SELECTA: 100 años de una pasión INTERNACIONAL: Caos en Afganistán POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

Falleció el expresidente coronel Arturo Armando Molina; un recorrido por su trayectoria

El coronel Molina llegó al poder en 1972 y gobernó hasta 1977.

Por Nancy Hernández | Jul 19, 2021- 09:10

En 1972 el presidente Arturo Armando Molina junto a su esposa y funcionarios asistió a la misa patronal de San Miguel. Foto EDH/ Archivo

El coronel y expresidente de la República, Arturo Armando Molina, murió este lunes a los 92 años en California, EE.UU. El militar salvadoreño vivía en los Estados Unidos desde que dejó el poder en junio de 1977.

Arturo Armando Molina nació el 6 de agosto de 1927 en San Salvador y llegó a la presidencia en 1972 por el Partido de Conciliación Nacional (PCN), cuando se enfrentó al candidato de la Unión Nacional Opositora (UNO), el democristiano Napoleón Duarte, quien alegó fraude y tiempo después salió al exilio tras apoyar un intento fallido de golpe de Estado.

Recordado por el lema “definición, decisión y firmeza”, por su bigote, discursos campechanos y una pulcra guayabera, Molina montó un gabinete de gobierno formado por civiles destacados en diferentes áreas y destacó por diferentes iniciativas como el programa “Una escuela por día” y “Una cancha por semana”.

En la gestión de Molina se inició la construcción del Aeropuerto Internacional en Comalapa y la represa del Cerrón Grande, que hasta ahora “regula las crecidas del Lempa y es la fuente primaria para abastecer de agua a la zona central de El Salvador. El lago Suchitlán y la vecina ciudad de Suchitoto en parte son gracias a la represa”.

1972. Arturo Armando Molina

Además, relanzó en 1976 con un nuevo complejo educativo el Instituto Nacional General Francisco Menéndez, donde él había estudiado.

Molina se caracterizaba por tener un contacto cercano con la población y medios de comunicación: “A bordo de su helicóptero El Cuscatleco dirigió un incansable ‘gobierno móvil’, para conversar con los encargados de diversas obras, lugareños, alcaldes en todo el país, estar cerca de la gente”, dicen las crónicas de la época.

El exmandatario edificó el Centro de Gobierno, para lo cual tomó los terrenos del antiguo Campo de Marte.

Represión

Si bien su gobierno fue admirado por sus obras, también hubo numerosas acusaciones de violaciones a derechos humanos, violencia política y hasta masacres en su gestión.

Además, en su gestión se reprimió duramente a las organizaciones de izquierda que posteriormente dieron vida a los movimientos guerrilleros que eventualmente conformaron el FMLN.

Al comenzar su gobierno, se produjo la primera intervención militar a la Universidad Nacional y el 31 de julio de 1975, el ejército masacró a estudiantes de la misma que salieron a protestar por la 25a. Avenida Norte de la capital. Según sus amigos cercanos, él llegó a considerar a estos errores de su gestión.

En febrero de 1977, la oposición volvió a alegar fraude en febrero de 1977 para darle el gane al general Carlos Humberto Romero y se tomó la plaza Libertad, de la cual fue expulsada a tiros por el ejército y los cuerpos de seguridad.

En ese periodo, la guerrilla urbana secuestró y asesinó en febrero al presidente del Instituto Salvadoreño de Turismo (ISTU), Roberto Poma, y en mayo al canciller Mauricio Borgonovo, mientras que escuadrones de la muerte asesinaron a los sacerdotes Rutilio Grande y Alfonso Navarro.

A la salida de Molina comenzó una escalada de violencia y el golpe de Estado contra Romero, en octubre de 1979, que fue el preámbulo de la guerra que de desataría un año más tarde.

1972. Arturo Armando Molina

 

En 1972 el presidente Arturo Armando Molina junto a su esposa y funcionarios asistió a la misa patronal de San Miguel. Foto EDH/ Archivo

KEYWORDS

Breaking News Comunidades Expresidente Presidente Presidente De La República Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad