Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento

Más de 1,700 pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) forman parte del programa penitenciario "yo cambio" en el penal de Chalatenango. El programa gubernamental pretende la reinserción de los mareros a la sociedad y el aprendizaje de un oficio.

Por AFP

May 11, 2019- 12:25

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Un miembro de la pandilla MS-13 asiste a una clase en la prisión de Chalatenango, a 84 km al norte de San Salvador. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Un pandillero de la MS-13 toca la guitarra en la prisión de Chalatenango. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Arrepentidos de su pasado violento, pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) estan incorporados en un programa llamado "Yo cambio", afirman que han transformado sus vidas y que no son terroristas, como los llama el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Un pandillero escribe en la pizarra parte de su tarea diaria. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Varios pandilleros de la MS-13 cantan y hacen música con instrumentos improvisados ​​en la prisión de Chalatenango. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Una miembro de pandillas lee como parte del proceso de reinserción del programa "yo cambio". Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Más de 1700 pandilleros forman parte del programa "yo cambio". Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS-13) que estaban incorporados en un programa llamado "yo cambio".

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
En el penal de Chalatenango hay talleres de panadería, zapatería, origami, artesanías, carpintería, hamacasc etc. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-GANGS-EDUCATION
Los miembros de la pandilla MS-13 permanecen en la prisión de Chalatenango. Foto AFP/Marvin Recinos

EL SALVADOR-PRISON-OVERPOPULATION
El programa tiene como máximas combatir el ocio carcelario, fomentar la disciplina de los internos, además de capacitarlos en artes y oficios varios. Foto AFP/Marvin Recinos

Comentar

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad