contactado con médium y esto fue lo que le dijo

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad