Economistas advierten de riesgo crediticio ante un Fideicomiso sin fondos

Según el FMLN, Hacienda desfinanció el dinero de créditos por $600 millones que van para apalancar préstamos para ayudar a los micro, pequeños y medianos empresarios afectados por la pandemia.

El ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, entregó el lunes al presidente de la Asamblea, Mario Ponce, la asignación presupuestaria. Foto EDH / Cortesía

Por Eugenia Velásquez

Ago 10, 2020- 04:30

Ante la opacidad del Gobierno de no dar cuentas claras de cuánto dinero ha usado para la crisis sanitaria por el COVID-19, surge ahora la interrogante entre varios economistas y diputados de qué pasó con los $600 millones que la Asamblea aprobó destinados para apoyar con créditos al sector de la micro, pequeña y mediana empresa afectada directamente por la pandemia.

El fin de semana, la diputada Anabel Belloso, del FMLN, sostuvo que el exministro de Hacienda, Nelson Fuentes, reveló en una entrevista televisiva que había tomado $645 millones de ese fondo del Fideicomiso para equilibrar las finanzas del presupuesto general del Estado de 2020.

En total, la Asamblea autorizó al Gobierno emitir $1,000 millones en bonos, de los cuales, $600 millones son para que el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) los administre y distribuya entre el sector de la pequeña empresa que necesitan de préstamos a tasas de interés bajas o de subsidios de pago de planillas, para no morir frente a los estragos económicos causados por el cierre de decenas de comercios.

En ese Fideicomiso de $600 millones también van incorporados $100 millones de ayuda para préstamos de los vendedores del sector informal.

Sin embargo, al decir de Belloso, Hacienda emitió bonos en julio para saldar el déficit de $645 millones del gasto ordinario, una maniobra que debió hacer a principios del año y no cuando la emisión de bonos era más cara debido a la emergencia mundial por la pandemia.

“Ese préstamo tenía un destino específico. Esto es algo que requiere una explicación del Gobierno para desvirtuar este grave señalamiento, porque de ser verdadero, habría una grave infracción a la ley”, manifestó el analista económico, Claudio De Rosa.

Pero no sólo eso, según el experto, ese tipo de movimiento financiero pone en riesgo la solvencia crediticia de El Salvador frente a futuras gestiones de préstamos o incluso sobre los desembolsos de créditos que están en trámite por el Gobierno.

“Es fundamental observar el desembolso, así como la transparencia, lo dice el Fondo Monetario Internacional, sobre los préstamos en general. Todos los organismos multilaterales ponen en todos los países cláusulas muy estrictas para que haya transparencia y rendición de cuentas. En la medida que estas no se cumplan a cabalidad como la del BID que dice que debe publicarse un análisis de la situación económica, fiscal y social por el impacto del COVID, en la medida que no se cumpla esto, los otros organismos internacionales empiezan a detener sus posibles préstamos”, subrayó De Rosa.

Para el director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), Roberto Rubio, es urgente que el Gobierno aclare en qué ocupó esos fondos.
“¿De dónde saldrá el Fideicomiso? ¿emitirá más bonos? ¿van a sacarlos de otro lado? ¿cómo justamente compensarán ese Fideicomiso que era un acuerdo crear? Como el Gobierno no ha dicho nada absolutamente, por lo visto es cierto, que de allí tomaron para equilibrar el Presupuesto (2020), pero no ha reaccionado, no ha dicho cómo va, sería preguntar al Gobierno como hará para financiar el Fideicomiso”, expuso Rubio.

La economista Tatiana Marroquín tiene otra lectura de la situación, que es más dramática. Según la especialista el Gobierno no ha hecho ninguna emisión de bonos por $1,000 millones en julio pasado destinados para el Fideicomiso.
“Hasta este momento tengo entendido que no se ha emitido dinero, ni bonos ni préstamos en nombre de ese cupo de los $1,000 millones”, reaccionó Marroquín, lo que implicaría que el Fideicomiso no está desfinanciado, sino “vacío”, aseguró.

Marroquín opina que la información que revela la Bolsa de Valores es que la emisión de bonos que hizo Hacienda no corresponden a esos $1,000 millones para reactivar la economía, sino a $400 millones que colocó en títulos valores para financiar en parte el déficit presupuestario de 2020 de $645 millones. “El Fideicomiso sigue vacío”, concluyó.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones