Una breve visita a Honduras tiene a Jhon en el Saldaña y lejos de su esposa

Jhon es un colombiano radicado en El Salvador que actualmente se encuentra en el Hospital Saldaña.

Foto: Jessica Orellana

Por Lilian Martínez

Abr 02, 2020- 15:14

Jhon es un ciuadano colombiano radicado en El Salvador, donde se dedica junto a su esposa y un empleado a la venta de un filtro para “eternizar” el aceite de los vehículos.

El 11 de marzo fueron a Honduras para instalar el producto en una empresa de transporte en Puerto Cortés. La visita duró seis horas. Al volver a El Salvador los tres fueron retenidos por las autoridades y enviados al centro de contención de Jiquilisco en Usulután. Ahí permanecieron tres días, hasta que las autoridades anunciaron que las parejas sería enviadas al hotel Siesta.

El sitio, según Jhon y otros encuarentenados ahí, no tenía las condiciones para funcionar como centro de contención. Lo que denunciaron a las autoridades, que luego los trasladaron al hotel Joya del Pacífico en la Costa del Sol. Ahí cada pareja fue confinada en una habitación de la que no podían salir y desde cuyas ventanas podían ver la piscina. John es fumador y no poder salir de la habitación para fumar afectaba sus nervios.

El viernes 27 de marzo, todos los encuarentenados ahí fueron sometidos a la toma de muestras con hiposopo para determinar si tenían el COVID-19 o no.

El miércoles 1 de abril, recibió la visita de un doctor que le dijo: “Lo vamos a llevar a una clínica porque usted es positivo”. La noticia lo consternó, no por él sino por su esposa, con quien compartía la habitación desde su llegada al hotel Joya del Pacífico. “¿Cómo yo salí positivo y mi esposa no?”, “¿cómo salgo positivo si no tengo síntomas?”, se preguntaba.

La frase “usted es positivo” también la escucharon otros tres hombres y una mujer alojados con sus parejas en el mismo hotel. Todos fueron trasladados al hospital Saldaña ayer por la tarde. Al llegar ahí, nadie sabía nada. Horas después, les asignaron camas en el mismo espacio donde había personas no posivitas a coronavirus. Luego fueron trasladados a un área recién habilitada donde solo están los positivos a COVID-19.

Durante la noche, se corrió el rumor de que la UMO había entrado al lugar para quitar los teléfono celulares a los pacientes y evitar que grabaran videos denunciando las condiciones en las que se encuentras. Sin embargo, esta mañana John aseguró que eso no había ocurrido, al menos no el área de positivos a coronarivus.

Más que su salud, a Jhon le preocupa la de su esposa. Espera que los médicos les vuelvan a hacer la prueba a ambos. Pues teme, que si realmente está contagiado ella también lo esté.

Jhon se comunicó con el cónsul de Colombia en El Salvador, quien trasladó el caso al embajador y este a la cancillería de su país. La cancillería de Colombia ya envió un comunicado a su par en El Salvador solicitando nuevas pruebas para Jhon y su esposa.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad