“Me mataron a mi hijo… qué voy a hacer”. Mujer lamenta el asesinato de su hijo en barrio Santa Anita

Un hombre de 29 años fue asesinado esta mañana por pistoleros en el barrio Santa Anita de la capital. La mamá de la víctima contó que algo en su corazón le decía que su muchacho había sido atacado.

Allan Edgard Moreira, fue asesinado en el barrio Santa Anita de San Salvador. Foto Jorge Reyes

Por Rafael Cerna

May 05, 2021- 14:32

“Cuando oí los disparos, mi corazón de madre me dijo que le habían tirado a mi hijo”, dijo la jubilada de 72 años. Y no se equivocó. Los al menos 10 tiros se los dieron a su muchacho, Allan Edgard Moreira, esta mañana en el barrio Santa Anita de San Salvador.

La mujer después de escuchar los balazos agarró a su nieta de 6 años y corrió desde los apartamentos de La Málaga solo para toparse con su muchacho se 29 años tirado en la esquina de la avenida Francisco Menéndez y 13a. avenida Sur.

“No podía creer lo que veía, mi muchacho, mi hijo me lo mataron”.

Moreira era vendedor de dulces, de los que se suben a los buses. Hoy decidió salir temprano a trabajar. Estaba esperando el bus cuando dos hombres en moto pasaron y lo tirotearon, dijo una policía.

Los atacantes huyeron rumbo al poniente, por la calle Menéndez.

El crimen fue cometido a las 6:00 de la mañana, según una testigo.

Allan Edgard Moreira, fue asesinado en el barrio Santa Anita de San Salvador. Foto Jorge Reyes

Un investigador policial dijo que no tienen, por el momento, mayores datos del ataque. Solo que al muchacho lo mataron a tiros.

“Me dejó sola con mi nieta”
Entre lágrimas, mientras sus manos le temblaban, la mamá de la víctima dijo que lo último que Edgard le dijo al salir fue: “voy a tener cuidado”.

Te puede interesar:  (FOTO) “Mi muchacho. Me lo mataron”: Lamento de una madre tras reconocer a su hijo asesinado en barrio Santa Anita

“Siempre le decía ‘tené cuidado, hijo, tené cuidado. Hoy se lo dije otra vez y él me dijo ‘voy a tener cuidado’… yo no sabía que sería la última vez que lo miraría”, contó la mujer, sentada en una grada mientras esperaba que los investigadores volvieran a entrevistarla.

“Él (Edgard) me ayudaba, porque yo ya estoy vieja. Siempre hemos vivido aquí, aquí me casé, aquí tuve a mi hijo, aquí nació mi nieta”, agregó.

Al ser preguntada si su hijo estaba vinculado con pandillas o si había teñido problemas con alguien, ella respondió “usted sabe, la juventud es la juventud, pero yo no sé nada”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones