Conoce al salvadoreño que fue parte de la Armada estadounidense que destruyó artillería alemana

A sus 96 años, Roberto Machón aún recuerda de manera lúcida las misiones que le encomendaron, y que al final contribuyeron a desarmar la Segunda Guerra Mundial. Machón perteneció al 508 Regimiento de Paracaidistas de Infantería de la Armada de Estados Unidos.

Por Mauro Arias

Jun 24, 2019- 11:30

Roberto-Machon-02
El salvadoreño estuvo entre los veteranos que ayudó a destruir los cañones y tanques alemanes con lo que evitaron que la artillería nazi impidiera la invasión de las fuerzas aliadas a Normandía, al noroeste de Francia. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-05
Roberto Machón recuerda con claridad las misiones que le encomendaron, y que al final contribuyeron a desarmar la Segunda Guerra Mundial. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-01
“Nuestra misión era destruir esos cañones; había un indio, que lo busqué (luego) en Arizona, y él nos decía que no necesitábamos ni rifles ni nada, sino quitémosle el respaldo a los cañones, hay que botarles el retroceso, entonces cuando disparaban salía el cañón para atrás y el cañón ya no servía”, relata. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-03
El veterano de la Segunda Guerra Mundial, Roberto Machón, muestra la gorra que le otorgaron las autoridades estadounidenses como una muestra de que estuvo combatiendo en el conflicto mundial. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-04
Haber participado en ese conflicto mundial le valió muchas condecoraciones, entre las que se destacan el Corazón Púrpura y la Estrella de Bronce que le otorgaron por sus destacados servicios en la Segunda Guerra Mundial. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-06
Aunque él dice que las condecoraciones son importantes, lo que más le enorgullece es haber contribuido a que se terminara esa guerra. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-09
La batalla de Dunkerque fue una operación militar ocurrida en Dunkerque, Francia, durante la Segunda Guerra Mundial, que enfrentó a los aliados y a la Alemania nazi. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-010
De su participación en el famoso Día D, Machón recordó que sus dos principales misiones asignadas como paracaidista era destruir los cañones de los alemanes para facilitarles a los barcos a entrar a la costa de Normandía y que las tropas aliadas pudieran desembarcar. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-011
Al terminar esta, regresaron a Nueva York en barco, donde recibieron una grandiosa bienvenida, y él como escolta del general Eisenhower. Foto EDH/ Mauro Arias

Roberto-Machon-07
Roberto Machón luce orgulloso el atuendo de paracaidista que utilizó en la incursión a la zona montañosa donde estaban los cañones alemanes para destruirlos. Foto EDH/ Mauro Arias

Comentar

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad