Hemos aplicado actualizaciones al sitio; si no has iniciado sesión nuevamente, te invitamos a hacerlo.
NOTICIAS | Hospital RosalesDEPORTES | Liga ConcacafNEGOCIOS | Bitcoin INTERNACIONAL | Dictadura de Nicaragua

La lotería de Atiquizaya se cambia a rostros cuscatlecos

Artista de Atiquizaya impulsa su propia lotería con figuras identitarias de El Salvador. Desde hace varios años tenía la idea de crear un juego de mesa que lo representara como salvadoreño

Por Cristian Díaz | Nov 13, 2021- 09:55

“¡Cipote panzón, con los pies al revés, que enamora a las muchachas cuando solita las ve!... ¡El Cipitío!”, expresa en forma de canto, el artista César Armando Ortiz Rodríguez, quien juega con sus alumnos la lotería que ha creado y bautizado como La Cuscatleca.

Ortiz es originario de Atiquizaya, en el departamento de Ahuachapán; un municipio que se ha caracterizado tradicionalmente por una lotería de origen mexicana y cuyas alegorías son rimas que tienen un toque picaresco y, dependiendo de quién la canta, expresiones ofensivas para algunas personas.

Ave Fénix, como es conocido en el ámbito artístico, no se siente identificado con dicha lotería, por lo que creó su propio juego de mesa, que resalta las costumbres y tradiciones de El Salvador.

En las 54 figuras que conforman su lotería se exponen parte del folklore, lugares turísticos, gastronomía, arqueología, instrumentos musicales, objetos propios del país, leyendas, y sus símbolos patrios, entre otros elementos.

Así se pueden encontrar, o cantar con sus propias alegorías, figuras como la piscucha, el ayote, la cuma, el tecomate, los farolitos, el café, la chicharra, el campesino, el salto de Malacatiupan, la catedral de San Salvador, la gallina, el trompo, el atado de panela, el torito pinto y el torogoz, entre otros.

El atiquizayense relató que el nombre de La Cuscatleca es porque Cuscatlán significa lugar de cosas lindas.

La idea de crearla viene desde hace muchos años para que “representara nuestra cultura, raíces, e identidad”; sin embargo fue hasta febrero de 2020 que comenzó a trabajar en ella luego de una experiencia con una sobrina de cuatro años.

En aquel entonces visitó una librería en compañía de la pequeña, quien le pidió que le comprara una lotería tradicional y que representa la cultura del país azteca.

Al llegar a casa se dispusieron a jugar; pero la menor comenzó a cuestionarlo sobre la utilidad de los objetos que son representados en cada figura.

“Cuando llegué a la figura de la bandera, le dije ‘esta es la bandera’. Cuando la vi en mi mano, dije ‘esta no me representa porque no es la bandera de mi país’. Entonces ahí dije, no, tengo que ponerme a trabajar en una lotería que nos represente. Cuando reafirmé fue cuando llegamos al borracho; ni en lo cultural, ni en lo educativo, me representa y yo no le quería seguir transmitiendo eso a la niña.

Los cartones de la lotería La Cuscatleca destacan por su diseño de colores muy vivos. Fotos Cristian Díaz

Respeto mucho la lotería de México; pero yo quería una propia, de nuestra identidad”. contó el también docente del Centro Escolar Mercedes Monterrosa de Cárcamo.

A partir de febrero comenzó a elaborar los bocetos de las figuras, siendo la del campesino la primera que pensó debido a la importancia que tiene para la alimentación de los salvadoreños.

Inicialmente fueron cien figuras con lugares, gastronomía y tradiciones representativas de El Salvador.

Estas fueron terminadas en marzo del año pasado y elaboradas en acrílico sobre cartón.

Luego la cantidad bajó a 75 en un sondeo que realizó con sus alumnos para determinar cuáles deberían de mantenerse.

En una segunda depuración fueron elegidas 54 figuras; dicha elección resultó difícil debido a que no querían dejar de lado elementos identitarios del país.

El Ave Fénix ejemplificó que los alumnos eligieron entre las pupusas, los chorrizos y los nuegados o boca de cántaro. Estos últimos son un platillo originario de la ciudad; pero las pupusas ganaron en dicha selección.

El juego completo consta de seis cartones; cada uno contiene nueve figuras, además de las 54 cartas que sirven para ir cantando cada alegoría.

En la base de cada carta se refleja la bandera salvadoreña y en la esquina superior derecha tiene un glifo o nawal maya, que simboliza el arte, la cultura, y la música.

Además de la alegoría de cada figura, su creador ha incluido el concepto de cada elemento que es representado en la lotería, lo que ayuda a las personas a ampliar sus conocimientos de los objetos incluídos en el juego de mesa.

“En la parte de comercialización voy a ser honesto: yo no entiendo ese mundo. Entiendo el mundo de pintar, de crear, de diseñar; pero en la parte económica siempre he tenido dificultades. No nací para comerciante o no me gustaría serlo; entonces (la lotería) se la dejo a la orden de la ministra de Cultura, de la ministra de Educación, al señor alcalde, a la señora gobernadora o a quién interese. Yo cedo los derechos porque esto tiene que llegar un momento que ya no va a hacer mía; ahorita se sabe quién la hizo, en el futuro eso ya no va a importar. Lo que importa es que quedará para el servicio de la gente. Le hago un llamado a quien corresponda o interese y si nadie se acerca lo voy a hacer de mi parte; pero no con el fin o objetivo de lucrarme, sino de reproducirla aunque solo se venda al costo”, expresó el artista.

César  Ortiz Rodríguez ha destaca muchas de las costumbres salvadoreñas en su lotería. Fotos EDH/Cristian Díaz

KEYWORDS

Artistas Salvadoreños Atiquizaya Comunidades Cuscatlán Lotería Tradiciones Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad