El ejército mexicano combate el robo de gasolinas desde un Blackhawk

Un helicóptero artillado del ejército mexicano recorre los ductos y refinerías de México para localizar tomas clandestinas donde ladrones roban gasolina que después revenden, un fenómeno que se conoce como “huachicoleo”.

Por AFP/ Pedro PARDO

Feb 06, 2019- 08:00

Combustible México
La explosión en una refinería en el norte de Ciudad de México, en el central estado de Hidalgo, puso en relieve el problema del robo de combustible en México, tras el hecho un helicóptero artillado recorre las principales refinerías. Foto EDH/ Pedro PARDO

Combustible México
En un vuelo rutinario, la aeronave vigila los ductos que llevan a un centro de distribución en la localidad de Azcapotzalco, en el norte de Ciudad de México, y a la refinería de Tula, en el central estado de Hidalgo. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Vista aérea del complejo de la petrolera mexicana PEMEX en Azcapotzalco, en las afueras de la Ciudad de México, mientras los soldados sobrevolaban el área en un helicóptero Blackhawk de la Fuerza Aérea. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Soldados asegurando un colector de combustible en el estado mexicano de Guanajuato, mientras otros militares dan seguridad aérea desde un helicóptero Blackhawk de la Fuerza Aérea. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Equipado con cinco elementos de tripulación el Blackhawk recorre las principales refinerías y así salvaguardar del robo desde el aire. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Desde el aire se coordinan con elementos en tierra que permitan identificar una toma clandestina y, a su vez, evitar riesgos para la población, como esta en estado de Guanajuato. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Complejo petrolero de Pemex en Tula, estado de Hidalgo, México, vista desde el helicóptero Blackhawk de la Fuerza Aérea durante una operación para combatir los toques ilegales en los oleoductos y gasoductos de Pemex. Foto AFP/ Pedro PARDO

Combustible México
Los militares son una parte primordial de la estrategia de López Obrador para combatir el robo a hidrocarburos, un delito que ha aumentado en los últimos años. Foto AFP/ Pedro PARDO

Comentar