Lo echaron de la casa por trabajar de Uber y terminó muerto por coronavirus en extrema soledad

Los médicos trataron de que se despidiera de su familia a través de una videollamada, pero el hombre entró en estado inconsciente. La desgarradora historia ocurrió en Inglaterra.

Foto de referencia / AFP.

Por S. López / Agencias

Abr 30, 2020- 15:22

La precaria situación que atravesaba en la India, su país natal, lo obligó a partir hacia Inglaterra en busca de nuevas oportunidades de trabajo. Todo para poder brindarles una mejor calidad de vida a su esposa Mary Jayaseelan y sus dos hijos.

Esta es la trágica historia de Rajesh, un hombre que trabajaba como Uber y quien termino muerto en la soledad a causa del COVID-19.

El hecho ha causado indignación por la forma en que Rajesh fue engañado por su casero, para que saliera de la vivienda y aprovechar su ausencia para cambiar las cerraduras para que ya no pudiera entrar.

Rajesh pasaba la mayor parte del año  en Inglaterra, mientras ganaba  y ahorraba el suficiente dinero, para regresar a la India y pasar varios meses junto a su familia.

“Había estado viviendo en Londres de forma intermitente durante 22 años, y volvía a India durante varios meses seguidos (…) Le encantaba la ciudad. Siempre me hablaba de lo hermosa que era y tan limpia. Nunca he estado en Londres, así que él me la describía” contó Mary.

Por mucho tiempo, esa rutina ayudó a Rajesh a quien le encantaba su trabajo como Uber. Desafortunadamente nunca imaginó que eso lo llevaría a la muerte.

Rajesh había planeado hacer su último viaje a Inglaterra para poder pagar un préstamo que hizo para construir una casa en la India; nunca pensó que jamás retornaría con vida.

Con el brote del COVID-19, la historia cambio. Desde enero que Rajesh regresó a Harrow, en el norte de Londres los contagios por coronavirus solo fueron en aumento pero él continúo trabajando como Uber.

El viaje que sellaría su destino fue llevó a un cliente al aeropuerto de Heathrow. Rajesh empezó a experimentar síntomas similares a los de la gripe.

Tras hacerse el test, dio positivo para coronavirus.

Solo en aquel país, acató las indicaciones médicas y se resguardó en la vivienda que alquilaba. Pero solo obtuvo el rechazo y la denigración de su casero, quien no dudó en desterrarlo.

Según Mary, el casero no sabía el diagnóstico de Rajesh sin embargo debido a que era Uber le dijo que él podría ser quien llevara el virus hasta ellos y no quería tomar riesgos y lo echó.

Como todo inmigrante, Rajesh no tenía a dónde ir por lo que tuvo que vivir en su auto. Hasta que finalmente consiguió otro lugar para vivir.

Para evitar ser echado de nuevo decidió no hablar sobre su condición con el nuevo propietario y aislarse para evitar todo contacto, hasta el punto que ni cocinaba para no salir de su habitación. Pero eso solo empeoró su salud.

Finalmente tuvo que internarse en un hospital. Y a pesar de decirle a su esposa que él no estaba preocupado por su salud, en los últimos días se quebró.

“Mary estoy un poco asustado”, le dijo el hombre de 44 años. Rajesh había manejado moribundo hasta el hospital, no quiso llamar a una ambulancia para no alertar a sus vecinos. Fue diagnosticado con neumonía.

“A la mañana siguiente me llamó desde el hospital. Era una videollamada, y cuando los niños lo vieron comenzaron a llorar por lo enfermo que estaba. Apagó su video y me dijo que no quería que lo recordaran tan mal”, contó Mary.

El 11 de abril, los médicos llamaron a Mary para hacerle saber que el estado de salud de Rajesh era crítico.

Y aunque hicieron una videollamada para que ella y los niños se despidieran de él. No pudieron cruzar palabra alguna pues Rajesh yacía inconsciente. A los pocos días murió, en un país extraño y en extrema soledad.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad