Cuatro cabecillas de pandilla 18 tras extorsiones en La Tiendona

La Fiscalía acusó el miércoles a 49 pandilleros de exigir $50 mil mensuales a los comerciantes de ese centro de abastos. Las víctimas pagaban entre $20 y $30 mensuales, desde hace más de dos años.

Los 11 pandilleros detenidos en el operativo del martes fueron acusados, el miércoles, en el Juzgado Especializado de Instrucción "C" por el delito de extorsión agravada. Foto EDH/ Cortesía Fiscalía

Por Diana Escalante

Nov 07, 2018- 20:00

Desde hace más de dos años, una estructura de la pandilla 18 se lucró del trabajo y sacrificio de decenas de vendedores de La Tiendona, el principal mercado de mayoreo de El Salvador. A las víctimas les exigían el pago de $50,000 mensuales, lo que se tradujo en $600,000 dólares anuales en concepto de extorsión.

Los comerciantes no tenían más opción que someterse a las exigencias de los delincuentes o de lo contrario ellos o sus familiares podían ser asesinados; además corrían el riesgo de que se les impidiera el libre desempeño de sus actividades comerciales.

 

 

Por este caso, la Fiscalía General de la República presentó este miércoles, en el Juzgado Especializado de Instrucción “C” de San Salvador, una acusación formal contra 49 pandilleros por el delito de extorsión en perjuicio de 25 víctimas. A juicio de las autoridades, el número de afectados es mayor pero por temor no han querido presentar las denuncias.

Estos delincuentes, entre los que hay varias mujeres, también deberán responder por el delito de agrupaciones ilícitas; una muerte violenta, un intento de homicidio y cuatro proposiciones para el delito de homicidio. Todos ellos en perjuicio de otros integrantes de la misma pandilla.

Lee también:

“Sayco”, cabecilla de la mara 18, tenía ingresos de $16 mil mensuales por el cobro de extorsiones

La pandilla 18 recolectaba hasta 50 mil dólares mensuales de extorsiones a comerciantes del mercado La Tiendona, según el Ministerio Público.

La audiencia de imposición de medidas contra ellos se llevará a cabo el viernes, a las 2:00 de la tarde.

La estructura delictiva que las autoridades aseguran mantuvo en vilo a los comerciantes era encabezada por Marlon Orlando Salvador Ramírez, (a) “Sayco”, quien fue arrestado la madrugada del martes en la residencial San Agustín en Lourdes, Cólon, La Libertad.

Las autoridades señalaron que él tenía ingresos de hasta $16 mil mensuales producto de la extorsión

Otros jefes de la pandilla que estaban bajo el mando de Salvador, según el Ministerio Público, son Isaac Samael Bonilla, (a) “Crazy”, y Jeffrey Antonio Castro Girón, (a) “Jeffrey”. El primero fue arrestado en diciembre del año pasado y el otro el miércoles.

David Mejía Pineda, (a) “Davy”, también tenía mando sobre otros pandilleros. Él es propietario de un negocio en el mercado La Tiendona, pero las víctimas lo señalan como el encargado de recoger el dinero de la extorsión entre los comerciantes.

El fiscal del caso explicó que Mejía habita en la residencial Decápolis, en San Salvador, pero escapó del lugar antes de que las autoridades empezaran el miércoles a realizar los allanamientos.

De los 49 imputados, 11 fueron detenidos en operativos simultáneos; 16 ya están recluidos en diferentes presidios por otros delitos y 22 están ausentes. La Fiscalía General ha pedido al juez que gire órdenes de arresto contra ellos.
Cuatro modos de extorsionar

Las investigaciones señalan que esta estructura de la pandilla 18 exigía el dinero a las víctimas a través de cuatro modalidades.

Los pandillerosllegaban personalmente hasta los negocios de los vendedores a pedirles el pago de entre $20 y $30 semanales; también los extorsionaban vía telefónica.

Pero cuando alguno de los delincuentes era capturado, sus compinches les demandaban a las víctimas el pago de una segunda cuota de dinero. Las festividades de Navidad y Año Nuevo también les servía de excusa a los pandilleros para reclamar el pago de “aguinaldo”.

GALERÍA

Allanan residencia de lujo donde vivían pandilleros en Santa Tecla

Una lujosa casa donde vivían pandilleros fue allanada por la PNC en una residencial en Santa Tecla. Las autoridades decomisaron vehículos de año reciente y artículos suntuosos como parte de la Operación Escudo Regional III.

La investigación que inició la Fiscalía General en diciembre de 2016, tras recibir tres denuncias, le llevó a establacer que cuando los delincuentes tenían recolectado el dinero se reunían para repartírselo entre los cabecillas de la estructura y el resto de pandilleros.

A los que están en prisión, cada 15 días se les hacía llegar el dinero con sus familiares para que pudieran utilizarlo en el presidio.

Las autoridades han manifestado que estas detenciones, realizadas en el marco de la operación “Escudo Regional III”, dejó al descubierto acomodada forma de vida que tienen los cabecillas de la pandilla a costa de las víctimas de extorsión, a quienes amenazan a muerte.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias
Aqui estamos: nacional