Marihuana, una alternativa para tratar diversos padecimientos

Médicos consideran que la sustancia tiene componentes que pueden aliviar males como dolores crónicos, inflamaciones, estrés, entre otros. Sin embargo, advierten, no es una panacea.

Por Ricardo Avelar

Ago 05, 2019- 15:38

“Me parece que la marihuana es una opción viable para el manejo de ciertos tipos de dolores crónicos”, dijo a El Diario de Hoy un médico especializado en esta materia, quien pidió no ser identificado por lo controversial del tema.

Dentro de la algología, como se conoce a esta disciplina, el experto ve el potencial de esta sustancia, especialmente porque hay múltiples estudios que respaldan el uso de esta planta, también conocida como cannabis, para tratar diversos padecimientos.

Estas opiniones fueron dadas a pocos días de conocerse la iniciativa del diputado Francis Zablah, de GANA, de legalizar el uso medicinal de la marihuana.

Según el legislador, hacer uso regulado del cannabis da alternativas para personas con enfermedades crónicas. “Hay que quitarse el temor y el mito y hay que estar actualizado en las cosas buenas”, dijo Zablah al presentar la iniciativa.

A Zablah se unió el diputado arenero Orlando Cabrera Candray, médico de profesión, quien anunció que apoyará una propuesta que “ve la cara del futuro”. “Debemos entender que la medicina, entre el dogma y la evidencia, debe seguir la evidencia, que debe primar sobre nuestras opiniones a la hora de tomar decisiones que afecten el bienestar de la población, primordialmente la población que sufre alguna enfermedad”, manifestó, adelantándose a las emociones y críticas que la iniciativa pueda generar.

Según la propuesta y las explicaciones de Zablah y Candray, el objetivo de la iniciativa es regular el uso de un cannabis alto en cannabidiol (CBD), el componente con mayores propiedades medicinales, y reducir lo más posible el tetrahidrocannabidiol (THC), principal componente psicoactivo y generalmente vinculado al letargo, el efecto más reconocido del uso recreativo de la marihuana (ver recuadro aparte).

Se avecinan controversias

Según el experto en dolores consultado por este medio, el tema causará controversias, especialmente porque en el país ha sido bajo el apoyo a los programas de manejo del dolor. Esto le lleva a preguntarse si hay un interés detrás de la propuesta.

Pese a estas dudas, considera que el cannabis es una alternativa válida y le ve una ventaja clara: los pocos efectos secundarios.

Esto, pues hasta el momento el tratamiento de dolores crónicos se hace primordialmente con medicamentos que pueden a provocar depresiones respiratorias, constipación, estreñimiento, náuseas y la posibilidad de alcanzar dosis tóxicas. “Esto no pasa con derivados de la marihuana. Además, los pacientes de dolor pasan por mucho estrés y la marihuana lo que hace también es distraerlos de este dolor”, añadió.

“Desde el punto de vista, yo no estoy en contra (de regular el uso médico de la marihuana). Para los médicos es una alternativa más para manejar el dolor, siempre y cuando se sigan todos los protocolos para que no todos tengan acceso a esta sustancia. El problema es que sea una venta libre o se permita el cultivo de esto, ahí sí veo el problema”, aclaró.

Respaldo internacional

Las opiniones del médico salvadoreño coinciden con los debates globales que actualmente se tienen sobre el uso médico de la marihuana.

El reputado neurocirujano y corresponsal de la cadena CNN, Sanjay Gupta, considera que el cannabis ha sido una sustancia demonizada, pero que es una medicina real.

Gupta, quien además es profesor de la universidad Emory, en Atlanta, reconoce que en su inicio dudaba de los beneficios de la marihuana, pero después de un cuidadoso examen a la evidencia, considera que “no solo puede funcionar, en algunos casos es la medicina principal”.

Este médico considera que además de los efectos analgésicos, el cannabis reduce la dependencia de pacientes a opioides, que en lugares como Estados Unidos han generado graves crisis de adicción. En ese país, según datos oficiales, alrededor de 130 personas mueren al día por sobredosis de estos medicamentos.

“Los opioides cambian el comportamiento del cerebro y pueden generar daños neurológicos permanentes. El cannabidiol (CBD) puede aliviar estos daños”, manifiesta.

A sus palabras se suma Peter Grinspoon, médico y docente de la Universidad de Harvard. Este experto ha reiterado que el CBD tiene una cantidad casi nula de las propiedades que intoxican en la marihuana y los pacientes que lo han usado lo han reducido “insomnio, ansiedad, espasticidad (contracciones musculares) y dolores, además de tratar condiciones más graves como la epilepsia. Una forma particular de epilepsia en la infancia, el síndrome de Dravet, es casi imposible de controlar pero responde de manera dramática a una cepa con alto contenido de CBD”.

Grinspoon también resalta que el cannabis no produce la misma adicción y sobredosis de los opioides, y pide que se abra la discusión para beneficio de los pacientes, quienes accederían a una opción médica real si es que se deja atrás una amplia serie de tabúes.

Idea buena, pero insuficiente

Martin Díaz considera que la iniciativa de Zablah es un paso en la dirección correcta, pero sigue siendo una propuesta “superflua, pues se desperdicia una oportunidad de realmente sostener un debate real y profundo sobre el efecto de la prohibición de la marihuana en El Salvador”.

Díaz es vocero de la Iglesia Evangélica Protestante de El Salvador y director ejecutivo del Instituto Europeo de Estudios Multidisciplinarios sobre Derechos Humanos y Ciencias, Knowmad, con sede en Alemania. Esta institución realiza estudios sobre el efecto de la prohibición de las drogas. Asimismo, este inusual religioso es el único latinoamericano que participa de la elaboración de un informe sobre cannabis y desarrollo sostenible para la Organización de Naciones Unidas.

Según él, “siendo un país del trópico donde se puede tener de 2 a 3 cosechas al año”, la marihuana presenta muchas oportunidades para El Salvador. “Y no hablamos solo de cannabis medicinal o recreativa sino del cáñamo. Somos un país que podría hacer su propia materia prima en el área textil. Podríamos hacer algo mejor que el algodón”, manifiesta.

Para ello, Díaz sugiere examinar los mitos que plagan la discusión sobre el cannabis. Principalmente, advierte que una legalización no lleva a más consumo, según lo apunta la evidencia de lugares que avanzaron en este sentido. De hecho, resalta que la prohibición actual no detiene el consumo, solo obliga a llevarlo a las sombras.

Además, advierte que mantener la marihuana en la ilegalidad la deja en manos del crimen organizado, algo especialmente grave en una sociedad violenta como la salvadoreña.

Finalmente, rechaza que El Salvador no esté preparado para avanzar en esta dirección. Por el contrario, indica, las oportunidades son enormes en materia de seguridad como en la economía, donde el país podría generar empleos y recaudación fiscal tras un mercado bien regulado. En otros países, cuenta Díaz a El Diario de Hoy, estos fondos se han utilizado para tratar a personas con adicción a otras sustancias y reinserción social de pacientes.

¿Qué dicen especialistas?

“El CBD tiene una cantidad casi nula de las propiedades que intoxican de la marihuana y los pacientes reportan muchos beneficios como alivio del insomnio, ansiedad, contracciones musculares y dolores, además de tratar condiciones más graves como la epilepsia”: Peter Grinspoon, Médico de la Universidad de Harvard

“El cannabis es una de las sustancias que ha sido demonizada pero puede ser una medicina real. Yo no creía en ella, pero en algunas condiciones no solo puede funcionar, sino que es la medicina principal”: Sanjay Gupta, Neurocirujano

“Hay muchos estudios clínicos que respaldan el uso de la marihuana para control del dolor y del estrés que este causa, y su principal ventaja sobre los opioides es que sus efectos adversos son pocos y no causan dependencia”: Médico salvadoreño experto en manejo de dolor

¿Qué piensan los salvadoreños?

  • “Es buena para dolores musculares”, afirma Guadalupe. A su juicio, la marihuana tiene el potencial de ayudar bastante a las personas, pues “es buena para los dolores musculares” que afectan a gran parte de la población, especialmente de mayor edad.
    Guadalupe afirma que el Estado debe regular que solo tengan acceso quienes necesitan el cannabis por salud y pide que no se abra la puerta a fomentar un vicio que es perjudicial.
  • “Vamos a tener más jóvenes drogos”, dice Jorge Castillo. “Si se legaliza la marihuana, va a haber más drogos en el país. La gente que no se droga lo haría y los que ya se drogan, lo harían libremente”, manifiesta, y piensa que gente que no la necesita dirá que no puede vivir sin ella. Asimismo, recuerda que ya hay medicamentos disponibles, por lo que no ve necesario regular el cannabis. Si se llega a hacer, dice, la sustancia solo debería tratarse en laboratorios.
  • Irma Corvera lo ve como una medicina beneficiosa. “En mi opinión, es una propuesta beneficiosa”, considera Irma Corvera, quien destaca que para pacientes de diversos padecimientos, incluyendo dolores crónicos o artritis, la marihuana es una opción viable.
    Sin embargo, previene que no todas las personas padecen de estas enfermedades y debe regularse que el cannabis medicinal solo llegue a quienes lo necesitan.
  • “No estoy de acuerdo”, afirma Mario Martínez. “Para mí no está bien que la legalicen”, afirma categóricamente Mario Martínez. A su juicio, la experiencia de otros países es que al abrirle la puerta a esta sustancia, se fomenta que los jóvenes se involucren en la vagancia o incluso en el cometimiento de delitos. “Eso pasaría aquí y se perdería el respeto a la autoridad”, añade. Sin embargo, reconoce que sí hay usos médicos en la marihuana.
  • William Trinidad: “Sí, pero que se combata la corrupción”. Para este joven estudiante de arquitectura, la propuesta tiene aspectos positivos, tanto para pacientes como para estudiantes de química que podrían dedicarse a esta disciplina. El problema, argumenta, es que la corrupción del país sobrepase a la regulación y tengan acceso personas que realmente no necesitan el cannabis pero tengan dinero para obtener ilícitamente las licencias.

Datos a considerar
Los cannabinoides. La marihuana contiene cannabinoides, o múltiples compuestos orgánicos que al interactuar con el cuerpo humano producen diferentes efectos. Los más importantes y conocidos son el THC (Delta 9 tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol). El primero es el principal componente psicoactivo de la planta y si bien tiene efectos analgésicos, es el responsable de los efectos recreativos comúnmente asociados a la marihuana. Por otro lado, el CBD no produce los efectos de “lentitud o letargo”, pero sí tiene efectos médicos comprobados, especialmente en lo relativo al dolor, inflamaciones, estrés, entre otros, sin causar la dependencia o los efectos adversos de los opioides (codeína, fentanyl, metadona y otros medicamentos).
El objetivo de la marihuana medicinal es tratar pacientes con cepas que contengan alto nivel de CBD y bajo o nulo grado de THC.

Importancia de la regulación. En una publicación reciente de la BBCse advirtió que si bien hay beneficios comprobados del CBD, es importante la efectiva regulación de los productos en el mercado para que en efecto tengan un porcentaje significativo de este componente con beneficios médicos y al mismo tiempo tengan una cantidad nula o baja de THC, el componente psicoactivo y además ilegal. Esta conclusión llegó tras un estudio de 30 productos (elegidos al azar) con CBD en el Reino Unido. De esos, 45% tenía niveles considerables de THC, 22% presentaba componentes perjudiciales para la salud que no estaban especificados y solo 38% se aproximaba al nivel de CBD anunciado.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad