Calleja propone los asocios público privados para paliar falta de viviendas

Lanzó el programa “Vivienda Digna” que busca dar respuesta a la necesidad habitacional. El país tiene un déficit total de casi 1.4 millones de viviendas de las cuales 245,369 deben construirse nuevas y el 82 %, equivalente a unas 1.5 millones de casas deben renovarse.

Carlos Calleja y Carmen Aída Lazo, candidatos por Alianza por un Nuevo País, lanzaron su propuesta de “Vivienda Digna”, en el municipio de Ataco; en Ahuachapán. Foto EDH / Cortesía

Por Magdalena Reyes nacional@eldiariodehoy.com

Dic 12, 2018- 19:19

La fórmula presidencial de Alianza por un Nuevo País lanzó su estrategia habitacional con el programa “Vivienda Digna”, que contempla la construcción de 10 mil viviendas por cada año de Gobierno. Para ello ofrecen crear un Fondo para la Vivienda Digna.

Este será administrado por el Fondo Nacional de Vivienda Popular (FONAVIPO), con lineamientos técnicos y estándares mínimos para la construcción de viviendas, bajo un concepto de “nuevo urbanismo” que contribuya a la dignificación de la persona y la construcción de cohesión social.

“Vivienda Digna no es únicamente un proyecto de construir viviendas, como ha sido en los últimos años, en el que ha habido una completa falta de alineación de objetivos y esfuerzos entre todos los actores relacionados con el tema. Nosotros trabajaremos de la mano con municipalidades, por ejemplo, apoyando sus iniciativas de construcción de viviendas, pero asegurando que se cumplan los estándares mínimos y los lineamientos técnicos”, dijo el candidato a la presidencia, Carlos Calleja.

La candidata a la vicepresidencia, Carmen Aída Lazo, destacó que se destinará una inversión pública anual de $20 millones durante 15 años y también establecerán asocios público-privados que permitan una inversión anual de $100 millones, para el programa.

TE PUEDE INTERESAR

Carlos Calleja confirma participación en el debate de la UES

Todos los candidatos presidenciales expondrán sus propuestas el próximo domingo en el centro de estudios.

“$20 millones del Gobierno de El Salvador, más $80 millones aportados por la empresa privada. Vamos alinear la cadena de valor y apoyarnos con aliados de varios sectores para la construcción de viviendas dignas accesibles para que la oferta y la demanda de vivienda coincida”, secundó Carmen Aída Lazo.

La estrategia contempla reducirán los costos indirectos de los desarrolladores, facilitando trámites y permisos de construcción, como permisos ambientales, gestionando también la tierra finalista.

“Reconocemos que, en el país, muchos hogares son liderados y mantenidos por mujeres, madres solteras que sacan a sus hijos adelante. La mayoría de líneas de crédito para vivienda exigen dos ingresos por hogar, lo que automáticamente excluye a estas mujeres de su derecho de acceso a vivienda. Por eso, habilitaremos líneas preferenciales de crédito y asistencia del Estado para que las madres cabeza de hogar puedan optar por una vivienda propia”, puntualizó Calleja.

Según el planteamiento de la fórmula presidencial, el actual déficit habitacional afecta miles de salvadoreños que viven en hacinamiento, con precariedad en la vivienda y altos grados de inseguridad y vulnerabilidad.

Además se amparan en que la Constitución de la República establece en su artículo 119 que, “ el Estado procurará que el mayor número de familias salvadoreñas lleguen a ser propietarias de su vivienda” y, cumpliendo ese derecho, los candidatos entablaron su propuesta “Vivienda digna”.

TE PUEDE INTERESAR

Carlos Calleja ve urgente ampliar red de agua potable en el interior del país

La falta de acceso a agua potable es una necesidad constante que el candidato por ARENA ha escuchado durante sus visitas a distintos municipios del país.

Argumentan que en los últimos años ha habido falta de voluntad política, una planificación ordenada y un abordaje integral a partir de múltiples factores que han afectado el acceso a vivienda digna de los salvadoreños.

Según datos compartidos por los candidatos, el último plan gubernamental “Casa para Todos” ha generado grandes pérdidas en la venta de viviendas y mantenimiento de las mismas, afectando tanto al sector económico como a los ciudadanos.

A la zaga en la región

El Salvador está a la zaga de Centroamérica en calidad de vivienda. Según el último “Estudio sobre el estado de la vivienda en Centroamérica” elaborado por el Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLADCS) del INCAE Business School, y presentado en junio de este año, el país tiene un déficit total de casi 1.4 millones de viviendas de las cuales 245,369 deben construirse nuevas y el 82 %, equivalente a unas 1.5 millones de casas deben renovarse.

A nivel regional, El Salvador se ubica en el segundo lugar en déficit habitacional, solamente por debajo de Guatemala que necesita más de 2.3 millones de viviendas, de las cuales 733,500 corresponden al déficit cuantitativo y 1.5 millones al cualitativo.

En tercer lugar se ubica Honduras, que requiere alrededor de 126,000 unidades nuevas y debe mejorar 970,000; y más alejados están Panamá y Costa Rica.

La poca oferta de vivienda de carácter social, altas tasas de informalidad y bajos ingresos, dificultan el acceso a una vivienda digna.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar