Fundatamarindo y Fiaes entregan ayuda a recolectores de huevos de tortuga en El Tamarindo

Alrededor de 18 personas fueron beneficiadas 

VIVERO PARA HUEVO TORTUGA MARINA

 Proyecto de Conservación de la Tortuga Marina, bajo la modalidad  de políticas  autosostenible

/ Foto Por Insy Mendoza

Por Insy Mendoza

Feb 27, 2017- 19:17

LA UNIÓN. La Fundación para el Desarrollo de El Tamarindo (Fundatamarindo) y el Fondo de las Iniciativas para Las Américas (Fiaes) entregaron equipos e insumos como capital semilla para iniciativas de negocios a los recolectores de huevos de tortuga en cantón El Tamarindo, Conchagua, La Unión.

La inversión del proyecto fue de $25,278 dólares. De esa cantidad Fiaes aportó $18,112; y la Fundatamarindo $7,166 dólares, se ejecutó de junio de 2016 a enero 2017.

Con la entrega dan por finalizado el proyecto de Conservación de la Tortuga Marina, bajo la modalidad del sistema de ahorro programado para actividades de autosostenimiento o emprendedurismo.

Alrededor de 18 personas recibieron las herramientas que pidieron para fortalecer o abrir un nuevo negocio; además les entregaron en efectivo el 50 por ciento del dinero que ahorraron de la venta de los huevos al vivero del proyecto.

La inversión del proyecto fue de $25,278 dólares. De esa cantidad Fiaes aportó $18,112; y la Fundatamarindo $7,166 dólares, se ejecutó de junio de 2016 a enero 2017.

Yolanda Gutiérrez, directora ejecutiva de Fundatamarindo, dijo que entregaron hieleras, redes, atarrayas, máquinas para venta de minutas, y otros equipos para tiendas y pupuserías.

 “Es parte del incentivo que se le entregó a los recolectores de huevos de tortuga, ya que cuando no es la temporada del desove de las tortugas, se dedican en sus pequeñas tiendas para poder subsistir”, dijo Gutiérrez.

La fundación tiene más de 10 años de estar trabajando en la conservación de la tortuga a través del funcionamiento del corral de incubación; pero es primera vez que tienen el apoyo de un cooperante como Fiaes.

Durante la temporada compraron unos 6,085  huevos,  y se liberaron en la playa cerca de 5,667 neonatos. “Logramos un 83% de la meta propuesta, recordemos que en esta temporada hubo poco desove, y también es de ponerle atención al mercado negro porque a nivel nacional hubo menos huevos que se llevaron a los viveros”, agregó Gutiérrez.  

Ever Guevara, coordinador local del proyecto por parte de Fiaes, manifestó que la entrega de los equipos es para facilitarle las diferentes actividades a las que se dedican los recolectores. “Por cada docena de huevos que vendían al corral  un precio de $2.50, se les pagaba el 50 por ciento, y el resto se les iba ahorrando; ese dinero también se les entregó”,  indicó.

Los beneficiados

Carlos Reyes, recibió una caja con herramientas para trabajos de reparaciones de sistema eléctrico residencial; tiene 15 años de dedicarse a recolectar los huevos que llegan a desovar las tortugas a la playa de El Tamarindo.

 “Aquí nos dedicamos a trabajar de todo un poco, estoy agradecido con las herramientas que me serán de utilidad para seguir trabajando en las reparaciones que buscan las personas del lugar”, expresó.

Sonia Panameño, 49 años de edad, también se dedica a recoger huevos de tortuga; tiene una pequeña venta de minutas, ella fue beneficiada con una máquina para sacar el hielo, “tenía un raspador de hielo para hacer las minutas, siempre he tenido la necesidad de comprar una máquina y no lo pude hacer por la falta de dinero; el proyecto me dio ese beneficio”, manifestó.

Byron Robles, trabaja en la parte administrativa del proyecto; él fue beneficiado directamente por Fundatamarindo, le dieron dos computadoras, fotocopiadora, impresora  y la construcción de  un pequeño espacio para que ponga un ciber en la comunidad, “este es el impulso o capital de semilla que me da la fundación, esto me ayudará a impulsarme”, dijo.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar